Pueblos de España
Pueblos | Fotografías | Mensajes | ¿El mejor pueblo? | El tiempo | Turismo | Clasificados | Usuarios | Países | Hoteles
   
Población:
   
Castilla La Mancha  >  Cuenca  >  EL PROVENCIO
EL PROVENCIO (Cuenca)
  Información   Mapa   Donde Dormir   Donde Comer   Fotos   Mensajes   Genealogía   El Tiempo   Enlaces   Anuncios   Colaboradores  

 
¿Quieres reservar un HOTEL en la provincia de Cuenca?
Habitantes: 2.626  Altitud: 701 m.  Gentilicio: Provenciano 
Mapa de EL PROVENCIO
Hoy amanece en EL PROVENCIO a las 08:03 y anochece a las 17:50
Nº fotos: 57  Nº mensajes: 243  Visitas / día: 48 
 
 
Dormir y Comer en:
 
Preguntón



Información general sobre EL PROVENCIO
Situación:

El Provencio es una población que se encuentra en el extremo sur de la provincia de Cuenca, limitando con las provincias de Ciudad Real y Albacete. La carretera que lo atraviesa es la Nacional 301 Madrid - Cartagena. El Provencio se encuentra a 125 Kilómetros de Cuenca.

Por El Provencio se pueden ver los cauces de los ríos Záncara, Rus, así como del arroyo del Charcón a los que se unen gran cantidad de aguas subterráneas que hacen del mismo un lugar de paso obligado para diferentes aves migratorias.

El Provencio se encuentra situado a 81 Kms al sur de la capital provincial, en la comarca natural de la Mancha conquense, junto a la carretera N-301. La economía local se basa en la agricultura (ajos, girasol, trigo, hortalizas y frutales) y en la ganadería (lanar, porcina y avícola).

Como paraje Natural importante, se puede destacar el Monte Jareño, que contrasta con el paisaje manchego, pletórico de viñas, frente a los inmensos pinos de este lugar.

Existe un pinar (Monte Jareño) que es aprovechado únicamente para leñas. La mayor parte del mismo es de propiedad particular. En los últimos tres años se han realizado varias repoblaciones, sobre todo de pinos.

El río Záncara, el principal de los que atraviesa la población, presenta un cauce mucho más bajo que años atrás, de ahí que la pesca que ofrece se haya reducido al mínimo.

Historia:

HISTORIA DE EL PROVENCIO

Más por tradición que por datos históricos fidedignos, se sitúa a El Provencio en la antigua "Venta del Pro", lugar de confluencia de varias veredas que bajaban de Cuenca con un camino real que desde Toledo y Madrid partía para Levante. Este lugar, cruce de camino, tenía abundancia de aguas subterráneas a poca profundidad, y fue parada forzosa de caravanas que, desde aquí marchaban a La Roda y Chinchilla. El Provencio debe su nombre a la palabra

latina Provincius.

Este pueblo, como tal, históricamente, fue fundado por el Infante don Juan Manuel de Castilla y de Saboya (1284 - 1348), según nos cuentan las relaciones de Felipe II.

Este hecho sucedió cuando este eminente literato y noble era señor de Alarcón. A este belicoso personaje, nieto, primo, tío y padre de reyes, sólo les faltaba coronarse así mismo. Esto no le hacía falta, fue regente, adelantado de Murcia, príncipe, duque, y su poder fue igualado por su ambición. Su nombre infundía terror en Castilla, pero además de ser conocido por su nobleza y por su afición a las letras, era conocido por su violencia y salvajes venganzas. Con sus vasallos siempre fue distinto, fue paternalista y considerado, aunque no débil, se ocupó de terminar la repoblación de sus dominios emprendida por sus padres, trajo colonos, dio facilidades para el asentamiento y llegó a distribuir sus propias tierras entre los vecinos de algunos pueblos.

Los Manuel, padre e hijo, fueron los creadores de sus estados y artífices de su poblamiento y unificación progresiva. Ello dio lugar a que fueran obedecidos con gusto por sus vasallos.

Dados los datos anteriores, es lógico pensar que El Provencio fuese fundado por el mencionado Infante, como ya se ha indicado, y que fuese poblado por gentes procedentes de Aragón y de la Provenza francesa, en aquel entonces parte integrante de Aragón, e incluso que de éstos se derive el nombre del pueblo. En la manera de ser y de actuar de él es natural, y más estando vinculado a este reino por el casamiento con su segunda esposa, hija de Jaime II de Aragón.

El Provencio es uno de tantos pueblos que formaban parte de la Mancha de Montearagón. Esta zona – tapón estaba situada entre la Mancha de las órdenes militares y los pueblos del Adelantado de Murcia.

Don Alfonso de Aragón, noble aragonés de estirpe real, llegó a ser por este reino conde de Denia, conde de Ribagorza, duque de Dandía y aspirante al trono de este reino por el Compromiso de Caspe. Por merced de Enrique II de Castilla, fue nombrado primer Marqués de

Villena. Llegó a ser príncipe Condestable castellano.

