Pueblos de España

Mensajes de LA HABA (Badajoz)

Mensaje mas reciente de la zona:
Donde bañarse
 Mensajes de LA HABA
Tengo una pequeña biblioteca en lo más alto de la casa, y para acceder a ella debo subir treinta y dos antipáticos escalones; por disciplina, me tengo impuesto bajarme los libros que necesite consultar, releer o estudiar, de uno en uno: es una de las pocas maneras que tengo para combatir la comodidad -o pereza- casera que sestá agravando con los kilos y los años; en los estantes donde duermen los libros, no reina otro orden que no sea el caos, pero, en mi afán de escribir con sustento, luego ... (ver texto completo)
Bueno, querido Leganés, lo de los 14 años aquí tiene una explicación simple, pues uno de mis géneros favoritos desde tiempos ancestrales es la novela policíaca y o novela negra, pues siempre he pensado que es la que tiene socialmente un carácter más permeable y realista. Es por eso, que mi escritor de novela noir favorito, James Ellroy, que por cierto acaba de publicar un nuevo título, "Perfidia" (bonita palabra), se sorprendió en una visita a Barcelona para presentar y firmar ejemplares de uno de sus primeros libros y me miró sonriente cuando le entregué una novela para que me pusiera su rubrica.

Claro, yo a esa edad también hablaba de chicas (pero más de culos que de tetas ya que no comparto esa fijación que tienen muchos hombres por los pechos grandes pues me devuelven de manera cándida a mi infancia), pero también recuerdo cuando la biblioteca estaba situada encima del antiguo ayuntamiento y el recordado Isidro me entregaba la llave para que me sirviera yo mismo; no tendría más de 10 0 12 años, y no quieras saber, porque eso no se me ha olvidado, los títulos que leí entonces en las largas siestas y noches del estío. Eso sí, suscribo todas tus impresiones sobre "Todo modo" y siento gran debilidad por Leonardo Sciascia, otro de mis héroes perpetuos.

Un abrazo, Leganés, espero saludarte pronto por aquí, me despido hasta mañana porque quiero poner el punto y final a un artículo titulado "La mugre y la furia" que publicará mi periódico en breve y que subiré aquí mañana. Hacía unos días que no me daba una vuelta por el foro y compruebo que sigue mustio, pero sé que muchas personas nos siguen leyendo y valorando nuestras aportaciones. Que no se decidan a escribir puede ser debido a la timidez o indefinición consustancial a estos tiempos de fugas psicogénicas. Joder, qué bien me ha quedado.

Un abrazo también para todos aquellos que piensan que el amor sigue siendo el mayor acto de honradez y valentía.
El otro día, antes de cerrarse la feria del libro, mantuve una breve conversación con el poeta granaíno Luis García Montero, a la sazón, marido de Almudena Grandes y candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid por la entelequia en la que sestá quedando IU. Bien, pues por contentar a tu despedida -al hilo de su aventura política- yo le pregunté qué es lo que le había movido a concurrir como cabeza de lista a estas elecciones. Y él, mu seguro de sí mismo, me dijo: "Trato de impregnar la ideología de mucho amor, algo que nunca se ha tenido en cuenta". No hace falta que te diga que no consiguió ni un sólo escaño. Justo el domingo después Almudena, escribiría:

"El capital con el que cuenta Luis García Montero, candidato de Izquierda Unida, es lo que dicen sus palabras. También la fe, la ilusión de muchos madrileños que ya habían renunciado a tener fe, a albergar ilusiones. Detrás de Luis está el amor, la complicidad y la admiración de su mujer, que firma con orgullo estas líneas"

Un abrazo,
LA MUGRE Y LA FURIA

“Querido Claudio. He conocido listos que se fingían tontos y tontos que se fingían listos, pero eres el primer caso que he visto de un tonto que se finge tonto. Te convertirás en un dios.”
Yo, Claudio (Robert Graves)

