Pueblos de España
Pueblos | Fotografías | Mensajes | ¿El mejor pueblo? | El tiempo | Turismo | Clasificados | Usuarios | Países | Hoteles
   
Población:
   
Andalucía  >  Granada  >  JATAR
JATAR (Granada)
  Información   Mapa   Donde Dormir   Donde Comer   Fotos   Mensajes   Genealogía   El Tiempo   Enlaces   Anuncios   Colaboradores  

 
¿Quieres reservar un HOTEL en la provincia de Granada?
Habitantes: 513  Altitud: 962 m.  Gentilicio: Jatareños 
Mapa de JATAR
Hoy amanece en JATAR a las 08:26 y anochece a las 18:03
Nº fotos: 60  Nº mensajes: 157  Visitas / día: 70 
 
 
Dormir y Comer en:



Información general sobre JATAR
Situación:

Está sito en la comarca de Ahama de Granada, al oeste de la provincia de Granada. Su acceso es bien por Alhama o por Arenas del Rey.

Ayuntamiento:

Játar es una pedanía perteneciente al Ayuntamiento de Arenas del Rey. El pueblo de Játar dejó de ser municipio a principios de la década de los 70, a pesar de ser uno de los pueblos más antiguos de Andalucía.

Su Ayuntamiento pedaneo está situado en la plaza de Cataluña, construida ésta a raíz de los terremotos de 1.884 por constructores catalanes, y de hay su nombre.

Después del terremoto, la Junta de Socorros de Játar (según consta en la carta de agradecimiento a la Universidad de Barcelona por las 5.000 pesetas enviadas) estuvo formada por: Presidente de la Junta, Salvador (Muchat?); Alcalde vocal, Juan Garcia Martín ; Juez Municipal, Juan Garcia; Secretario, Joaquin Gomez. (más datos: Josep Maria Bonet, 933022026)

Monumentos:

Destaca sobre todo la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario, que data del siglo XVI.

Fiestas:

Se celebran en honor a los Patrones San Roque y Nuestra Señora del Rosario, alrededor del 15 de agosto.

Las fiestas de Játar se celebraban antes en el mes de octubre, coincidiendo con el día de la Virgen del Rosario,y así posibilitando que los agricultores, una vez recolectadas sus cosechas se pudieran sumar a la fiesta, pero debido a la gran emigración provocada durante el regimen de Franco los jatareños tuvieron que salir a trabajar fuera, entonces a la mayoría de ellos les daban las vacaciones en el mes de agosto, generando un gran aumento de población en el pueblo, por tanto se decidió el cambio de fechas, y paradojas de la vida, ahora los que disfrutan menos de ellas somos los "jatareños de todo el año" ya que la mayor concentracion de trabajo se produce en estas fechas, pero que le vamos a hacer, todo sea por el turismo.

Costumbres:

La gente suele reunirse a comer chivo en lugares públicos o privados, pero todo viajero eventual siempre es bienvenido.

Historia:

Trágica Navidad de l884.

El día de Navidad de 1884, a las 21: 08 horas, la tierra tembló durante 20 segundos en una gran área de la provincia de Granada y Málaga, con un resultado trágico: 839 muertos, 1.500 heridos, 4.400 casa destruidas y otras 13.000 con daños. La intensidad fue de XI-X y la magnitud de 6,5 en la escala de Ritcher.

Según el Instituto Andaluz de Geofísica, estas fueron las poblaciones más afectadas:

Arenas del Rey fue la más perjudicada; se colapsó el 90% de las casas(135 muertos y 253 heridos); Alhama, donde se colapsó más del 70% de las casas, fue la población con mayor número de víctimas: 463 muertos y 473 heridos); Alcaucín (6 muertos); Albuñuelas( 6 muertos y 30 heridos); Canillas de Aceituno (6 muertos y 35 heridos); JÁTAR (2 muertos y 46 heridos); Jayena (15 muertos); Murchas(se hundió el 90 % de las casas y hubo 9 muertos y 13 heridos); Periana( 44 muertos y 80 heridos); Zafarraya(25 muertos y 75 heridos); y Ventas de Zafarraya (74 muertos y 16 heridos).

