Pueblos de España
Pueblos | Fotografías | Mensajes | ¿El mejor pueblo? | El tiempo | Turismo | Clasificados | Usuarios | Países | Hoteles
Población:
    
Islas Canarias  >  Las Palmas  >  FONTANALES
FONTANALES (Las Palmas)
  Información   Mapa   Donde Dormir   Donde Comer   Fotos   Mensajes   Genealogía   El Tiempo   Enlaces   Anuncios   Colaboradores  
¿Quieres reservar un HOTEL en la provincia de Las Palmas?
Habitantes: 312  Altitud: 1.000 m.  Gentilicio: Fontanalenses 
Mapa de FONTANALES
Hoy amanece en FONTANALES a las 07:50 y anochece a las 20:00
Nº fotos: 12  Nº mensajes: 2  Visitas / día: 26 
Dormir y Comer en:
 
Preguntón



Información general sobre FONTANALES
Situación:

Fontanales es un pueblo situado en el norte de Gran Canaria, en las medianías del municipio de Moya, a once kilómetros de la Villa capital y 40 de Las Palmas de Gran Canaria.

Ayuntamiento:

El municipio de Moya, al que pertenece al pueblo de Fontanales, abarca desde la costa de Lairaga (Los Roques, Pagador) hasta el Monte de los Moriscos, a 1800 metros de altura.

Monumentos:

Fontanales surgió como localidad rural y fue fundado por Juan Mateo Trujillo, un terrateniente que tenía posesiones en Arucas, Teror, Firgas y Moya, concretamente en Fontanales, donde tenía 400 fanegadas de tierras labradías. Juan Mateo Trujillo fue el que mandó construir la primera ermita de Fontanales, dedicada al apóstol San Bartolomé. Fue levantada alrededor de 1635. Uno de los capellanes de esta antigua ermita de San Bartolomé fue Domingo Oramas, que había nacido en Arucas y que se supone, por su apellido que era descendiente del valeroso Doramas. Esta ermita no está destinada al culto hoy en día sino a centro de actividades culturales. La partoquia de Fontanales fue creada el 1 de octubre de 1915. El párroco don Juan Díaz Rodríguez tomó la iniciativa de construir otro nuevo templo, que fue inaugurado el 18 de agosto de 1974. En esta iglesia se guarda una talla de San Bartolomé, obra del imaginero guiense José Luján Pérez, del que se dice que hizo en la vieja ermita su primera Comunión. También se encuentra un mural del arquitecto técnico y pintor Victorio Rodríguez Cabrera, que representa el bautismo de Jesús en el río Jordán. Fontanales se encuentra en un espacio protegido y resalta por sus fértiles y hermosos valles, sus verdes paisajes y lugares interesantes desde el punto de vista geológico, mostrando el origen volcánico de su entorno. Una de las más atractivas panorámicas del municipio de Moya, y de parte de la vertiente norte de Gran Canaria, puede admirarse desde el Mirador de los Pinos. Delante mismo del mirador está un cráter, y en sus laderas, en la parte perteneciente al municipio de Moya se encuentra el pino más grueso y quizás más longevo de Canarias. Otro lugar de interés es el llamado Montañón Negro, formado por picón volcánico, que da comienzo a una río de lava al que llaman Malpaís. En los montes cercanos a Fontanales crecen pinos, castañeros, nogales y numerosas plantas endémicas. Otros lugares de interés pertenecientes a la parroquia de San Bartolomé de Fontanales son el Jardín de Corv, Aguas de Fontanales, Barranco del Laurel, Barranco del Pinar, El Tablero, la Jurada, Las Hoyas del Cavadero, Las Hayas, Lomo Rivero, La Sorrueda, El Brezal, Las Majadillas, Lomo del Marco, Cuevas Blancas, Lomo del Peñón, Barranco Oscuro, etc. Son caseríos que surgieron en torno a terrenos de cultivo.

Fiestas:

En Fontanales existen dos fiestas principales, la del patrón San Bartolomé, el día 24 de agosto, y la de la Virgen del Carmen, en el mes de julio. La primera se celebra en este pueblo desde el siglo 17 y ha atraído siempre a numerosos romeros, procedentes de diversas partes de la isla, pero especialmente del barrio de La Isleta de Las Palmas de Gran Canaria. Las fiestas de San Bartolomé se caracterizan por sus numerosos actos recreativos culturales y religiosos. Son famosas también sus verbenas, especialmente la de la víspera, el 23 de agosto. Es importante también la gran feria de ganado que se celebre el mismo día del Santo, así como la ofrenda a San Bartolomé, a la que acuden los barrios más importantes de la parroquia. En Fontanales se organiza también la llamada Fiesta de los Vecinos, en honor de San Bartolomé por haber impedido, al invocarle, que una plaga de langosta africana destruyera las cosechas. Es una promesa que cada año se cumple en la primavera.

Costumbres:

Fontanales se ha ido despoblando con el tiempo. Era un pueblo eminentemente agrícola y ganadero. Se cultivan todavía papas, millo, cereales, hortalizas y frutas. Sus quesos son de muy buena calidad.
La gente de Fontanales era muy solidaria y se ayudaban unos a otros. Entre las costumbres que se han ido perdiendo estaban las matanzas de cochino, a las que acudía mucha gente; o la deshojadas, o desgranadas.
Existían algunas rondallas o grupos de teatro que luego iban por otras localidades. En su sociedad recreativa que se llamaba Unión y Progreso se celebraban afamados bailes a los que asistían jóvenes de los pueblos y barrios colindantes. El Carnaval está resurgiendo de nuevo y se celebran bailes durante esas fechas.