Si hay una peculiaridad inherente en todos los déspotas es su capacidad para mantener imperturbable el discurso del miedo así pasen los siglos. El “yo o el caos” que sin ningún pudor utiliza Rajoy parece ser la única estrategia viable para hacer frente a las próximas elecciones generales, tras comprobar cómo la euforia de la recuperación económica se ha demostrado poco permeable en los recientes comicios municipales. La gente ha entendido que en caso de que se produzca tal mejoría no será un mérito atribuible al gobierno sino la consecuencia del brutal estrangulamiento de las economías familiares, de las podas drásticas en sus salarios y servicios sociales, de un calvario de privaciones y renuncias mientras ellos seguían disfrutando de las mismas ventajas y prebendas. Ante la disyuntiva y el manido esquematismo del falaz y ancestral planteamiento, cualquier persona inteligente debería elegir el caos. Comprobado ya que ese recurso simplista sólo lo utilizan los gobernantes para intentar perpetuarse en el poder, ha llegado la hora de pensar si en ese magma de lo impredecible será posible difuminar las coordenadas que separan a los ricos de los pobres, a los explotadores de los esclavos, a los héroes de los mártires, a los verdugos de la víctimas, a la decencia de la ignominia. Porque si es así, todos los parias de esta sociedad sin brújula deberíamos sumergirnos en las aguas termales del desorden patológico para calmar el estrés, la rigidez artrítica y los calambres musculares que nos impiden avanzar para entregar el testigo del espantajo del miedo al otro bando.

El viscoso y trillado discurso esgrimido por Rajoy, que se cree un gran estadista pero sólo es un frío ejecutor de las caprichosas variables de la Unión Europea, es en esencia mucho más populista que todo el argumentario de esos populismos que según él vaticina echarán abajo el sombrajo de su “estado del bienestar”. El presidente del gobierno teme que la implosión de la democracia representativa, que surca su fase más apasionante, lamine los privilegios y los oropeles de unos políticos adosados como sanguijuelas al sistema y el dorado manantial del erario público. Tal y como se están produciendo los acontecimientos y pase lo que pase esos populismos ya han ganado porque su revolucionaria irrupción ha servido para abrir los ojos de la gente y enseñarles las sucias enaguas de un gobierno títere de Europa, que entrega a Rajoy y demás peones una cartilla de deberes en donde se hallan escritas las líneas maestras del más voraz capitalismo. Preceptos que su alumno más aventajado cumple a rajatabla para obtener la matrícula de honor a costa de arrojar a las clases medias y humildes de su país al despeñadero de la indigencia, y que tiene como premisa el cuidar bien del rumbo inalterable de esta ruina para que el distinguido estatus del que gozan dure toda la vida.

Hoy el pueblo español se siente con energía y está dispuesto a besar cualquier blanca y fría calavera si ese acto simbólico sirve para poner fin a una etapa de dificultades y humillaciones extremas. Los vendedores de tinieblas lo tienen ahora más difícil que nunca porque nos han colocado en un cisma en donde ya sólo podemos perder los harapos. De tanto cavar la zanja de las desigualdades con su siniestro decálogo de leyes retrógradas, infames políticas fiscales y recortes, han generado una musculosa legión que sin necesidad de recurrir a las horcas, hoces y guadañas están dispuestas a desalojarlos del poder para que expíen su largo historial de desmanes y tropelías. Al parecer, una papeleta y una urna serán suficientes para que los idus de otoño deplieguen sus mejores augurios. La eternidad un día será el premio para todos los que apliquen esa receta impidiendo así que se amplíe el campo de batalla en donde el dolor y las injusticias siempre las padecen los mismos, y que ahora sí, están dispuestos a gritar ¡basta!

Sólo un tonto que se finge tonto puede soñar con salir indemne después de cuatro años de latrocinio. Esperaban el “efecto Cameron” y se encontraron con las carracas de la mugre y la furia bañándose en sus lujosas y desbordantes piscinas modelo Infinity. Según ellos, chusma, una turba de perdedores aliadas para destripar el Estado de Derecho y desahuciarlos del poder. Pero resulta paradójico que un partido anegado en las más inmundas ciénagas de la corrupción, cobijo de nostálgicos e involucionistas y fundado por los supervivientes más ultramontanos del franquismo, se convierta en adalid de la regeneración política y acuse de extremistas a los partidos de la oposición por llegar a pactos que, nos gusten o no, son escrupulosamente democráticos. El gobierno, empeñado en convencernos de que España es la envidia del mundo occidental, interesadamente olvida que la devastación del paro ha disparado el consumo de pañuelos y ansiolíticos, que aquí se sobrevive con salarios que son limosnas, que el despojo físico y la desintegración moral está cercando a más de dos millones de familias con todos sus miembros parados que malviven en la más lamentable pobreza mientras muchos de sus cofrades más ilustres están condenados o imputados por crear redes de corrupción con el único fin de enriquecerse, evidencia que les hubiera obligado a dimitir en pleno en cualquier otro país con una democracia íntegra.