Turismo:

Senderos del Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.

Sendero del Lucero o Raspón de los Moriscos.

Trayecto: Lineal.

Longitud: 3 km.

Dificultad: alta.

Tiempo estimado: 3 h.

Con este sendero subiremos a una de las cimas más emblemáticas del parque, el llamado Pico del Lucero ó Raspón de los Moriscos, cuya forma piramidal resalta en la línea de cumbres centrales del Parque siendo visible desde muy al interior de las provincias de Granada y Málaga. Esta ruta es uno de los senderos con mayor tradición montañera en la zona por su itinerario casi alpino que ofrece espectaculares vistas hasta la cumbre.

El recorrido solo puede realizarse a pie siendo imposible efectuarlo con bicicleta de montaña. Es aconsejable llevar agua al no existir fuentes en su recorrido, calzado de montaña y ropa de abrigo, sobre todo en invierno.

El sendero actual es el reflejo de una antigua ruta utilizada para subir a una fortificación militar, hoy semiderruida, situada en el mismo pico del Lucero y empleada por su valor estratégico en su época para la vigilancia y defensa de la zona en la época del " maquis".

El acceso al punto de inicio de la ruta lo realizaremos viniendo desde Fomes ó Arenas del Rey y tomando la entrada principal a la Resinera señalizada con un cartel; es un camino de tierra que tras cruzar el río Cacín llega de inmediato al complejo ele edificaciones de la finca. En este punto podremos solicitar información de la ruta en el Centro de Defensa Forestal de La Resinera.

A partir del complejo de edificaciones tomaremos, la pista forestal de tierra que en dirección Oeste accede al Puerto de Frigiliana. A unos 50 mt de su salida desde La Resinera y en el primer cruce, tomaremos el carril forestal de la derecha que sube hacia el Puerto de Competa; este carril de unos 10 Km no tiene bifurcaciones apreciables y nos lleva por los Llanos de Carbonales hasta la margen izquierda del Río Añales y cara Norte del Cerro del Cenacho, atravesando zonas en proceso de restauración al haber resultado quemadas por incendios. Con posterioridad se entra en una zona donde pervive un bosque claro de pino pinaster en mezcla con extraordinarios ejemplares de sabina y enebro. Después de este bosque el camino discurre por el lecho de una rambla suave que nos lleva al inicio de la ruta, fijado con un cartel de señalización en la margen izquierda del camino junto a un pequeño bosquete de pinar. El tiempo de acceso en vehículo desde la Resinera es de unos 30 minutos.

Comenzamos el ascenso por la falda del cerro denominado "Rajas Negras" subiendo lentamente a media pendiente y contemplando un paisaje dominado por las formaciones geológicas de calizas dolomíticas en descomposición ricas en mármol, que forman agujas y bloques meteorizados sobre los que se instalan distintas especies vegetales especializadas, entre las que podemos observar el pino pinaster negral o resinero que se resinaba hace menos de 15 años para obtención de colofonia y aguarrás en la fábrica de La Resinera constituyendo junto a la madera el principal aprovechamiento de estos montes; el pinar está acompañado por cabinas relícticas, enebros, encina, erinácea, lonicera, aulagas y multitud de especies aromáticas algunas de ellas endémicas y todas adaptadas a las duras condiciones del clima y la falta de suelo. Una mirada hacia el Norte nos permite ver la Loma de las Vacas en la cabecera del río Añales en la que el matorral pirofítico de úlex (especialista en regenerarse después del fuego) nos indica y recuerda los sucesivos incendios que en los últimos 25 años han devastado buena parte de estos parajes excepcionales.

