Pueblos de España

Mensajes de BUCIEGAS (Cuenca)

 Mensajes de BUCIEGAS
guapisimas maria te podias ganar la vida de fotografa saludos desde barcelona soy de un pueblo cercano al tuyo albarañez
Muy bonitas las puertas de la iglesia estoy de acuerdo, vuestras fiestas, hogueras en Navidad con los vecinos (cosa que se ha perdido en muchos pueblos) ademas el pueblo esta bastante cuidado. Enhorabuena a las personas que lo hacen posible.
Alguien me dijo (por cierto mañana es su cumple Felicidades!) que suerte teníamos los mi generación que eramos muchos.. pues sí que la tuvimos. Pero la de los ochenta tampoco estuvo mal. Os he colgado una foto para que os recordéis juntos quemando Judas. Y ya puesta, aunque no toca la época, he colgado mas fotos de tradiciones.. La quema de los Judas en Semana Santa.
Vaya fotos chulas, te felicito Rosa!
En la matanza a ver si hacemos un buen reportaje y nos lo pasamos "de vicio" que seguro que sí!.
Saludos para todos los buciegueros, que los veo muy animados para el día 8, no tiene que faltar nadie.
Yo no se vosotros, pero yo me lo pasé genial este fin de semana añorando viejas fiestas de la matanaza. Hace un tiempo os puese un texto sobre el asunto que no os voy a repetir. Para los que no estuvisteis y los que sí.. os dejo algunas fotos de un evento que surgió en una conversación perdida en el bar.. Juan y Pedro que recogieron el guante y todo el pueblo que terminó colaborando: Poniendo a disposición el garage, transportes, las mesas, calderos, ayudando en la preparación y compra de la intendencia (comida y bebida), preparando, limpiando y procesando el cerdo, haciendo chorizos, gachas y judias, asados y calderetas, la música del baile, la limpieza de los restos... y sobre todo la buena disposición y buen humor de los que participaron en fiesta. Por todo ello un hurra por BUCIEGAS!
A nosotros se nos acabaron las pilas de la máquina de fotos y del móvil así que seguro que alguno de vosotros puede aportar mas material gráfico. Nos vemos en la próxima.
la verdad es que la matanza fue un exito, todos estabamos eufóricos, y hasta el tiempo nos acompaño. tenemos que seguir celebrando acontecimientos de este tipo ya que la experienca ha sido estupenda.
yo tengo mas fotos que ire subiendo cuando pueda, ya que pesan bastante y las tengo que comprimir.
muchas felicitaciones a todos los buciegueros y podemos hacer lo que nos propongamos para que nuestro pueblo siga adelante!
Al habla el pueblo de Buciegas: queridos hijos naturales y adoptados, que a todos quiero por igual..
Cuando hallá por todos los Santos llegó a mis oídos la posible celebración dela