“Rajoy o la nada”, “el PP o el vacío”, y lo dice un hombre que ha tenido la desvergüenza de no cumplir ni uno solo de los puntos de su programa engañando a sus propios votantes, que pedía fortaleza al turbio ex tesorero de su partido, que ha creado una ley de hierro que hace de la libertad una ficción jurídica y al que condenarán los inhumanos sacrificios de un pueblo obligado a vivir un lamentable retorno al pasado, un incesante ir para atrás como los cangrejos en donde sólo falta, como adorno patético, una orla con el llavero de Naranjito en las llaves del Simca 1200.
Bien dicho pedro. Escribe un libro para que todas esas palabras que te fluyen de msnera natural esten en armonia con alguno de los temas que tan bien dominas
...., o que escriba aquí una página diaria y aluego las compile: yo compraría un ejemplar.

Saludos jabeños.
Bien dicho pedro. Escribe un libro para que todas esas palabras que te fluyen de msnera natural esten en armonia con alguno de los temas que tan bien dominas
Bueno, algo tengo por ahí. Si te vale, te cuento que estoy liado con un guión de cine que es algo que desde hace tiempo tenía el capricho de probar pues la descripción de ambientes y los diálogos es algo que me apasiona. Aquí, querido y desconocido amigo, sólo venden libros ya los grandes escritores de best sellers (el 21 % de IVA ha resultado letal), de esa literatura de quiosco o aeropuerto y dudosa calidad que le sirve a la gente para evadirse de las miserias cotidianas aunque no aloje ni un solo pasaje memorable en su memoria. En cualquier caso, si se reúnen las cerca de mil críticas de cine y pequeños ensayos (psychokillers en el cine, Cine-espejo de la deformación, Distrito Apache: rebelión en las aulas, Cine y feminismo, etc.) que tengo escritos y publicados darían para varios volúmenes.

Mi único triunfo es que, cuando escribo de temas políticos, sociales y culturales me felicitan hasta mis más encendidos adversarios de la comarca, y algunos de ellos –no en el ámbito local, por supuesto, a los que al parecer les importo una mierda- me han confesado últimamente que les hubiera gustado contar con mi concurso en sus proyectos políticos, pero como los partidos siguen funcionando al modo de los Apparatchik soviéticos no aceptarían de buen grado mi integral independencia a pesar de que ello les daría prestigio y no serían tildados de sectarios. Ya sabrás, que yo no he militado, ni milito ni militaré jamás en ninguna formación política y que, a pesar de lo que pueda parecer, me interesa mucho más la cultura en el más amplio sentido de la palabra, que tendría que contar con un presupuesto más alto en las administraciones locales, y es precisamente en esa área en donde noto la mayor carencia por parte de los gobiernos en nuestro pueblo, comarcas y autonomía. Por supuesto, yo haría las cosas de otra manera, tengo mis ideas para ello y no las voy a vender gratis en un mundo en donde todo el mundo cobra hasta por escupirte. Sin embargo, estoy convencido -y gracias a algunos contactos- que esas ideas serían aceptadas de buen grado por los jóvenes y los sectores más dinámicos de nuestro entorno. Cualquier persona inteligente sabe que si no hay cultura no hay democracia, y aquí, insisto, eso es un déficit importante.

Un abrazo, amigo, tómate algo fresquito a mi salud. También para ti, querido Leganés, los dos seguiremos disfrutando de las cosas que al parecer no sirven para nada, admirando esa belleza que nos hará confesar que hemos vivido.
Por cierto, creo que nunca he dedicado una crítica a mi primo Leganés. Creo que ha llegado el momento de hacerlo con una película reciente y un artista que sé, que como a mí, le apasiona y que ha obtenido el récord de cinco mil visitas para una sola crítica en mi blog. Va por ti, primo. Con esto me despido hasta la semana que viene. Sed felices... si os dejan.

El mito y la prolongación del dolor
PASOLINI ****
DIRECTOR: ABEL FERRARA.
INTÉRPRETES: WILLEM DAFOE, NINETTO DAVOLI, RICARDO SCAMARCIA, VALERIO MASTANDREA, ADRIANA ASTI, MARÍA DE MEDEIROS.
GÉNERO: BIOPIC / ITALIA / 2015 DURACIÓN: 86 MINUTOS.

