Pueblos de España

Cuéllar, los encierros más antiguos de España, ESCARABAJOSA DE CUELLAR

Cuéllar, los encierros más antiguos de España

 Mensajes sobre esta foto
La moza de la Finojosa

Moza tan fermosa
non vi en la frontera,
como una vaquera
de la Finojosa.

Faciendo la vía
del Calatraveño
a Santa María,
vencido del sueño,
por tierra fragosa
perdí la carrera,
do vi la vaquera
de la Finojosa.

En un verde prado
de rosas y flores,
guardando ganado
con otros pastores,
la vi tan graciosa
que apenas creyera
que fuese vaquera
de la Finojosa.

No creo las rosas
de la primavera
sean tan fermosas
ni de tal manera,
fablando sin glosa,
si antes supiera
de aquella vaquera
de la Finojosa.

No tanto mirara
su mucha beldad,
porque me dejara
en mi libertad.
Mas dije: «Donosa
(por saber quién era),
¿dónde es la vaquera
de la Finojosa?»

Bien como riendo,
dijo: «Bien vengades;
que ya bien entiendo
lo que demandades:
non es deseosa
de amar, nin lo espera,
aquesa vaquera
de la Finojosa.»
Buenas tardes amigos del foro de Escarabajosa de Cuéllar, el partido comenzará en unos minutos y no me lo quiero perder, buenas noches y hasta mañana. ¡AUPA ESPAÑA!
Un abrazo.
Buenos dias amigos de Escarabajosa de Cuéllar y VIVA ESPAÑA Y SAN FERMIN... y a esperar al domingo.
Buenos dias Maria Rosa, y viva España y San Fermin, y que se preparen los "tulipanes" que España será campeona.
Un cariñoso saludo.
Poema El Niño De La Palma (chuflillas) de Rafael Alberti

¡Qué revuelo!

¡Aire, que al toro torillo
le pica el pájaro pillo
que no pone el pie en el suelo!

¡Qué revuelo!

Ángeles con cascabeles
arman la marimorena,
plumas nevando en la arena
rubí de los redondeles.
La Virgen de los caireles
baja una palma del cielo.

¡Qué revuelo!

? Vengas o no en busca mía,
torillo mala persona,
dos cirios y una corona
tendrás en la enfermería.

¡Qué alegría!
¡Cógeme, torillo fiero!
¡Qué salero!

De la gloria a tus pitones,
bajé, gorrión de oro,
a jugar contigo al toro,
no a pedirte explicaciones.
¡A ver si te las compones
y vuelves vivo al chiquero!

¡Qué salero!
¡Cógeme, torillo fiero!

Alas en las zapatillas,
céfiros en las hombreras,
canario de las barreras,
vuelas con las banderillas.
Campanillas
te nacen en las chorreras.

¡Qué salero!
¡Cógeme, torillo fiero!

Te digo y te lo repito,
para no comprometerte,
que tenga cuernos la muerte
a mí se me importa un pito.
Da, toro torillo, un grito
y ¡a la gloria en angarillas!

¡Qué salero!
¡Que te arrastran las mulillas!
¡Cógeme, torillo fiero!
RAFAEL ALBERTI
Rafael Alberti (1902-1999). 1. INTRODUCCIÓN

Poeta y dramaturgo español, nació y murió en El Puerto de Santa María (Cádiz).

2. HASTA EL EXILIO

Inicialmente se dedicó a la pintura. Se trasladó a Madrid con su familia, y en 1924 se le concedió el Premio Nacional de Literatura por el primer libro que publicó, Marinero en tierra. Se trata de una obra compuesta de poemas donde lo popular, en una línea próxima al Romancero de Federico García Lorca, se equilibra con una lírica refinada que universaliza el mar, convertido en mito y arquetipo. En 1926 apareció La amante, relato poético de un viaje en automóvil, al que sigue, al año siguiente, un nuevo libro de poemas, El alba del alhelí. Las tres obras se inscriben dentro de la tradición de los poetas anónimos del romancero y Garcilaso de la Vega, aunque con una sensibilidad de poeta vanguardista.

En 1929, tuvo lugar un cambio importante en su poesía, cuando publicó Cal y canto, influido por Luis de Góngora y por el ultraísmo. También de ese mismo año es Sobre los ángeles. Considerada su obra maestra, es una alegoría surrealista, en la que los ángeles representan fuerzas dentro del mundo real, y producto de una intensa crisis personal relacionada con lo que el propio poeta califica como “amor imposible” y los “celos más rabiosos”. El tono apocalíptico se prolongó en Sermones y moradas (1930).

