Pueblos de España
Pueblos | Fotografías | Mensajes | ¿El mejor pueblo? | El tiempo | Turismo | Clasificados | Usuarios | Países | Hoteles
Población:
    
Andalucía  >  Jaén  >  ALCALA LA REAL
ALCALA LA REAL (Jaén)
  Información   Mapa   Donde Dormir   Donde Comer   Fotos   Mensajes   Genealogía   El Tiempo   Enlaces   Anuncios   Colaboradores  
¿Quieres reservar un HOTEL en la provincia de Jaén?
Habitantes: 22.758  Altitud: 930 m.  Gentilicio: Alcalaínos 
Mapa de ALCALA LA REAL
Hoy amanece en ALCALA LA REAL a las 06:29 y anochece a las 19:58
Nº fotos: 59  Nº mensajes: 125  Visitas / día: 121 
Cambio piso
Dormir y Comer en:



Información general sobre ALCALA LA REAL
Situación:

Gran municipio de la comarca de Sierra Sur situado en el extremo sur provincial y que es centro de influencia de los municipios limítrofes; adscribiéndose además a Alcalá La Real 14 pequeñas aldeas.

Es eminentemente agrícola, ya que los afloramientos rocosos son minoritarios. El olivar y su industria transformadora es la actividad económica principal, complementada con la ganadería, principalmente caprina, y el cultivo del cerezo, en el sector agrario. Los derivados plásticos de fibra y films, la artesanía y los transformados metálicos son también actividades de importancia.

Monumentos:

FORTALEZA DE LA MOTA

Está enclavada en la cumbre del Cerro de la Mota, a 1033 metros de altitud, alzándose majestuosa sobre el actual poblamiento de la ciudad. Aunque se han encontrado restos arqueológicos que atestiguan la presencia del hombre desde la prehistoria, será en el siglo VII, en época musulmana, cuando se fortifique la ciudad, alcanzando el máximo esplendor en el siglo XI, bajo la autoridad de la familia Banu Said. Se están llevando a cabo importantes obras de rehabilitación de este conjunto monumental.

IGLESIA DE SANTA MARÍA LA MAYOR

Construida en el interior de la Fortaleza de la Mota, como sede de la Abadía de Patronato Real, fundada por Alfonso XI en 1341. La iglesia actual fue levantada entre 1530 y 1627, aunque el chapitel de la torre sería remodelado posteriormente. La invasión francesa, en 1810, es la causa principal de su mal estado. Actualmente se están realizando excavaciones encaminadas a averiguar las distintas funciones de este espacio en el devenir histórico.

RESTOS DE LA IGLESIA DE SANTO DOMINGO

Mandada construir por Alfonso XI, tras la conquista de la ciudad en 1341, bajo la Advocación de Santo Domingo de Silos, copatrono de Alcalá la Real. Situada en el Arrabal Viejo de la fortaleza medieval, se asienta sobre el solar de una antigua mezquita, reutilizándose el minarete como torre de la iglesia.

IGLESIA DE SAN JUAN BAUTISTA

Siglos XVI y XVII. Alberga la imagen del Cristo de la Salud y el museo de San Juan.

IGLESIA DE CONSOLACIÓN

Alberga la imagen de la Virgen de las Mercedes, patrona de la ciudad. También se la conoce con el nombre de Santa María la Mayor, ya que fue la nueva sede de la Abadía de la Mota. De planta de cruz latina, inscrita en un rectángulo, se construye entre los siglos XVI y XVIII. Destaca la ornamentación barroca del retablo mayor.

IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS

Comenzadas las obras en 1746 no se terminaría hasta el siglo XIX. Cuenta con elementos neoclásicos y barrocos. Destaca su original bóveda. Obra de Ventura Rodríguez.

IGLESIA DE SAN ANTÓN

Siglo XVIII. Con estructura neoclásica y ornamentación barroca. De original planta elíptica.

PALACIO ABACIAL

Construido en 1781, con elementos neoclásicos y barrocos, por el Abad Don Esteban de Mendoza y Gatica, cuyo escudo vemos en la portada, sobre el gran balcón central.