fiesta de la matanza, me produjo una gran alegría que fue en aumento cuando la
idea fue tomando cuerpo. Se señaló el día de la misma y recibió el visto bueno y
la financiación de la corporación municipal. A partir de ahí fiesta segura.
¡Cómo me invadió una profunda emoción no contenida! Me llené de orgullo y satis-
fación con vuestro compromiso, pues la verdadera felicidad consiste, no en lo que uno tiene sino en lo que da. Perdonad, pero no citaré nombres para evitar agravios comparativos, para mí todos sois importantes.
Fue una acertada decisión el recuperar las costumbres, las trdiciones y la cul-
tura del pasado. ¡Vaya que me emocioné de veras, pues el recuerdo es la actualiza-
ción del pasado.
Dejemos el preámbulo y vayamos al acontecimiento: La víspera, día 7, me desperté
incrédulo al oir por todas mis calles la ronda de villancicos, de un grupo entusiasta, con el acompañamiento de las típicas botellas y almireces. Me trans-
porté a otros tiempos, me sentí mas joven y se me escapó alguna lágrima. Es la
verdad. El día 8 amaneció espléndido, con un sol radiante que no se quería perder
la fiesta del gorrino, que luego resultó ser gorrina.
Había gran expectación. Cuando llegó el matarife, ya tenía preparada la mesa y
se procedió al sacrificio del animal. Después el rito de "chuscarrarlo", lavarlo
a conciencia como debe ser, y colgar la res para que se oree y se enfríe la car-
ne. No faltó el consabido chupito de orujo para templar los cuerpos y espabilar
el espíritu. Mientras tanto, ya estaban los cocineros y cocineras preparando las
gachas, plato diario de inviernos remotos, con sus tajadillas correspondientes y
cabezas de ajo asado para el almuerzo. ¡El pan que no falte!. Todo ello regado con
buen vino y suave zurra que facilitan la digestión de los alimentos. Por cierto,
decían que las gachas estaban buenísimas. Al terminar hubo foto delante de las
puertas nuevas de la iglesia.
Casi sin solución de continuidad, el matarife, con mano maestra descuartizó el
cerdo, y sus ayudantes cortaron y picaron la carne para hacer sus embutidos.
A las 7 de la tarde, todos a cenar las judías bien condimentadas, y después las
chicharretas. Mi gente tiene buenas hambres y, según comentaban las viandas excelentes, ¡Buen provecho! Tengo que destacar, y de lo cual me enorgullezco, el
buen ambiente, la voluntaria colaboración y la esmerada organización en cada una
de las actuaciones, ¡Gracias a todos!.
El domingo por la noche, otra vez el silencio y la soledad.
La esperanza me mantiene la ilusión hasta el año que viene.
Buciegas y su ayudante Angel.
Gracias chicos por dejar este recuerdo escrito. y no os durmáis en los silencios que hay que preparar la siguiente. Abrazos
la verdad es que la matanza fue un exito, todos estabamos eufóricos, y hasta el tiempo nos acompaño. tenemos que seguir celebrando acontecimientos de este tipo ya que la experienca ha sido estupenda.
yo tengo mas fotos que ire subiendo cuando pueda, ya que pesan bastante y las tengo que comprimir.
muchas felicitaciones a todos los buciegueros y podemos hacer lo que nos propongamos para que nuestro pueblo siga adelante!
gracias por las fotos Soledad.. las mías de la ronda de villancicos tienen una calidad insuficiente para el este foro
a mi me pasa lo mismo, tengo más, pero tengo que ir comprimiéndolas.
De verdad que da gusto entrar a esta página y trasladarse a las calles de nuestro pueblo. Volver a vivir muchas cosas.
Gracias por poner las fotos. Gracias Ángel por tus "letras".
Un abrazo a tod@s.
Evelio.
Aupa Bucieguillos!
¡Que bien sale todo cuando se pone el corazón!
Por lo que leo, todos disfrutamos y además comimos, cantamos y llenamos de alegria y ruido nuestro querido pueblo. Pues a preparar otras nuevas celebraciones y seguro que seguimos disfrutando
¡Felices Navidades y que la alegria que hemos compartido se multiplique por 2013!
Vicen, Isabel y sus papis.
Me han gustado vuestras fotos de la matanza ademas hay gente que conozco, me alegra ver vuestra unión y que todo saliera bien, como dije en otra ocasión muy bien por todas las personas que lo hacen posible.
Una de las instituciones más importantes que hubo para la existencia diaria de los habitantes de Buciegas fue el Pósito o “ Positillo”, que dejo de funcionar en el primer tercio del siglo XX y del que se recuerda su tamaño y funciones. Era una especie de almacén, más bien pequeño, donde familias necesitadas podían coger el grano que les hiciera falta. En el Archivo Municipal se conservan numerosos libros de cuentas del Pósito, terminando el último de ellos sus anotaciones en 1929. Visto que no existe memoria en los que fueron niños en los años 30 de su funcionamiento, todo hace pensar que dejo de funcionar en ese año.
En el siglo XVI se desarrollaron enormemente gracias al impulso inicial que les dieron los Reyes Católicos y empezaron a fundarse en muchos municipios. El impulso originario podía venir del mismo Ayuntamiento, interesado en asegurarse grano para los tiempos de la escasez, pero también podía venir de los particulares. En una sociedad que daba gran valor a la limosna como forma de ganar virtudes para ir al cielo se favoreció la fundación de los pósitos como una forma de ayudar a quien realmente lo necesitara. Es así como muchos testamentos contienen mandas piadosas donde se deja un patrimonio en trigo o dinero para la creación del pósito. Los labradores acudían a esta institución para tomar el grano que precisaran y lo devolvían “ con creces”, es decir, con una cantidad adicional en concepto de interés. Este último no podía ser muy elevado, y se buscaba con el mismo hacer frente a los gastos de mantenimiento y administración del Pósito así como a renovar las existencias de grano
El Pósito y Monte de Piedad de Buciegas nos ha dejado numerosa documentación sobre su funcionamiento. El libro más antiguo que hemos encontrado es un cuaderno forrado en piel que nos dice:
Libro para hacer las cuentas del Pósito de Pobres Obra Pía que fundo Juan de Arcas en este lugar de Buciegas que es como sigue. Cuenta del año 1680.
En Archivo Diocesano de Cuenca se conservan varios pleitos relacionados con la administración de este almacén de grano. Es muy posible incluso que hubiera dos pósitos en origen ya que uno de los litigios, fechado en 1668, nos habla del Pósito que fundo el licenciado Domingo Triguero, presbítero que fue de Buciegas.
Aunque los Pósitos funcionaban a unos tipos de interés claramente mejores que los que podían encontrase en los prestamistas privados, los campesinos que acudían a dicha institución adquirían una deuda y estaban obligados a pagarla. Así, en 1680, Francisco Vindel, como mayordomo del Pósito, entablo pleito contra Sebastián Soriano, vecino de Buciegas, reclamándole el pago de siete fanegas, ocho celemines y cuartillo medio de trigo que adeudaba al pósito. Nada se omitía como puede verse, y ni un cuartillo se perdonaba. Bien lo sabían los fiadores de Mateo luengo, que debía la respetable cantidad para la época de veinticinco fanegas de trigo y se vieron demandados por ello.
Los Pósitos sobrevivieron a los cambios de siglo y siguieron ejerciendo su función de bancos de grano para las familias más humildes, como todavía recuerdan hoy los ancianos en Buciegas. A partir del siglo XIX cada vez se vieron más cuestionados y empezaron a perder utilidad. Quien necesitaba simiente para su cosecha prefería entonces tomar un préstamo en dinero y elegir el mismo el grano que compraba, y no tomar el que forzosamente le deban en el Pósito.
Finalmente fueron liquidados y no quedo de ellos más que la memoria de su ubicación en el callejero, como es el caso de Canalejas del Arroyo, que tiene una Calle del Posito, y un conjunto de libros de cuentas que yacen olvidados en los archivos pese a estar llenos de mucha información interesante sobre el devenir económico de estas comunidades rurales.
Os sigo ya que me gustan vuestras fotos son bonitas, alegres y las antiguas entrañables, me hacen recordar, trillando con mi abuelo, recogiendo la parva etc. Yo también lo hice y me gusta recordarlo.



  Ver política de privacidad