El surrealismo lo llevó a introducir asuntos personales en el ámbito de las cuestiones históricas, lo que supuso en él una inclinación hacia el anarquismo, como demuestra su elegía Con los zapatos puestos tengo que morir, de 1930. Posteriormente se afilió al Partido Comunista de España, y publicó, hasta 1937, un conjunto de libros que el autor denominó El poeta en la calle, aparecidos conjuntamente en 1938. También de la misma época son sus obras de teatro, entre las que destaca Fermín Galán (1931). Posteriormente, y dentro de la misma línea de carácter surrealista y político, escribió El adefesio, de 1944, y, de 1956, Noche de guerra en el Museo del Prado. De 1962 es su adaptación teatral de la novela La lozana andaluza, de Francisco Delicado. En Rafael Alberti es destacable también su afición por la corrida de toros, que lo ha llevado a realizar carteles taurinos, escribir poemas notables sobre el tema, e incluso salir a los ruedos en la cuadrilla de Ignacio Sánchez Mejías.
Andrés Hernando García
Matador de toros, nacido en La Velilla de Pedraja (Segovia) en 1938, e hijo adoptivo de Morata de Tajuña. Realiza su aprendizaje taurino en Madrid, y viste de luces por primera vez, cuando cuenta quince años, en el pueblo de Guadarrama. El 24 de junio de 1956 torea en Chinchón su primera novillada con picadores, luego de haber venido actuando en años anteriores en espectáculos modestos. Durante la referida temporada toreó cuatro corridas, y se hizo con un gran cartel en 1957.
Se presentó en la plaza de Vistalegre (Carabanchel) el 21 de julio, alternando con Sérvulo Azuaje y Chuli en la lidia de novillos de González Carrasco, y alcanzó un gran éxito, que le vale ser repetido en la misma plaza los días 25 y 28 de julio y 4 y 11 de agosto, actuaciones que constituyeron otros tanto triunfos para el espada segoviano.
Durante dicho año torea 15 corridas en plazas de importancia, y resulta herido de consideración el 14 de octubre en Guadalajara. Inicia la temporada de 1958 bajo los mejores auspicios, pero resulta herido de gravedad en el muslo derecho al actuar en Barcelona el 1 de mayo. El 6 de julio hizo su presentación en la plaza Monumental de Madrid, para estoquear novillos de Palha con Luis Parra, “Parrita”, y Victoriano Valencia, ocasión en que gustó el trabajo de Hernando. No se mostró a la misma altura cuando de nuevo sale a dicho ruedo los días 20 de julio y 17 de agosto siguientes. Durante la referida temporada actuó en 23 novilladas. Torea 23 festejos en 1959, 10 en 1960 y 29 en 1961.
En la plaza monumental de Barcelona es herido de gravedad por una res de Felipe de Pablo Romero el 4 de marzo de 1962, año en que intervendrá en 18 novilladas antes de tomar la alternativa el 1 de julio en Segovia, concedida por Victoriano Cuevas, “Valencia”, quien en presencia de Santiago Martín,”El Viti”, le cede la muerte de un toro de Manuel Arranz, en corrida en que se lidiaron tres astados de tal divisa y otros tres de la de Charro.
Sale a hombros del coso en tal efeméride tras cortar una oreja de su primer enemigo y las dos del que cerró plaza. El siguiente 16 de agosto es herido en la axila izquierda por un cornúpeta de Germán Gervás en la plaza de Alfaro (Logroño).
Cierra tal campaña con seis corridas de toros y no pasan de ocho las que torea en la siguiente, recibe el 5 de septiembre una cornada grave en el muslo derecho en Barcelona, inferida por un toro de Eduardo Miura. Le cuesta a este espada colocarse en un buen lugar en el mundo del toro. Pero el desaliento no le domina y a base de una tenacidad admirable, un valor a toda prueba, unos deseos de agradar sin límites, y por supuesto, de un toreo armonioso, va subiendo puesto en su escalafón.