IGLESIA DE SANTA ANA

Siglos XV y XVI. Situada en la Aldea de Santa Ana, a 4 kilómetros de Alcalá, comenzó siendo una ermita extramuros de la ciudad, a finales del siglo XV. Alberga la imagen de Santa Ana, patrona de Alcalá hasta el siglo XVIII en el que se cambiaría por la Virgen de las Mercedes.

CONVENTO DE SAN JOSÉ DE LOS CAPUCHINOS

Construido en el siglo XVII, sería desamortizado en 1835, convirtiéndose en vivienda particular. En su origen contaba con la fachada renacentista que fue sustituida por una artística escalinata y unos amplios ventanales.

CONVENTO DE LAS MADRES TRINITARIAS

Casa palacio del siglo XVIII, de estilo neoclásico. Su más preciado tesoro es el "Niño del Coro", pequeña imagen de un niño Jesús que, según la leyenda, se apareció a una monja cuando rezaba en el coro.

ERMITA DE LA CORONADA

Mandada construir por Alfonso XI, en 1341, año de la reconquista de Alcalá, quien donó la imagen de la Coronada, la más antigua que se conserva en Alcalá. La factura actual de la ermita es de 1926.

IGLESIA DE SAN MARCOS

Preciosa iglesia renacentista, alberga la imagen de la Virgen de la Cabeza.

CONVENTO DOMINICO DE LA ENCARNACIÓN

Edificado sobre el antiguo hospital "Del Dulce nombre de Jesús", se iniciarían unas obras a partir de 1630 que le confieren el aspecto actual.

YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS

Fortaleza de la Mota, siglo XIV. En fase de excavación y rehabilitación.

URBANISMO

Plaza del Arcipreste de Hita, con el Ayuntamiento y las Casas de Enfrente, concebidas como alhóndiga y pescadería y hoy con uso comercial y residencial.

Ayuntamiento, siglo XVIII.

Reloj Lunar, en la torre del Ayuntamiento. Construido por Fernando de Tapia.

Calle Real, que desciende desde la Fortaleza hasta encontrarse con el llano. Sus casas son una muestra del pasado floreciente de Alcalá. En el entorno destaca por su interés, el Compás de Consolación y La Fuente de la Mora.

Fuente del Pilar de los Álamos. Diseñada por Jacobo Florentino. En el que aparece el escudo de la ciudad, con la leyenda: “Llave, guarda y defendimiento de los reinos de Castilla”.

Barrio de las Cruces. Situado en la ladera del Cerro de las Cruces, frente al Cerro de la Mota, recibe el nombre del Viacrucis que desde el Juego de Pelota ascendía hasta la ermita de Fátima, incomparable mirador desde el que admirar Alcalá y su fortaleza.

Otros miradores como San Marcos y La Verónica ofrecen unas impresionantes vistas panorámicas de Alcalá.

Fiestas:

FERIAS Y FIESTAS DE SAN ANTONIO (11/06)

Se celebran durante la primera quincena del mes de junio con actos religiosos en honor al santo, competiciones deportivas, actuaciones musicales y verbenas populares.

FIESTA DE LA CANDELARIA (2/02)

El día 2 de febrero, se procesiona la imagen de la Virgen de la Candelaria a la que acompañan una pareja de palomas y una espectacular tarta que tras el recorrido se reparte entre los participantes. Es costumbre, en la víspera, levantar hogueras en los barrios más típicos de la localidad.

DÍA DE SAN JOSÉ (18/03)

La víspera de la festividad de san José, se encienden hogueras alrededor de las ermitas del barrio antiguo donde la música la ponen las bandas de tambores y cornetas que recorren las distintas fogatas.

SEMANA SANTA

En Alcalá la Real, se vive la mañana del Viernes Santo de forma diferente. Personajes como el buen y el mal ladrón, disfrazados con capirotes, o los sayones se encargan de escenificar la pasión de Cristo. En las calles de esta ciudad, en las que aún puede respirarse la presencia musulmana, se desarrollan los pregones (su precedente está en los autos sacramentales que en el barroco servían para edificar al pueblo) donde la mímica y los "rostrillos" diferencian a los personajes. Desde 1999, es fiesta de interés turístico andaluz.

