Pueblos de España
Pueblos | Fotografías | Mensajes | ¿El mejor pueblo? | El tiempo | Turismo | Clasificados | Usuarios | Países | Hoteles
Población:
    
Andalucía  >  Córdoba  >  LA VICTORIA
LA VICTORIA (Córdoba)
  Información   Mapa   Donde Dormir   Donde Comer   Fotos   Mensajes   Genealogía   El Tiempo   Enlaces   Anuncios   Colaboradores  
¿Quieres reservar un HOTEL en la provincia de Córdoba?
Habitantes: 2.031  Altitud: 262 m.  Gentilicio: Victoreños 
Mapa de LA VICTORIA
Hoy amanece en LA VICTORIA a las 06:40 y anochece a las 19:56
Nº fotos: 52  Nº mensajes: 611  Visitas / día: 122 
Dormir y Comer en:



Información general sobre LA VICTORIA
Situación:

La Victoria es una hermosa villa cordobesa situada en la zona sur de la provincia, a unos 25 km de la capital y a 120 km de Sevilla a través de la Autovía de Andalucía; está enclavada en los límites de lo que podríamos denominar "Campiña Sur Cordobesa".

Desde Córdoba: distancia de 23 km y se accede por la A-4 / E-5 hasta Aldea Quintana y posteriormente coger A-2103 hasta La Victoria

Desde Sevilla: distancia de 123 km y se accede por la A-4 / E-5 hasta Aldea Quintana y posteriormente coger A-2103 hasta La Victoria

Desde Granada: distancia de 160 km y se accede por la A-329; la N-432; la CV-44; la CV-VII; la CP-128; la CP-255; la CP-250 hasta La Victoria

Desde Málaga: distancia de 145 km y se accede por la N-331; A-92; A-44; A-386; CO-731y CP-073 hasta La Victoria

Desde Madrid: distancia de 420 km y se accede por A-4 / E-5 hasta Aldea Quintana y después por la A-2103 hasta La Victoria

Su término municipal comprende una extensión aproximada de 20 km cuadrados, de los cuales la mayoría corresponden a hermosos campos de laboreo con unas vistas que son la envidia de nuestro entorno. La agricultura es la mqyor fuente de riqueza de nuestra localidad y sus campos son variados aunque el mayor cultivo es el olivar, pero también nos encontramos cultivos de secano como el trigo, el girasol, etc, y zonas de regadío ya que pasa por nuestro término municipal el Arroyo Guadalmazán.Son característicos de esta zona las encinas ubicadas en las fincas agrarias de Tocina y Veneguillas, y en las cuales se reunen los victoreños/as anualmente para celebrar la festividad de San Isidro Labrador el día 15 de Mayo.

El término municipal de La Victoria limita al Norte con el de Córdoba y el de La Carlota; al suroeste coon el de La Rambla y al Sureste con el de San Sebastián de los Ballesteros.

La altitud sobre el nivel del mar es de 261 metros.El término municipal consta de un núcleo de población principal pero también con núcleos de población secundarios ubicados en zonas de Aldea Quintana y El Rinconcillo.

A pesar de estar ubicado en zona de Campiña Sur Cordobesa, La Victoria forma parte de la Mancomunidad de Municipios de la Vega del Guadalquivir porque a ella también pertenecen otros municipios limítrofes con los cuales le une históricos lazos de unión culturales, geográficos, etc, como son Guadalcázar y La Carlota.

Ayuntamiento:

Plaza España, s/n.

Monumentos:

- Torre de Don Lucas. Monumento creado por los árabes para protegerse de los posibles ataques que podía haber en la antigua Corduba.

- Existía una calzad romana, de la que se conservan restos, que era la que unía Córdoba con ciudades como Cádiz.

- La Victoria Vieja. Convento en el que vivían los Fraíles de Paula (fundadores de la localidad).

- Iglesia San Pedro de Alcantara.