La culminación de tal proceso tiene por marco el madrileño coso de Las Ventas con ocasión de la Corrida de Beneficencia de 1964, en la que logra un rotundo triunfo que se refleja en el número de contratos ajustados, que llega a la cifra de 33. La confirmación de su alternativa había tenido lugar el 29 de marzo, con Antonio Medina y José María Montilla de padrino y testigo, respectivamente, de la ceremonia, y con un encierro de Salvador Guardiola. En la siguiente campaña participa en 50 corridas y torea desinteresadamente la de Beneficencia. Por su humanidad labor y muy en especial por los festivales benéficos que organiza y torea en Morata de Tajuña a favor del asilo de ancianos, se le concede este año de 1965 la Cruz de Caballero de la orden de Cisneros. El 27 de mayo, en Madrid, un sobrero de María Montalvo, de nombre “Ruiseñor”, le produjo lesiones de alguna importancia, pese a lo cual no entra en la enfermería hasta cortarle una oreja. En el mismo coso alcanza un gran éxito el 2 de octubre, al serle concedido un apéndice de cada uno de los toros de Antonio Pérez de san Fernando que le correspondieron. Mantiene la misma buena tónica en la posteriores temporadas de 1966, 1967 y 1968, en las que interviene en 38, 45 y 33 funciones y en las que tengo anotados los siguientes percances: el 19 de junio de 1966, en la Maestranza sevillana, es herido por una res de Juan Guardiola en la cara, con fractura de los huesos propios de la nariz, contusiones en la cabeza y fuerte conmoción cerebral, de pronóstico grave; el 25 de junio de 1967, en Toledo, tras cortar una oreja de su primero oponente, es cogido por su segundo, de Pérez Angoso, del que le concederían las dos orejas, que le infiere un puntazo de pronóstico reservado, y el 15 de agosto de 1968, nuevamente en Alfaro, sufre un puntazo corrido de una res de Abdón Alonso. En este año intervino nada menos que en nueve corridas celebradas en Barcelona, muestra del gran cartel que logró entre la afición catalana.
Una cornada en el glúteo izquierdo en fecha bien inoportuna, el 23 de mayo de 1969, al tomar parte en un tentadero celebrado en la ganadería del conde de Ruisañada, contribuye a que en tal año solo cumplimente 18 ajustes, que aumentan a 27 en 1970, con una visita a la enfermería, en este caso la de la plaza de Ibiza, donde es tratado de múltiples contusiones producidas por un astado del marqués de Ruchena. Aún torea una docena de funciones en 1971 y únicamente dos 1972, para no vestirse de luces en 1973.
Sobraba, a todas luces, el estrambote que quiso poner a su carrera torera, ya que sufrió un par de descalabros incompatibles con su historial. En efecto, el 10 de julio, en Madrid, hicieron lo mismo con un cornúpeta de Nieto Jiménez. Su retirada definitiva del toreo tuvo lugar en Segovia, el 5 de octubre, tras alternar con El Viti y Roberto Domínguez en la lidia de un encierro de Ramos Matías. También es el último triunfo, al cortar las dos orejas de su segundo, de pelo negro bragado, que dio en la báscula un peso de 440 kilos en vivo. El simbólico corte de coleta, entre unánime y emocionada ovación de sus paisanos, se levó a efecto en el centro del ruedo por el padre del espada, quien llevaba en brazos al hijo de Andrés. Posteriormente se viene dedicando a empresario taurino en diversos cosos españoles. Han quedado apuntadas las constantes más sobresalientes de este diestro, que consiguió, no sin esfuerzo, ocupar un puesto destacado entre la torería de su tiempo. Ya retirado, ejerce como ganadero y como organizador de espectáculos taurinos.
La mesa presidencial estuvo compuesta por la consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, el presidente del comité ejecutivo de Fibes y de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero; la directora general de Espectáculos Públicos y Juego de la Junta, Macarena Bazán; la Excma. Sra Duquesa de Alba; el presidente de la Feria Mundial del Toro, Felipe Luis Maestro; el Delegado de Innovación y Tecnología del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Antonio Martínez Troncoso; el escritor y filósofo Fernando Savater; el matador de toros Curro Romero y el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, Eduardo Miura.

Arroparon este acto de forma especial con su presencia el director de cine Agustín Díaz Yanes y el filósofo Víctor Gómez Pin, además de ocupar el escenario toreros como Curro Romero, Ortega Cano, El Cid, Juan José Padilla, David Fandila ‘El Fandi’, Víctor Puerto, los hermanos Peralta, Tomás y José Antonio Campuzano, Francisco Javier Corpas, Salvador Cortés, Pepe Moral, Martín Pareja Obregón, Dávila Miura, Oliva Soto, Chicote, López Chaves, Raúl Gracia ‘El Tato’, Joselu de la Macarena, Antonio Rubio ‘Macandro’, Curro Jiménez y Antonio Lozano.

También asistieron los ganaderos Gonzalo Domecq, Carlos Núñez, Luis Algarra, José Murube, Fernando Cuadri, Manolo Bajo, Hipólito Maza, los Hermanos Garzón y Jerónimo Astolfi; los novilleros Diego Silveti, Emilio Molina y Salvador Barberán; los banderilleros Finito de Triana, Luis Arenas y el empresario José Luis Cazalla, entre otros.

Fue el filósofo y escritor Fernando Savater quien dio lectura al Manifiesto en defensa de la Tauromaquia en representación del mundo del toro y de las personalidades de la cultura que asistieron. En este manifiesto se ensalzan los valores culturales, económicos y ecológicos del toreo y se reclama una mayor atención por parte del Gobierno central y de los autonómicos.