Don Alfonso, al obtener este marquesado, encomendó al gobierno de él a su pariente y mayordomo mayor don Luís Sánchez de Calatayud, a quien, como merced donó en 1372 el señorío de El Provencio. De él nace el trono de la casa de los señores de esta villa, cuyo apellido Calatayud desciende a su vez de Sancho Abarca o Zapata, rey de Navarra.

Algunos señores de este pueblo ostentaron, además los siguientes títulos: señor de Calatayud, conde del Real, conde de Vilamonte, conde-duque de Léreza y últimamente, duque de Villahermosa.

Los Calatayud, señores de El Provencio y condes del Real, así como sus ramas, tienen el siguiente escudo: un campo de plata, una calza o zapata jaquelada de oro y sable (negro), y bordura de gules, rojo, con ocho escudetes de plata con una banda de sable. La bordura la traen por linaje Jobia, con el que entroncaron. Es lógico pensar que este escudo, de ambas casas, lo que varía en él es sólo la corona.

En El Provencio existía una fortaleza antigua. En 1578 se estaba desmoronando.

La iglesia es de mampostería bien labrada y tiene tres naves. Su estilo es del final del gótico árabe y comienzos del Renacimiento. Mide 40 metros de largo por 19 de ancho. No se puede precisar con exactitud la fecha de su comienzo debido a que falta el primer libro de fábrica del archivo parroquial. La primera misa se dijo en el mes de Mayo de 1583.

En ella trabajaron los maestros de cantería Juan Albiz, Juan de Ocollo y Juan de Orca. La grua la hizo Domingo Aranguren. Costó 53.622 maravedís.

La torre se comenzó a hacer en 1622. Su remate tiene forma piramidal. Se hizo en 1768 y quedó en falso. Se volvió a hacer en 1776. Entre los años 1792 y 1854 se hicieron en él buenas composturas, obras todas que nos indican el excesivo importe de ellas.

En 1637 se comenzaron las bóvedas, se adjudicaron a favor de Francisco del Campo, maestro mayor de obras de este Obispado. Se terminaron en 1640. Los canceles fueron construidos en Villarrobledo.

Su altar mayor tuvo en un principio once gradas o escalones. Los señores de esta villa tuvieron en ella enterramiento propio, túmulo funerario y sitio procer. En la columna próxima a la puerta del norte se lee Juan García Valdivieso, montañés 1640.

En cuanto a los puentes que atraviesan el río Záncara, destaca el que sitúa en la actual Avenida de la Libertad, fechado en 1789, cinco años después de la gran inundación que diezmó la población de El Provencio. Los arcos están hechos de ladrillo, mientras que las basas de los ojos, así como la barandilla son de piedra.

Encima de los arcos se puede observar por donde discurre el nivel de la calle, ya que viene marcado por un bordillo saliente, todo de piedra. Sobre ese bordillo se asienta la barandilla que protege de las posibles caídas al río.

Como puede verse , paralelo al cauce del río discurre el paseo del Záncara, de reciente construcción. Este paseo une este puente con el denominado el puente del Rey, cercano a la Plaza de Toros.

En todo el municipio, y en muchas de sus calles se conserva en las casas la arquitectura manchega, tanto en sus fachadas, como en su interior.

En cuanto a las fachadas, los cintos de color oscuro y el encalado del resto, va unido a los balcones de la parte superior y a las puertas y "portadas" de las caballerizas de la parte inferior. Algunas conservan la cámara, con "ventanillas" por donde puede pasar una tenue luz solar. Son dignas de mención las rejas que se conservan en algunas casas. Algunas de las mismas

cuentan todavía con la "piquera", lugar por donde se entraba la paja a la cámara para su almacenamiento.

Las casas de Juan Jareño y de Antonio García Plaza conservan en su interior bodegas manchegas.

En cuanto a la estructura interna hay que decir que se estructuran en dos partes, que tienen mucho que ver con las dos entradas: una, para la vivienda; otra, para el patio. Antiguamente, una dependencia daba acceso a las siguientes, cosa que no ocurre hoy en día, al haber un pasillo que sirve de columna vertebradora de las habitaciones.

La vivienda principal se encuentra en la planta baja, mientras que en la alta se encuentra la cámara. Esta planta alta ha derivado en muchas construcciones más modernas en la parte destinada a las habitaciones.

Otro tipo de construcciones son las aldeas o casas de labor, situadas en el campo. En ellas se pueden distinguir dos tipos de entradas, la principal y la del carruaje mientras que las ventanas son pequeñas con rejas de escaso valor. Son casas de una sola planta.

Como arquitectura industrial existen restos de molinos hidráulicos, junto al río Záncara, en estado de deterioro.

Turismo:

Por aquí pasa el CAMINO DE SANTIAGO DEL SURESTE, procedente de Alicante, Cartagena, Murcia, Valencia y Albacete.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de EL PROVENCIO




  Ver política de privacidad