Fiestas:

-Candelaria (2 de Febrero):

Es costumbre encender las hogueras la noche del 1 al 2. Días antes, los jóvenes suelen salir a recoger leña para encender las hogueras.

-Carnaval (fecha variable):

Es una fiesta muy significativa en La Victoria, particularmente por el protagonismo que tienen las mujeres, tanto a nivel de organización y preparación, como a nivel participativo.

-Judas (fecha variable):

Se celebra en la Pascua de Resurreción. En este día se cuelgan de los balcones muñecos vestidos con ropa vieja que simboliza a Judas y que terminan siendo destrozados por los niños.

-Semana Santa (fecha variable):

Esta es una fiesta religiosa de gran importancia. Siete procesiones desfilan por La Victoria a lo largo de la Semana Santa y posterior.

-Romería de San Isidro (15 de Mayo):

Los vecinos van de Romería a la finca de Tocina, situada cerca de la Torre de Don Lucas, donde se consumen las tradicionales "Tortas de Hogazas". También se realiza un concurso en el que se da premios a las mejores corrozas.

-Feria de San Juan (22 y 24 de Junio):

Incluye multiples actividades deportivas y de ocio. Y por las noches empieza la fiesta en las multiples casetas, tanto para mayores como para jóvenes.

-El Corpus (30 de Mayo):

Se celebra la procesion del Señor que discurre en la localidad por unas calles adornadas y en ellas están representadas todos los estamentos de la población que acompañan al cuerpo de Cristo.

-Semana Cultural (Agosto):

Durante la primera semana de Agosto se realizan varias actividades de ocio, en honor a los emigrantes.

-Fiesta de la Inmaculada Concepción (8 de Diciembre):

Se esteja a la patrna con solemne culto y actividades musicales.

Costumbres:

La noche de San Diego la gente suele salir a poner gachas en algunas cerraduras. Esta es una antigua tradición en la que los novios hacían ésto, para que nadie viera a traves de la cerradura a su prometida.

Historia:

EL TORO DE RIAZA

Desde los tres mil años antes de Jesucristo, se comenzaron a trabajar las grandes piedras y raro es el lugar de nuestra patria que no tenga alguna muestra de aquel primitivo arte. En la provincia de Córdoba y concretamente en nuestra comarca, se han hallado maravillosos ejemplares de esas esculturas, a las que se ha dado en llamar “Arte Ibérico”.

El material utilizado para estas obras ha sido la piedra blanca de grano fino, fácil de labrar, conocida con el nombre de “sepia”.

En octubre de 1.973 apareció uno de estos toros cerca de nuestra villa de la Victoria, dentro de su término municipal, en el sitio conocido por Pozo de Riaza. El descubrimiento de esta pieza arqueológica fue casual y se debió al labrador Fernando Maestre Cuesta y a los operarios Juan Petidier Jiménez y Nicolás Petidier Cuesta, que lo sacaron a la superficie cuando daban fondeo a una finca del primero, con un tractor de gran potencia.

El raro ejemplar está ejecutado en piedra blanca, de la especie dicha, y mide, aproximádamente, metro y cuarto de largo por unos 90 centímetros de alto, incluido el basamento .Aparece echado sobre sus cuatro patas, con la cola arqueada y pegada sobre el lomo.

Sus descubridores lo donaron generosamente al museo arqueológico de Córdoba.

Mucho se ha escrito sobre el significado de estas esculturas .Las más viejas teorías sobre esculturas ibéricas las reducen a trofeos y monumentos conmemorativos. Otros los confunden con hitos termonales entre pueblos vecinos .Otra opinión muy generalizada afirma que se trataba de símbolos protectores de los ganados, riqueza máxima de aquellos pueblos.