FIESTA DE SAN JUAN (23/06)

El fuego y la magia se unen en Alcalá la Real cuando una bruja de trapo desciende del campanario de la iglesia de San Juan para ser quemada en la hoguera levantada delante de la puerta del templo.

FIESTAS PATRONALES EN HONOR DE NUESTRA SEÑORA DE LAS MERCEDES (14/08)

El origen de la devoción a Nuestra Señora de las Mercedes, coPatrona de Alcalá la Real, data de cuando apareció ésta en Montillana (Granada). Sus fiestas conmemoran la reconquista de la ciudad y se celebran en los días anteriores y posteriores al 15 de agosto con actuaciones musicales, competiciones deportivas y verbenas populares.

FERIA Y FIESTAS EN HONOR DE SAN MATEO (21/09)

Durante la segunda quincena del mes de septiembre, se celebra la Feria Real de San Mateo cuyo origen es una antigua feria de ganado. Con gran aceptación por parte de los habitantes de localidades vecinas, se desarrollan competiciones deportivas, concursos infantiles y juveniles, actuaciones musicales y animadas verbenas.

Costumbres:

Gastronomía:

- Embutidos (morcilla, chorizo, jamón). Lomo de orza que se conseva en aceite de oliva. Pollo a la secretaria. Relleno (exquisito manjar elaborado con una masa de carne, huevo y miga de pan, que se hierve en el cuajar del cerdo).

- Dulces => Magdalenas. Roscos de vino. Rosquillas de aguardiente. Pastas de manteca. Turrón de almendra.

- Vinos y licores => Vino del terreno. Licor de membrillo. Arresoli (licor casero realizado con café y aguardiente).

Historia:

La llave es uno de los motivos que figuran en el escudo de Alcalá la Real, una clara referencia al papel que la fabulosa elevación de La Mota ha conferido a la ciudad. El valor estratégico de su ubicación -puerta entre el valle del Guadalquivir y la vega granadina- ha sido aprovechado desde tiempos remotos. Los primeros vestigios de la presencia humana datan del Neolítico, en el III milenio a C.

De época romana son los restos localizados en La Tejuela, entre ellos, una muy destacable estatua de Hércules (Museo Arqueológico Nacional).

Las ventajas del enclave fueron aprovechadas al máximo en época islámica en la que Alcalá se convirtió en una importante ciudad fortificada de Al Andalus. Cambió varias veces de nombre, dependiendo del grupo étnico que la gobernase, pero siempre precedía la voz árabe de Qal'at, que denomina a una población fortificada. Qal`at Astalir y Qal`at Yahsub, son los dos primeros nombres con los que aparece citada en las fuentes, el último es el de Qal`at Banu Said, clan impulsor de la cultura alcalaína y del que destacaron varios miembros en la literatura y la política. Además de esta fortaleza, un gran número de atalayas (de las que se conservan unas quince) completaban la estructura defensiva.

Desde su primera ocupación por Alfonso VIII en 1213, se sucedieron las luchas entre granadinos y castellanos por el dominio de esta plaza que también fue conquistada por Fernando III y por Alfonso X, y otras tantas veces perdida. La toma definitiva fue en 1340 y dejó a Alfonso XI en puertas del Reino de Granada. (Siglo y medio después, los Reyes Católicos partieron de aquí para la conquista de la capital nazarí)

No es de extrañar, por tanto, que se convirtiera el lugar en un importante baluarte cristiano, tanto que tras la conquista se fundó una Abadía de Patronato Real, con singulares privilegios. La ciudad gozaba de estatuto especial y, sus vecinos, de cartas y fueros con privilegios y exenciones de tributos. El deseo expreso del monarca hizo que la por entonces Alcalá de Benzayde cambiase de nombre por última vez y se llamara Alcalá la Real.