E1 primer descanso después de una media hora de subida lo podemos realizar en el llamado Collado de Los Tropezones en donde nos impresionarán los ejemplares de pino y sabina perfectamente adaptados a la roca sobre la que están instalados. Una observación cuidadosa nos permitirá ver, sobre todo a primeras horas de la mañana ejemplares de cabras montesas muy abundante en la zona, y ciervo este último menos frecuente. Continuamos el sendero hasta alcanzar el llamado Collado de la Perdiz, dejando a nuestra izquierda el espectacular pico con forma cónica del Cerro de la Mota. En esta zona los pinos adoptan la forma de bandera, debido al modelado que sufren sus ramas en función de los vientos dominantes, que literalmente esculpen el follaje del árbol hacia el Sur, eliminándolo en la cara Norte; en el suelo, podemos encontrarnos en zonas próximas al pinar vasijas de barro ó "potes" utilizadas para la resinación. En este punto se abre el primer gran balcón del recorrido divisando gran parte de las provincias de Granada y Málaga con el mar al fondo, así como numerosas zonas de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, como el Cerro del Cenacho, la Solana de Diego, el Cerro de las Chapas y el embalse de los Berrnejales alimentado básicamente por los ríos Añales Cacín y Venta Vicario cuyos nacimientos se encuentran dentro del parque Natural. En la zona son abundantes distintas especies de rapaces cómo, el águila perdicera o la menos frecuente águila real que anida en algunos acantilados rocosos del entorno; el azor también anida en los bosques de pinar más densos próximos a la zona. A la izquierda se despeña el barranco ele los Cácines que en sus tramos más frescos alberga ejemplares de Acer granatense otra de las especies emblemáticas del Parque.

A partir de aquí la subida se hace más di fícil a la vez que aumenta la dureza del paisaje que se torna rocoso y con escasa vegetación casi exclusivamente almohadillada. Los últimos tramos de la subida en zig-zag nos conducen no después de pocas vueltas a la cima del Lucero. Nos sorprenderán las ruinas del antiguo fortín militar y sobre todo el grandioso espectáculo visual que se contempla desde allí. A modo de orientación podremos ver en dirección Sur el Puerto de Frigiliana situado al pie del Lucero, el Cerro de Los Machos, el Salto del Caballo, Cabañeros y Navachica, al Este el Parque Nacional de Sierra Nevada y el Parque Natural de las Sierras de Huetor, al Oeste la Axarquia malagueña y zonas costeras, y hacia el Norte el Cerro de las Chapas y el pico de la Maroma. En días claros se vislumbran las montañas del Rif africano.

Antes de iniciar la bajada (que se realiza por la misma ruta de subida), podernos estampar nuestra firma que atestigua la subida al pico, en el libro depositado en un buzón, siguiendo la tradición alpina montañera, y leer las curiosa citas y anécdotas escritas en el mismo. La bajada se realiza con mayor rapidez, en una hora aproximadamente Es aconsejable una visita posterior a los pueblos de Arenas del Rey, Játar, Fornes ó Jayena donde podemos degustar el famoso "choto de cabrito" y sus quesos ecológicos de cabra.

---------------------------------------------------------------------

Sendero El Robledal – La Maroma

Duración total: 6 horas (ida y venida)

Dificultad: Alta a muy alta

Este camino es uno de los más visitados y de mayor tradición en el ámbito de las sierras Tejeda y Almijara, frecuentado tanto por los visitantes procedentes de Granada como de Málaga.

Se inicia el recorrido en el monte público “El Robledal”, al que se accede por una pista forestal en buenas condiciones desde el restaurante “Los caños de la Alcaicería”, en la carretera de Alhama de Granada a Zafarraya. Aquí se encuentra una adecuación recreativa junto al antiguo cortijo de “El Robledal”, estacionando los vehículos en la zona destinada a aparcamiento. La senda se inicia desde el tramo de pista existente que sube en dirección a “Los barracones”. En este tramo se recorre una plantación artificial mezclada con una masa natural en la que podemos encontrar muchas especies arbóreas, algunas ciertamente singulares, como la Pseudotsuga que raramente se encuentran en los montes de Andalucía. También pueden encontrarse en esta espesura cedros, castaños, rebollos, arces y quejigos. Unos quinientos metros después, es preciso desviarse a la izquierda, tal como indica la señalización atravesando una magnífica muestra de bosque natural regenerado en estos años, donde abundan las encinas, los quejigos, los arces y los robles, llegando a desafiar ya con su porte erguido a los pinos que les dieron protección inicialmente. En estos pinares, encontraremos principalmente pino negral (Pinus pinaster), gran productor de madera, resina y setas (níscalos principalmente). Esta especie va sustituyéndose progresivamente a medida que subimos la ladera por pino salgareño (Pinus nigra) y pino albar (Pinus sylvestris).