Controvertido director de cine, guionista, escritor, poeta, marxista, católico, homosexual, transgresor, provocador, pederasta, pornógrafo son algunas de las profesiones y epítetos que nos hacen evocar a una de las figuras intelectuales esenciales de la segunda mitad del pasado siglo: Pier Paolo Pasolini (Bolonia, 5 de marzo de 1922 – Ostia, 2 de noviembre de 1975), un artista total, genuino, prolífico y multidisciplinar que supo plasmar en su obra las constantes de una vida trágica y cuyo carácter descarnado quedó marcado por su ciudad natal, la izquierdista Bolonia, su condición de homosexual, que le llevó a ser expulsado del Partido Comunista Italiano tras ser acusado de corrupción de menores cuando impartía clases en un colegio, y por su familia: odiaba con ferocidad a su padre, Carlo Alberto Pasolini, un militar fascista colérico, alcohólico y maltratador que fue quien identifico y detuvo al joven anarquista de 15 años Anteo Zamboni cuando el 21 de octubre de 1926 intentó asesinar a Mussolini durante el desfile de la Marcha sobre Roma. Zamboni erró el disparo e inmediatamente fue atacado y linchado por los fascistas que dejaron los despojos de su cuerpo agujereado por 14 puñaladas, un balazo y signos evidentes de estrangulamiento; Pasolini veneraba a su madre, una maestra de escuela sensible y dulce descendiente de una familia campesina; la muerte de su hermano Guido, a los 20 años, abatido en 1945 cuando combatía con la Resistencia en la Segunda Guerra Mundial, alojó en él y en su madre, un terrible vacío. Pasolini murió el 2 de noviembre de 1975 salvajemente asesinado por un chapero de 17 años, Giuseppe “Pino la rana” Pelosi, y su cuerpo desfigurado quedó abandonado en una playa de Ostia, cerca de Roma.

Las circunstancias de la muerte siguen sin estar claras, y al aficionado se le hace necesario ver como complemento de este film de Ferrara, la película de Marco Tullio Giordana Pasolini, un delito italiano (1995), donde la pregunta que se impone es ¿pudo Pelosi asesinar solo a Pasolini? Un suceso que sigue siendo un enigma a día de hoy, pero que siempre se ha especulado que su condición de homosexual altivo, su ideario comunista, su carácter libérrimo y su postura muy crítica con algunos políticos de la época, acabaron condenando al intelectual más odiado y amado en la agitada Italia de aquellos tiempos.

Abel Ferrara, muy perdido en los últimos tiempos y que parece querer dar un nuevo impulso a su carrera con films como Welcome to New York (2014), sobre el affaire Dominique Strauss-Kahn, y la cinta que nos ocupa, traza un maravilloso ejercicio de síntesis narrando las últimas horas de vida del tan recordado como llorado director: la noche del 2 de noviembre de 1975, Pier Paolo Pasolini es asesinado en una playa de Ostia de una brutal paliza. Convertido en icono revolucionario en su lucha contra el poder, sus escritos resultan escandalosos, y sus películas, son perseguidas por la censura. Ese día, Pasolini (Willem Dafoe) había pasado sus últimas horas con su adorada madre y con sus amigos, por la noche se lanza a la calle en busca de aventuras. Al amanecer, es encontrado su cadáver tumefacto, como una marioneta rota, en una playa de Ostia.

Si la personalidad de Pasolini resulta difícil de descifrar por su facultad poliédrica, al menos se ha conseguido encontrar a un actor de rostro anguloso y marcadas arrugas gestuales que con gafas oscuras todavía guarda más parecido físico con el director de Mamma Roma, Willem Dafoe, que mimetiza su imagen y confiere a la función un carácter cotidiano, de calma y equilibrio. Pasolini es el mejor y más sentido trabajo de Ferrara en muchos años, poniendo en práctica un estilo elegante y sencillo nos presenta un film caleidoscópico que nos muestra el pálpito y retazos de los últimos pasos en la vida del mito de la herida abierta. Y lo hace a modo de salmo o elegía con estampas dispersas en donde su figura, dotada de una emocionante fisicidad, se agiganta: entrevistas a raíz de su última película, Saló o los 120 días de Sodoma; sus reflexiones sobre el sexo, la moralidad, y su homosexualidad como un acto de resistencia; la entrevista que concedió a Furio Colombo en vísperas de su muerte; su pasión por el fútbol que definió como una representación sagrada; sus salidas por barrios degradados en busca de aventuras con jóvenes romanos; su relación con su amada madre, su actor fetiche Ninetto Davoli y la actriz Laura Betti; y su asesinato en la playa de Ostia, que Ferrara muestra sin pasión, pero con la lacerante equidistancia del misterio, abonándose a la tesis de que fueron varios hombres los que participaron en la brutal paliza que acabó con su vida. La cámara sigue a Dafoe, la carne y el espíritu del intelectual, del artista total y universal, durante unas horas que van a desembocar en su trágica muerte, escenas de lo vivido y lo imaginado, asaltadas por personajes que crecen a la sombra del autor doliente.