Lo que sí podemos afirmar es que tanto los toros como los leones tienen una marcada intención religiosa .Según Schulten, está plenamente comprobado el culto al toro entre los pueblos Íberos .Este profundo sentido religioso hacía poner las esculturas junto a las tumbas privadas y los cementerios, hasta el punto que se puede afirmar a ciencia cierta que allí donde se descubre un toro o una leona, ahondando en la tierra, aparecen enseguida restos incinerados, cerámicas, objetos personales y vasijas, que ellos enterraban siempre unidos al difunto. Los Íberos practicaban la incineración. Quemaban los cadáveres e introducían los huesos calcinados en pequeñas urnas, con armas, alimentos, Los animales puestos a la entrada eran un símbolo de la protección divina sobre los muertos y de la inviolabilidad de los camposantos.

Indudablemente, el lugar en que apareció el Toro de La Victoria debió haber sido, en tiempos ibéricos, un cementerio.

Datos recogidos de Perfiles Victorianos de Francisco Crespín Cuesta.

LA PIEDRA DEL TRUENO.

El Trueno es un paraje de los alrededores de nuestra villa, en el que se levantó el barrio que llevó su nombre. Era éste tan minúsculo que jamás sobrepasó la decena de viviendas y estaba al norte de la población, cerca del lugar donde hoy está el Recinto Ferial.

Se comentaba entre las gentes de la antigüedad, que en cierta ocasión estalló en los cielos un atronador estampido y se vió bajar una bola de fuego, con velocidad vertiginosa, que vino a caer sobre este paraje sobrecogiendo de espanto a los habitantes de estos contornos y prendiendo fuego al pastizal, con lo cual se produjo tan gigantesco incendio que quedó destruida una gran extensión del bosque.

Cuando los naturales se acercaron al lugar donde cayera el sensacional meteorito, causa de gran catástrofe, vieron como sobre el terreno había una gran piedra caliza, de varias toneladas de peso, a la cual dieron el nombre de “piedra del trueno” y de ahí surgió la denominación de Pago del Trueno que se dio a una extensión de terreno que abarca parte del término de esta villa y parte del término de San Sebastián de los Ballesteros, donde estuvo el barrio de los Kamers.

La leyenda de esta piedra del trueno debe ser antiquísima, puesto que los más ancianos de esta villa aseguraban que la noticia de la sensacional aparición de la bola de fuego que descendió sobre esta tierra, les venía transmitida por sus padres y abuelos, los cuales, a su vez, la recibieron de los suyos Verdaderamente, la presencia de la colosal piedra era de tiempo inmemorial. Su forma es alargada, más voluminosa por un extremo que por el opuesto, presentando cuatro caras bastante irregulares, alguna de ellas mostrando diversas hendiduras de variable forma y extensión.

Conociendo, aunque solo sea elementalmente, la formación de los meteoritos y su descendimiento a la tierra, se comprenderá que la explicación que daban nuestros antepasados sobre la presencia de esta piedra, no es nada convincente ,aunque la tradición se empeñó siempre en hacérnosla creer.No hay precedente de que una piedra de tan grandes dimensiones haya descendido del espacio y caído intacta desde la superficie de nuestro planeta .Generalmente las grandes masa rocosas o metalíferas, estallan al penetrar en la atmósfera y, y las que no se desintegran convirtiéndose en gases, caen en forma de pequeños fragmentos, aunque parece que también ha habido grandes aerolitos que han logrado colisionar con nuestro suelo, estallando al hundirse en tierra y produciendo impresionantes cráteres.

Nada de esto ocurrió en nuestra comarca cuando descendió la bola de fuego.La Piedra del Trueno estaba sobre un ribazo donde no había cráteres, ni hundimiento, ni nada que denunciase haberse producido un cataclismo, sino tierras llanas y suaves colinas que, al parecer, jamás fueron torturadas por las fuerzas meteorológicas.