La senda como tal, aparece repentinamente cuando dejamos el último tramo de pinar viejo y la pista existente se estrecha apenas sin darnos cuenta. Durante unos quinientos metros, discurre entre pinares y matorral, sin apenas sentirse la pendiente. A medida que nos adentramos en el barranco de los Presillejos, se acentúa la pendiente y se dificulta el paso por la presencia de roca. Se atraviesa una zona de escarpes rocosos de unos trescientos metros de longitud en la que la senda se hace sinuosa y el caminar algo difícil. En estas paredes pueden encontrarse a finales de primavera muchas de las plantas rupícolas características de este conjunto montañoso. Cuando se atraviesa este tramo más difícil, se llega a la divisoria con el barranco contiguo pudiendo hacer aquí un alto y contemplar las panorámicas que se muestran bajo nosotros de las tierras de Alhama y las sierras de Loja y Parapanda. Hacia arriba, la Peña del Sol se muestra como una aguja rocosa de perfil un tanto redondeado que será nuestra guía en el ascenso. El pico Maroma, no estará nunca a nuestra vista desde aquí.

A una hora de camino, llegamos a un tramo nuevamente plano situado en la divisoria de ambos barrancos. A la izquierda se nos muestran unas asombrosas paredes rocosas por las que se descuelgan algunos arroyos. Son las conocidas como “Chorreras de las Vacas”. Aquí la senda de ascenso se cruza con otras que recorren estas laderas y podemos confundirnos si no se presta atención. Nuestro camino sigue buscando el pico que corona el barranco de los Presillejos, por el que iniciamos la subida. En esta zona, domina ya el pino albar o silvestre, con magníficos ejemplares. También son frecuentes ya los arces y mostajos (Sorbus aria), que en otoño muestran una magnífica combinación de colores en el follaje.

Cuando la pared rocosa que se nos presenta a nuestra izquierda parece abrumarnos por su masividad y prominencia, estamos ya en el conocido “Salto del Caballo”. Estamos aquí atravesando un magnífico bosque de alta montaña en el que además del pino salgareño y el pino albar, encontramos arces, mostajos, rosales, cornicabras, tejos, madreselva arbórea, durillo dulce (Cotoneaster granatensis), guillomo o durillo (Amelanchier ovalis) y empiezan a ser frecuentes las especies del matorral espinoso de alta montaña.

En esta zona está la mayor concentración de tejos de todo el macizo montañoso, y probablemente de toda Andalucía. La senda se asienta sobre sustrato rocoso y serpentea nuevamente para coronar el barranco, llegando al llamado “Puerto de las Loberas”. Aquí se encuentran los “hoyos de Tacita de plata”, donde encontramos una magnífica representación del matorral almohadillado espinoso característico de las cumbres y dominado por piornos de varias especies. La subida deja a un lado la senda que marca el terreno y atravesando estos hoyos por una u otra margen, se llega a la divisoria de aguas del macizo montañoso y que sirve como definición física del limite provincial entre Málaga y Granada.

Siguiendo esta misma divisoria, se llega en unos veinte minutos al pico Maroma, definido por el vértice geodésico. Las vistas que se divisan desde aquí son las más elevadas de Andalucía Occidental. La senda enlaza con los recorridos que llegan hasta Canillas de Aceituno o Alcaucín.

Recomendaciones: Este recorrido está desaconsejado en invierno con nieve o con riesgo de niebla. Tampoco es recomendable en verano por las altas temperaturas y el riesgo de incendio forestal, dadas las características del barranco y la vegetación existente.

Antonio Pulido Pastor. Sierras Tejeda y Almijara.

---------------------------------------------------------------------

Se alquila vivivienda turística en alojamiento rural céntrica, económica y recientemente rehabilitada; precio y plazos a convenir.

DIRECCIÓN => C/Agua 15,18127 Játar, Granada, España.

TELÉFONO => 660 879 263.