El director neoyorquino no especula en ningún momento con las causas e hipótesis de la muerte de Pasolini, algo que podría haberse considerado atrevido o irreal, mostrándose más interesado en todo lo que late en la dimensión humana del genial artista, y nos hace respirar su aliento con un fondo de convulsión política y social, Roma como un teatro violento y siniestro, la Ciudad Eterna en crisis de valores (posesión y destrucción), y sobre la que estos valiosos fragmentos de las últimas horas de vida del escritor (profesión que indicaba su pasaporte), de su pensamiento, marcan una deriva excepcional que pone en valor su incorruptible trayectoria vital, en donde el escándalo que provocan sus obras serviría de espejo para enfrentar a la podrida sociedad con su propia podredumbre, el asco del director hacia el mundo en que vivía. El inabarcable llanto de su madre, Susanna, al conocer la muerte de su segundo hijo de boca de la actriz Laura Betti, prolonga un dolor universal, un llanto colectivo de locura y derrota, una sensación de ruina y orfandad tan lacerante como ineludible.
Muy buenas Jabeños, a pesar del tiempo que hace que no entro en el foro, pero no me olvido de vosotros, con la Jabeña Victoria Juez, si que comento con frecuencia a través de facebook, ya que la tengo agregada como amiga, bueno espero esteis todos bien, acabo de hechar un ligero vistazo por el foro, y veo teneis un nuevo alcalde, pués mi enhorabuena y que sea para bien del pueblo Jabeño ya que bien se lo merece.
Amigo Leganés, queria comunicarte,,,,,,, el dirigirme a Leganés, es porque nos conocemos hace al menos cincuenta años, ¿cierto Leganés? "el niño jabeño de la bici" jejejeje acudia a diario en bicicleta al intituto laboral de Villanueva, desafiando la lluvia, el calor y el frio, que tiempos aquellos jajajaja, bueno como te decia, el motivo de este mensaje es para comunicarte que posiblemente aprobeche el puente del 15 Agosto para acudir con mi Sra. y mi hijo el pequeño a una cita obligada, ya que los "muchachos del hogar" como asi nos llamaban en Villanueva, queremos hacer una quedada, para reencontrarnos trás cinco décadas sin vernos, vá a ser muy emocionante, por lo que quiero aprobechar, para acercarme tambien a La Haba y saludaros, y como no, tomarnos unos vinitos o unas cervecitas en Cá Luciano.
Venga amigo Leganés, un gran abrazo para ti y para todos los foristas Jabeños.
Bueno, algo tengo por ahí. Si te vale, te cuento que estoy liado con un guión de cine que es algo que desde hace tiempo tenía el capricho de probar pues la descripción de ambientes y los diálogos es algo que me apasiona. Aquí, querido y desconocido amigo, sólo venden libros ya los grandes escritores de best sellers (el 21 % de IVA ha resultado letal), de esa literatura de quiosco o aeropuerto y dudosa calidad que le sirve a la gente para evadirse de las miserias cotidianas aunque no aloje ... (ver texto completo)
Gracias, Pedro: ¡chin-chin!, brindo por tu salud. Y dices bien, seguiré disfrutando de todo lo que, a mi entender, valga la pena: salvando las distancias con don Pablo, creo questoy viviendo, lo confieso.