A la vista de la forma y el tamaño de este curioso ejemplar lítico, se nos ocurre pensar si este no será parte de los vestigios prehistóricos que permanecieron largo tiempo sobre nuestro territorio .Hace sólo unos años, no se nos hubiese ocurrido asociar esta roca con los sucesos de nuestra prehistoria; pero hoy, que felizmente ha sido descubierto este Toro Ibérico nos damos cuenta de la oportunísima coincidencia de que la Piedra del Trueno estaba situada exactamente en el punto medio de la línea recta que separa el cerro del Castillejo del lugar en que apareció el curioso ejemplar totémico y que dicha roca debió ser un hito, o menhir, colocado junto al camino que recorrían aquellas gentes para llevar sus muertos al paraje de Riaza, donde les daban sepultura.

Si como creemos esta piedra, por su situación y colocación, formó parte de los ritos funerarios de nuestros antepasados íberos, como hito o señal del camino de los muertos, no es difícil creer que fueran aquellos mismos hombres quienes forjaron la leyenda de su procedencia celeste.

Datos de Perfiles Victorianos de D.Francisco Crespín Cuesta.

Cuando Francisco Crespín escribió este libro la Piedra del trueno estaba desaparecida, luego volvió a aparecer y el verano de 2.004 se volvió a perder pero la hemos vuelto a recuperar.

LA TORRE DE DON LUCAS.

Esta torre fue levantada en la época árabe , no estando bien determinado en que tiempo, aunque , por los indicios obtenidos y las monedas encontradas se supone que ya estaba construida en los tiempos de Alhaquen I. Un dirhem de plata , aparecido cerca de los muros del torreón, cuyos caracteres arábigos fueron traducidos por los señores Castejón y Martínez de Arizala y ocaña Jiménez , fue datado como correspondiente al año 193 de la hégira (808-809 de la Era Cristiana), época del reinado del citado emir.

La fábrica de esta torre está hecha a base de mortero y cal y arena al cual se daba el nombre de cemento, elemento que entraba en muchas construcciones de la época, como muchos de los lienzos de las murallas de Córdoba y otras construcciones militares de los tiempos musulmanes.El motivo de su erección fue asegurar el tránsito por la calzada de Al-Rasif, actual Camino de la Plata, que pasa aporoximádamente a un kilómetro al occidente, y por la calzada de Sacrana, antigua vía romana a Santaella, que pasa por la llamada Cañada del Pozo de la torre, a unos doscientos metros del torreón .Igualmente tenía por objeto custodiar el acceso a las aguas de dicho pozo que, como se ve, está cerca del reducto.

En la reconquista se atribuye su expugnación a los caballeros de la Orden de san Juan de Jerusalén , pasando posteriormente a poder de la iglesia de santa María(Catedral de Córdoba), la cual, con esta y otras heredades, estableció sus famosos beneficios.Después, el cabildo catedralicio vendió la torre, con todo su heredamiento, al Adelantado Mayor de la Frontera, don Alonso Fernández de Montemayor, señor dos Hermanas y Alcaudete, entrando posteriormente en la cas de los rios, mediante el enlace matrimonial de doña Inés de Montemayor, nieta del Adelantado y poseedora de la torre por herencia de su padre, con don Alonso de los Ríos y Bocanegra, octavo señor de Fernán Núñez.

Durante cerca de trescientos años estuvo vinculada esta fortaleza a la familia de los Ríos.Posteriormente, uno de los señoresde Torre de Don Lucas, emparentado con los Venegas y al que no hemos podido documentar, dividió el heredamiento entre sus cuatro hijos correspondiendo la torre a la única hembra de ellos religiosa profesa en el Convento de la Concepción de Córdoba, a cuya casa entregó herencia, como dote.Al pasar esta heredad a dicho convento, éste mandó entronizar la imagen de la Inmaculada en una de las antiguas barbacanas del bastión, convertida para este fin en camarín, donde todavía permanece.