Por otra parte, Felipe Luis Maestro y Eduardo Miura fueron los encargados de presentar la nueva imagen de la Feria Mundial del Toro 2011, apoyados en un vídeo donde a través de infografías se muestra el nuevo aspecto de la Feria, completamente distinto al habitual, con nueva disposición de los stands y una impresionante plaza de toros con el doble del aforo de la existente hasta ahora.

Lea el texto íntegro del Manifiesto en Defensa de la Fiesta:

Declaramos públicamente nuestro apoyo a la Fiesta como una de las señas de identidad de nuestro país y nuestra cultura. Los toros forman parte de nuestro patrimonio cultural y como tal deben ser respetados y protegidos por el Gobierno de la nación.

Defendemos la libertad y el derecho a seguir disfrutando de la emoción del toreo en las plazas de toros de todo el mundo, sin que nadie nos pueda privar de una de nuestras más preciadas aficiones y formas de ocio.

Contemplamos el toreo como una fiesta plural, del pueblo, que nada tiene que ver con ideologías políticas.

Proclamamos que el toreo es cultura en sí, por su capacidad de transmitir emociones a las personas que lo presencian. Estamos de acuerdo con Federico García Lorca, que decía que el toreo es “la fiesta mas culta que hay hoy en el mundo”.

Reconocemos que el toreo ha sido y sigue siendo fuente de inspiración de artistas de todos los tiempos. La creación cultural y artística que toma como punto de partida la tauromaquia así lo atestigua.

Resaltamos el gran valor económico de la Fiesta de los Toros como generadora de puestos de trabajo y de importantes ingresos.

Destacamos los valores ecológicos del toro de lidia como especie única y creación cultural del hombre, que lo ha seleccionado durante siglos. Y también como protector de un espacio natural que pervive gracias a su presencia: la dehesa.

Por todo ello, reivindicamos el compromiso tanto del Gobierno Autonómico como el Gobierno de la Nación para valorar y proteger un patrimonio único de gran arraigo en nuestra cultura.
Manifiesto. ABC por la libertad de ir a los toros

Fiel a su línea de defensa de las raíces culturales españolas, ABC ha prestado siempre una especial atención a la Tauromaquia. Constituye en sí misma un arte que utiliza como material a un animal peligrosísimo para crear belleza y emoción. Como dice Salvador de Madariaga, “participa de casi todas las artes”.

Además, la Tauromaquia ha inspirado obras inolvidables a multitud de artistas de la talla de Goya y Picasso; Rafael Alberti y Federico García Lorca; Orson Welles y Ernest Hemingway; Miguel Hernández y Ramón Pérez de Ayala; Néstor Luján, Pere Gimferrer y Miquel Barceló...: poetas, novelistas, dramaturgos, pintores, escultores, músicos, cineastas...

El toro bravo es un bellísimo animal que, sin duda, desaparecería si no existiera la Fiesta. Como resaltó Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, los ganaderos son “los mantenedores de la pureza de la raza brava española”. Es indiscutible el valor ecológico de la Tauromaquia pues ha permitido la conservación de más de medio millón de hectáreas de dehesas.

Supone también una importante actividad económica: se ha estimado que la Fiesta da hoy de comer, en empleos directos, a doscientas mil personas y genera un volumen de dinero anual cercano a los dos mil quinientos millones de euros. Sin ella, no cabe imaginar las Ferias y Fiestas de innumerables ciudades y pueblos de España.

Posee hoy la Fiesta una trascendencia internacional: es un vínculo que nos une con Francia, Portugal y muchos países hispanoamericanos. A la vez, en todo el mundo se la reconoce como una seña de identidad de la cultura española. En ABC sabemos bien que la Fiesta ha ido siempre unida a la historia de España, que expresa las circunstancias de cada momento y la psicología del pueblo español.

El lenguaje ha sido permeable a su influencia: muchos términos y metáforas taurinas impregnan el lenguaje coloquial de los españoles, sean o no aficionados. Tal vez es, también por ello, hora de coger el toro por los cuernos. Los toros no han sido nunca patrimonio de una región, una ideología, una clase social o un nivel económico: es una Fiesta verdaderamente popular, en la que libremente participan aficionados de todos los sectores. En momentos de polémicas politizadas, ABC quiere reiterar su compromiso con la Tauromaquia y convocar a sus amigos y lectores para que defendamos la libertad de los que desean acudir a los espectáculos taurinos, dentro o fuera de lo que tradicionalmente se ha llamado “la pell de brau”, la piel de toro.

Por ello solicitamos el apoyo de los lectores, aficionados o no, con su firma en contra de la prohibición, adhiriéndose a la siguiente petición, que ABC difundirá durante los próximos meses:

Apoyo la libertad de los que desean acudir a los festejos taurinos en España, Francia, Portugal e Hispanoamérica, como muestra de una indeleble tradición cultural.