«Un profeta sólo en su patria y en su casa carece de prestigio», dicen que dijo el evangelista Mateo de un tal Jesús de Nazaret. Escribo esta manida frase como subrayado a lo que afirmas de no encontrar en el ámbito jabeño el eco y reconocimiento tan generosos que te dispensan otros lectores más lejanos, incluso los adversarios; pero el silencio mostrado por el jabeñerío -que tú equiparas con la indiferencia, por no repetir literalmente tu expresión- puede que sea un posicionamiento nada desdeñoso, no tiene por qué ser así, vaya: el silencio, querido primo, es un posicionamiento como otro cualquiera pero al que es muy difícil rebatir. Yo que tú, aun sin contrapartida, lanzaría esas ideas que anidan en tu cabeza para el mejoramiento de la cultura: ¿por qué no cambias las ácidas críticas por ideas renovadoras?

Recibe un abrazo con mucho afecto,
Por cierto, creo que nunca he dedicado una crítica a mi primo Leganés. Creo que ha llegado el momento de hacerlo con una película reciente y un artista que sé, que como a mí, le apasiona y que ha obtenido el récord de cinco mil visitas para una sola crítica en mi blog. Va por ti, primo. Con esto me despido hasta la semana que viene. Sed felices... si os dejan.

El mito y la prolongación del dolor
PASOLINI ****
DIRECTOR: ABEL FERRARA.
INTÉRPRETES: WILLEM DAFOE, NINETTO DAVOLI, RICARDO ... (ver texto completo)
Muchas gracias, de corazón: mencantan estas aristas cariñosas de tu escribir. No has podido elegir mejor personaje para agradarme con tu dedicatoria (habré de ver la película para opinar de ella). El influjo de Pier Paolo Pasolini, como artista integral, y de Antonio Gramsci, como pensador, fue mu decisivo en mi manera de entender -precisamente- la cultura como arma.

Mu buenas noches y muchas gracias de nuevo.
,
Muy buenas Jabeños, a pesar del tiempo que hace que no entro en el foro, pero no me olvido de vosotros, con la Jabeña Victoria Juez, si que comento con frecuencia a través de facebook, ya que la tengo agregada como amiga, bueno espero esteis todos bien, acabo de hechar un ligero vistazo por el foro, y veo teneis un nuevo alcalde, pués mi enhorabuena y que sea para bien del pueblo Jabeño ya que bien se lo merece.
Amigo Leganés, queria comunicarte,,,,,,, el dirigirme a Leganés, es porque nos ... (ver texto completo)
¡Hombreeeeeeeeeeee! ¡Mu buenas nochessssssssssss! Me preguntaba, mi querido Pepe Romero, qué te pudiera haber hecho el jabeñerío para que no dijeras ni pío durante tanto tiempo: tú eres de los legendarios de este Foro Jabeño, de los primeros, jejeje. Como yo fui, pero otros antes, conocido como "el niño de la bici" en 1959, pero solo porque era el más chiquinino de todos, porque eran nueve años y no alcanzaba a gobernar la bici desde arriba, jejeje.

Salvo imponderable, amigo Pepe, en esos días de agosto, basta con que preguntes por mí en el Altozano jabeño para que nos veamos: estás invitado a esas cervecitas frías, como las sevillanas de fresquitas, que Luciano suele tener.

Recibe un fuerte abrazo,
Gracias, Pedro: ¡chin-chin!, brindo por tu salud. Y dices bien, seguiré disfrutando de todo lo que, a mi entender, valga la pena: salvando las distancias con don Pablo, creo questoy viviendo, lo confieso.

«Un profeta sólo en su patria y en su casa carece de prestigio», dicen que dijo el evangelista Mateo de un tal Jesús de Nazaret. Escribo esta manida frase como subrayado a lo que afirmas de no encontrar en el ámbito jabeño el eco y reconocimiento tan generosos que te dispensan otros lectores ... (ver texto completo)
Ces´t la vie

Porque, como Pasolini, el mundo que veo no me gusta, y eso sería como cambiar de piel, tener un alma en cada almario, y ya estamos rodeados de bastantes máscaras y disfraces. Montesquieu, profundizando en las ancestrales hostilidades entre españoles y franceses, lanzó una de las sentencias más elegantemente mordaces que se recuerdan, y agradecía a los españoles "que, despreciando sistemáticamente a todos los demás, dedicaran sólo a los franceses el placer de odiarlos".