También se venden productos ecológicos y se organizan excursiones de senderismo.

---------------------------------------------------------------------

Un misterio muy natural. LA CUEVA DE LINAREJO. (Antonio Arenas Maestre. Fuente: Alhama Comarcal).

En la comarca de Alhama muy pocos saben que cuando llueve copiosamente la cueva de Linarejo lanzará su tremendo estampido poco antes de que brote de las entrañas de la tierra un potente chorro de agua. Sólo los habitantes de los Ríos, especialmente de Fornes, Játar y Arenas del Rey, en cuyo término municipal se encuentra esta gruta, esperan se repita este misterio de la Naturaleza que se produce unas pocas veces al año y que sólo perdura por espacio de unas horas. La última vez fue el pasado Domingo y de seguir la abundante pluviosidad de estos días el fugaz espectáculo podría repetirse.

La cueva de Linarejo, cual reptil de sangre fría sufre durante gran parte del año un prolongado letargo. Sin embargo, cuando la lluvia cae abundantemente sobre la ladera cárstica de la montaña, ésta cobra vida. Entonces un ruido estremecedor anuncia la inusitada fuerza de un chorro de agua que en ocasiones alcanza la bóveda de la gruta. Agua que después se desparrama por la ladera, cubriendo con su lechoso manto las enormes rocas para perderse entre zarzales, mimbres y álamos.

Así lo cuentan los vecinos de la zona " en cualquier momento tras una intensa lluvia se escucha un gran ruido, más fuerte cuanto más alejado se esté de la gruta y a continuación brota de las profundidades de la tierra un gran chorro de agua de más de dos metros de altura". Al parecer antes del desprendimiento del techo de la cueva sobre el agujero por el que sale el agua llegaba a alcanzar una mayor altura.

Así volvió a ocurrir en la madrugada del Domingo, 24 de Diciembre. El pluviómetro de Miguel Navas, alcalde de Játar contabilizó en la víspera hasta 66,7 litros por metro cuadrado. Por ello, los vecinos sabían que esa noche o de madrugada volvería a manar la cueva de Linarejo. Antes, dos o tres estrépitos anunciaron la brusca salida del agua. " En ocasiones este ruido es tan fuerte que puede oírse en toda la comarca de Alhama, El Temple, e incluso, en la Vega de Granada"- afirman.

Luego durante varios días, si la lluvia disminuye el caudal de agua también se va haciendo cada vez más pequeño hasta llegar a desaparecer. Conscientes de ello numerosos curiosos no dejan de acudir al lugar para contemplar este fugaz espectáculo. Un vecino nos explicó que " cuando llueve mucho el venero no da abasto y el agua se acumula hasta que tiene que salir por arriba. Ocurre lo mismo que cuando se corta el agua en la casa que, al abrir el grifo sale con mucha fuerza, como a borbotones. Eso es lo que sucede en el interior de la cueva. Se escucha dos o tres veces hasta que sale el agua. Después durante un par de días continúa saliendo cada vez con menos fuerza hasta que sólo sale por la parte más baja".

Terreno cárstico.

La cueva de Linarejo está situada a unos 4 kilómetros de Játar, en el camino de Cómpeta, siendo uno de los nacimientos del río Añales que lleva sus aguas al Pantano de los Bermejales. Para verla con toda su fuerza y atractivo natural hay que acercarse al lugar cuando todavía está lloviendo. Anunciadora de grandes temporales últimamente ha brotado en el mes de Octubre de 1999, en que llegaron a caer en Játar hasta 270 litros por metro cuadrado, así como el 2 de Abril (70,2 l) y el 15 de Abril de este año (64,6 l). La última vez fue el pasado Martes aunque tal como está la meteorología es posible que se repita de nuevo antes de la entrada del próximo año. Este fenómeno también se produce en otro lugar de la comarca de Alhama, concretamente en la zona del Robledal donde existe una fuente resurgente denominada " El Bujero" por la que sale el agua en las fechas de mucha lluvia.

Fuentes resurgentes.