La castrense construcción consta de tres plantas, hechas de dicha mezcla de cal y arena, en cuya composición entraban cantos rodados y guijarros cuarcíferos .Las techumbres son de bóveda circular, sostenida por arcos torales muy resistentes, hechas de adobe tomado con mortero. Las bóvedas primera y segunda, que sustentan el pavimento de las plantas superiores, presentan sendos orificios en su parte central por los que ascendían los moradores, en caso de necesidad, con el auxilio de escalas de cuerda, particularmente en situaciones de asedio o correrías de fuerzas hostiles por estas tierras .Una vez asegurados los moradores en el interior del reducto las escalas eran retiradas y el enemigo hallaba imposibilitada la subida a las plantas altas, exponiéndose a ser asaeteado a través del mismo orificio, o desde las barbacanas y aspilleras de los muros.

Su aspecto es claro exponenente del papel que desempeñó en la antigüedad. Aparte del almenado, del que no quedan vestigios, el resto del edificio está bastante bien conservado. Tiene planta rectangular y miden nueve metros y medio sus lados norte y sur y siete los orientados al este y oeste .El espesor del muro es de metro y medio en su planta inferior, disminuyendo algunos centímetros en la primera y poco más en la segunda. La planta baja no cuenta con más abertura que la entrada, abierta en el muro oriental, y no tiene con las superiores más comunicación que el orificio central de las bóvedas, ya citado. La media tiene dos grandes ventanales, abiertos al sur y al este, que debieron ser antiguas barbacanas, la primera de las cuales sirve hoy de camarín a la virgen y la segunda es la entrada a la planta, a la que se sube por escalera portátil.

La planta alta está dotada de varias saeteras o aspilleras que se abren a cada una de sus cuatro caras y en el muro occidental, arrancando desde la planta media, hay una escalera practicada en el espesor del mismo, que da acceso a la superior.

Esta Torre está situada al noroeste de la villa, dentro de su término municipal, a unos trescientos metros de la carretera comarcal que enlaza las poblaciones de La Victoria, San Sebastián de los ballesteros y La Rambla, con un ramal a Santaella y Puente Genil, y a un kilómetro y medio de la general Madrid-Cádiz.

Como cualquier fortaleza o castillo de la antigüedad tiene también sus leyendas .Una de ellas se refiere a una galería subterránea que según se afirma desde antiguo, comunicaba el reducto con la profundidad del llamado pozo de la Torre, por el cual se aprovisionaban de agua los moradores en caso de peligro, o salían al exterior para atacar a los sitiadores, haciéndoles huir en la creencia de que los cercados recibían refuerzos. Otra leyenda explicaba la costumbre de uno de los señores árabes, que poseyeron el Torreón de enterrar sus riquezas al pie de los álamos del vecino arroyo de la Huerta(paraje del Guadalmazán) en prevención de cualquier circunstancia adversa, con lo cual tendría siempre disponibles los medios necesarios para reorganizar sus fuerzas y recuperar su hacienda si llegase a perderla Y, por fin tenemos la leyenda, transmitida verbalmente por varias generaciones, de que la Virgen se apareció en un ventanal de la torre, en ocasión en que la comarca era azotada por el hambre y las enfermedades .Este prodigio lo situaba el vulgo en el tiempo en que la torre era propiedad del Convento de la Concepción y de su veracidad tenemos motivos para dudar, pues esta imagen ya sabemos que fue colocada allí por las religiosas de dicho convento.

Recientemente, durante el 2005, se han concluido unas obras de conservación y mantenimiento por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en este bien de interés cultural, por cierto la Torre de Don Lucas fue declarada bien de interés Cultural el 22 de Junio de 1.993.

Datos de perfiles Victorianos de Francisco Crespín Cuesta.

Turismo:

-Alojamiento:

Hostal Miranda: Ctra. La Victoria - Aldea Quinta.

Hotel El Pilar: Ctra. La Carlota - Aldea Quintana.

-Lugares de interes:

Torre de Don Lucas (lugar de ofrenda y peregrinción).

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de LA VICTORIA

  Ver política de privacidad