Los principios políticos, sociales e ideológicos de la cristianización no sólo transformaron el nombre, sino también la fisonomía de la ciudad, tanto sus espacios como sus edificios. Se ampliaron las estructuras defensivas y se erigió la iglesia de Santo Domingo de Silos, patrono de la ciudad, en el arrabal viejo. Al tiempo, comenzó la construcción del principal símbolo político y religioso de la nueva ciudad cristiana: sobre los cimientos de la antigua medina, se levantó la Abadía.

Tras la conquista de Granada en 1492, la ciudad entró en una etapa de apogeo y esplendor. El rápido aumento de la población hizo que las casas desbordaran los límites de la ciudadela y la ciudad se expandiera faldas abajo de la Mota, un proceso que continuó en los siglos siguientes hasta el abandono total del monte.

El otro proceso histórico que ha dejado huella perceptible en la actual Alcalá es el auge económico de principios de este siglo. La burguesía emergente de la época hizo construir un buen número de edificios historicistas, profusamente adornados, en la Carrera de las Mercedes.

En la galería de alcalaínos ilustres sobresalen nombres como los de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, nacido aquí de padres cautivos por los musulmanes, artistas como Pedro de Rojas o el imaginero Martínez Montañés.

Alcalá la Real fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1967.

Durante la Edad Media estuvo bajo dominación musulmana y fue conquistada definitivamente por el rey Alfonso XI quien le concede el título de Real que lleva en su nombre y funda una abadía de jurisdicción propia. En 1432, Juan II le concede el título de ciudad. El rey Enrique IV le da el título de noble y leal y los Reyes Católicos le conceden el de guarda y defensa de los reinos de Castilla. Finalizada la reconquista del reino de Granada los alcalaínos dejarán atrás la seguridad de las murallas de la fortaleza, que se irá paulatinamente despoblando, ocupando la ladera oriental del Cerro de la Mota hasta llegar al llano y ascender por el Cerro de Las Cruces, situado frente al primero, y separados por el Llanillo, nombre que hace referencia a la topografía del terreno: un llano situado entre dos cerros. La ocupación de la ciudad fortaleza, en 1810, durante la invasión francesa, y la posterior retirada de las tropas, dejando este territorio a merced de las llamas de un incendio, unido a la desaparición de la Abadía a mediados del siglo XIX, sumirá a este entorno en un deterioro acelerado. Desde hace unos años se están llevando a cabo unas importantes labores de rehabilitación de este espacio monumental.

Turismo:

El viajero encontrará múltiples caminos rurales por donde sentir a pleno pulmón el aire limpio de Alcalá, su tranquilidad y la cordialidad de sus gentes. A pie o en bicicleta podrá descubrir en cada una de las aldeas algo que despierte su sensibilidad: una ermita, una atalaya, restos arqueológicos, paisajes impresionantes, antiguos baños, buena gastronomía, una alameda o una gran encina donde hacer un alto en el camino, echar una buena siesta o donde poder acampar en pleno contacto con la naturaleza.

Son de especial interés paisajístico lugares como la Hoya de Charilla, el Robledo, la Fuente del Rey, las Riberas del Río Velillos, Mures, Ermita Nueva o Villalobos.

Geológicamente destacan "La Gineta" y la "Virgen del Camello" en Ermita Nueva, Los Llanos, las Peñas de Majalcorón y la Pedriza.

Todas las aldeas poseen una magnífica gastronomía, destacando especialmente las de Ribera Alta, Santa ana y Charilla. Tu único problema será escoger entre unos buenos jarretes, un plato de cachorreñas, choto en salsa de almendra, los buenos productos de la matanza o un buen queso fresco de cabra, todo ello remojado con buen vino del terreno.

Desde cualquiera de sus sencillas aldeas podrás divisar unas excelentes panorámicas del Castillo de la Mota o alguna de sus atalayas.

Te invitamos a emprender sugestivas rutas.

!Viajero, no te lo pienses! ¡Coge tu mochila y ven a descubrir esta tierra palmo a palmo!

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de ALCALA LA REAL

  Ver política de privacidad