La carstificación es una forma de erosión muy conocida en todas partes. Se produce exclusivamente sobre rocas calcáreas. El agente modelador es el agua cargada de dióxido de carbono. El agua se filtra a través de las rocas aprovechando las hendiduras y las grietas del terreno. Cuando disuelve las calcáreas, puede formar galerías verticales - las simas- y también horizontales, crea entonces, dentro del macizo calcáreo, una importante, y a veces muy complicada, red de galerías, que con el tiempo llegan a formar las grutas y las cavernas.

El agua va continuando su tarea al disolver la cal y forma ríos y lagos subterráneos hasta que encuentra una capa impermeable que no la dejará seguir con el modelado cárstico. En ocasiones, el agua vuelve a brotar al exterior y da lugar a las fuentes resurgentes.

Fotos: Interior de la cueva Linarejo, en Játar (Granada)

---------------------------------------------------------------------

Localidad: Alhama de Granada.

Fecha: Enero 2003.

Foto/s: A. A.

Autor: Antonio Arenas Maestre.

Antonio Trescastro, micólogo. (JÁTAR)

"No tenemos constancia de setas liofilizadas para su exposición en otras partes del mundo"

El jatareño Antonio Trescastro es un micólogo aficionado que forma parte del equipo de mantenimiento de la estación experimental en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) del Zaidín. Desde la infancia se ha sentido atraído por el mundo de las setas pero ha sido en los últimos años cuando ha podido desarrollar esta afición que le ha llevado a inventar, en colaboración con dos profesores, un sistema mediante liofilización que permite su exposición durante todo el año ya que conservan su forma y color. Su colección ha podido ser contemplada en la Facultad de Farmacia, en la III semana micológica de Jayena y Fornes y en la estación del Zaidín.

- ¿Cuántos ejemplares de setas liofilizadas se han presentado en la III semana micológica de Fornes y Jayena?

- Unos sesenta ejemplares que he encontrado en esta zona con unos compañeros, excepto dos, la rusula cionosanta y la amanita cesárea que viene de Ronda. Éste ha sido un mal año de setas pues la temporada pasada llegué a reunir 130 ejemplares distintos que pudieron contemplarse en la Facultad de Farmacia y de Ciencias.

- ¿En qué consiste el proceso de liofilización?

- Con la liofilizadora, máquina que trabaja a muy bajas temperaturas, unos - 50 ºC, congelamos las setas y después les provocamos un alto vacío. Así, mientras las setas están congeladas se les va extrayendo el agua, manteniendo la estructura y el color.

-¿Se trata de un proceso novedoso?

- En efecto, se nos ocurrió por primera vez en la estación experimental del Zaidín, y no tenemos constancia de que se hayan conservado setas liofilizadas para su conservación y exposición en otras partes del mundo.

- ¿Quién ha colaborado con usted?

- El investigador de Bioquímica Vegetal del CSIC, don Julio López Gorgé; el profesor, don Ángel Iriarte Mayo y mi compañero de mantenimiento, Antonio Tirado.

- Al parecer desean completar este experimento...

- Así es, queremos introducir las setas liofilizadas en metrocrilato o resina para comprobar que mantienen la estructura sin afectar a las características de la especie.

- ¿Cuáles son los ejemplares más curiosos de esta colección?

- Quizás la alucinógena, amanita muscaria, la rusula fionosanta, el ginopilus espectabilis o seta de la risa y la macrolepiota proceda que es comestible pero que curiosamente no se consume en la zona de los Ríos, donde tradicionalmente sólo se recogen los negritos (helvella locupus), la seta de chopo (Pholiota mutabilis) y la de cardo (pleurutus eryngii). Ahora con jornadas como las de Fornes y Jayena la gente va conociendo otras especies como el boletus aéreo que abunda y es comestible.

- ¿Dónde irán estos ejemplares?

- Queremos realizar una exposición permanente en la estación experimental del Zaidín con la intención de ir aumentándola cada temporada.

- ¿Qué recomendaciones puede ofrecer a los buscadores de setas aficionados?

- Hay que concienciarles que no lleven bolsas de plásticos, coger sólo las que conocen, y si se tiene alguna duda dejarlas en el campo, sin destruirlas.

---------------------------------------------------------------------

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de JATAR




  Ver política de privacidad