Historia:

La historia de Fontanales está ligada a la agricultura y la ganadería. Existían grandes predios, pero con el tiempo fueron repartiéndose cada vez más. Todavía quedan algunas de esas grandes fincas, aunque escasamente explotadas, como es el cortijo de las Hoyas, cuyo propietario es don Juan Pérez Milián. En su tiempo perteneció a la madre del poeta moyense Tomás Morales Castellano. El solía disfrutar allí de sus vacaciones y el paisaje le inspiraba bastante. Tiene uno de sus poemas dedicado a esta finca que él tituló "Cortijo de Pedrales". Fontanales llegó a alcanzar los 3.000n habitantes, pero se produjo luego una importante emigración, primero a Cuba, y después a diferentes puntos de la isla. La actividad agropecuaria descendió bastante, aunque todavía persiste en menor escala, y se diversificaron las actividades de muchos de sus habitantes. Existen afamados carpinteros, que son solicitados desde otros puntos de Gran Canaria y entre la población joven muchos han estudiado carreras universitarias. Ha habido también un buen vivero de sacerdotes, entre los que se encuentran: Sinforiano Suárez, Bartolomé Hernández, Juan Díaz Rodríguez, Pedro Castellano Molina, Manuel Díaz Luján, Higinio J. Hernández Almeida, Luis Rodríguez Cabrera, Alfredo Rodríguez García, Pedro J. Pérez Rodríguez y Roberto Rivero García. En Fontanales ha habido también personas que han sido relevantes en otras profesiones. Por ejemplo, Luis Ramón Balbuena Castellano, que es catedrático de Matemáticas. Ha impartido clases en la Universidad de La Laguna (Tenerife) y ha sido director del Instituto de Tejina y profesor de otros centros de la ciudad lagunera. Fue también uno de los fundadores de la Sociedad Canaria "Isaac Newton" de Profesores de Matemáticas, que después sirvió de modelo para otras que se crearon en el resto de España y en algunas naciones de América Latina. Luis Balbuena fue consejero de Educación y Cultura del Gobierno Autónomo de Canarias, cuando era presidente el socialista Jerónimo Saavedra. Le dio gran impulso a la enseñanza y en su época se crearon más de trescientos centros escolares e institutos en Canarias. Es autor de más de una treintena de libros de los más diversos contenidos, aunque la mayoría están relacionados con las matemáticas. Su obra titulada "Guía Matemática de La Laguna", ha sido una de las que más éxito han obtenido. una persona de grandes inquietudes y con una gran calidad humana que destaca impartiendo conferencias, o colaborando con fundaciones y organismos, como Funcasor, dedicado a la educación de sordos. La biblioteca del CEIP de Fontanales lleva su nombr. El centro de enseñanza se denomina Manuel Balbuena, que fue el padre de este ilustre hijo de Fontanales. Precisamente en el 2013 se celebró con diversos actos, el centenario del nacimiento del maestro Manuel Balbuena. Otro de sus hijos, José Manuel Balbuena Castellano, es también profesor, periodista y escritor. Entre sus obras figura la titulada "El indiano Juan Castellano, patriarca de las Medianías", dedicado a su bisabuelo Juan Castellano Yánez, un prolífico terrateniente que llegó a tener 33 hijos, nacidos de tres matrimonios. En la obra "Crónicas e historias macaronésicas" recoge muchas de sus vivencia infantiles y de juventud en Fontanales y en otros lugares de la isla. En su último libro "Las huellas del camino", aparece la vida de Antonio García, conocido por Antoñito el Santo, nacido en el Barranco del Pinar, y que fue recordado por su vida ejemplar, a pesar de las muchas vicisitudes que tuvo. También destacan sus poemas, uno de ellos dedicado expresamente a su pueblo natal, Fontanales.

Turismo:

En los últimos años se ha desarrollado en el municipio de Moya el turismo rural existiendo bastantes casas dedicadas a ese tipo de alojamientos. En Fontanales y sus barrios se encuentran también algunas de estas casas rurales, que en general tienen buena acogida entre su clientela. En el pueblo existen además unas cabañas de madera que se alquilan, que reciben el nombre de Valle Verde. Están al lado del restaurante y sala de baile Sibora. Hay otros restaurantes como el Fontanales y los Cachorrúos. Uno de los pioneros de esta modalidad turísticas es Hilario Toledo y su hija Cohelet, que tienen en explotación dos casas rurales, entre las que se encuentran la Casa de Nanita, que cuenta con pìscina climatizada. Desde Fontanales se pueden realizar caminatas a través de una importante red de senderos que conducen a pueblos cercanos como Montaña Alta, Moya, Caideros, Juncalillo, Firgas, Valleseco, al Barranco Oscuro, o a la misma Cruz de Tejeda, y al pueblo de Tejeda. En la finca de Las Hoyas, mencionada anteriormente, se encuentra también una hotel rural
Cerca de Fontanales se encuentra el bosque de Los Tilos, que es un reducto del famoso bosque de Doramas.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de FONTANALES

  Ver política de privacidad