Somos, en verdad, mucho más chovinistas que ellos y pocos pueblos tienen más querencia por el desprecio y el odio. Somos maestros de la insidia, medradores y turiferarios de la peor especie, muy propensos a las exageraciones infantiles y carentes de la madurez psíquica que requiere una sociedad desarrollada. Contaré una anécdota más:

Me encuentro sentado en una terraza tomando mi elixir favorito en compañía de mi mujer y mi hijo pequeño. En una mesa cercana se discute sobre la violencia en los Estados Unidos, las sistemáticas masacres que se producen a un lado y otro de ese extenso país de forma cada vez más continua, el nulo control sobre las armas de fuego, el racismo intrínseco de una parte de la sociedad (que, recordemos, tiene un presidente negro) y la escasa pedagogía sobre el respeto a la convivencia y los más elementales derechos cívicos. Todo esto contado a mi manera, claro está, porque sus argumentos eran mucho más endebles aunque fácilmente comprensibles. Requieren mi opinión, y con la habitual pereza que me acompaña en los últimos años respondo, no sin antes percatarme de que casi todos ellos son cazadores:

-No sé si sabéis que Rusia tiene un índice de criminalidad cinco veces más alto que los Estados Unidos. En cárceles de máxima seguridad como El Delfín Negro, de la que jamás ha escapado un preso y que está señalada como una de las más inhumanas por todas las asociaciones de derechos humanos, están encerrados asesinos con decenas de crímenes a sus espaldas, violadores de niños de la peor especie y hasta caníbales. Uno de los peores asesinos en serie de la historia, Andrei Chikatilo (que agredió sexualmente, asesinó y mutilo a un mínimo 52 mujeres y niños entre 1978 y 1990) estuvo campando a sus anchas por la URSS sin que sus crímenes se investigaran porque en el “paraíso comunista” no existían los crímenes, una aberración que sólo concierne a los países capitalistas. Sería largo hablar de los campos de prisioneros diseminados por toda Siberia. Pero, vosotros sois cazadores ¿no? -pregunto-.

-Sí, claro.

-Y ¿qué pasa, que una escopeta y un rifle de caza no son armas de fuego? ¿No matan? ¿Hará falta que recuerde la matanza de Puerto Hurraco?

-Bien, España no es Suiza -continúo- pero si multiplicamos el número de rifles y escopetas (varias por cada cazador) arrojará una cifra equiparable, si la comparativa se ajusta al número de habitantes, a la de Estados Unidos. Para terminar, os recomendaré una película española titulada “El rey de la montaña”.

Ni que decir tiene que una consulta rápida en el móvil de unos de ellos acabó dándome la razón respecto a lo de Rusia. Así, una fragilidad esencial, una hipocresía provinciana preside nuestras vidas. Yo, Leganés, lo veo como algo impersonal, pero no es difícil adivinar cuáles son los orígenes de esa verdad oscura que nos lleva a persistir en los clichés, en las soluciones simplistas e irreflexivas que hacen que los impulsos se impongan siempre a la razón. Abducidos por las filias y las fobias, pertenecemos a una subcategoría rebosante de suficiencia, de torva megalomanía e intelectualismo de casino. Sinceramente, a veces es preferible la soledad, aunque sea una representación dramatizada, y el premio de la independencia es demasiado jugoso como para no sentirse abrumado por tanta vulgaridad.
¡Hombreeeeeeeeeeee! ¡Mu buenas nochessssssssssss! Me preguntaba, mi querido Pepe Romero, qué te pudiera haber hecho el jabeñerío para que no dijeras ni pío durante tanto tiempo: tú eres de los legendarios de este Foro Jabeño, de los primeros, jejeje. Como yo fui, pero otros antes, conocido como "el niño de la bici" en 1959, pero solo porque era el más chiquinino de todos, porque eran nueve años y no alcanzaba a gobernar la bici desde arriba, jejeje.

Salvo imponderable, amigo Pepe, en ... (ver texto completo)
Gracias Leganes, conociendote, no esperaba menos de ti, jejejejeje, como te comentaba hemos concertado una quedada, los muchachos del hogar, a muchos de ellos tú los conoces ya que fueron compañeros en el instituto como por ejemplo, Juan y Quico Maldonado, "el Gori, Eduardo Cicuendez gran amigo mio este era el hijo de Cicuendez nuestro profesor Q. E. P. D. de educacion fisica y algunos más, han pasado más de 50 años, asi que vá a ser todo muy emocionante, en cuanto a ti, por supuesto que me tomaré esas cervezas contigo y con todo los jabeños que lo deseen en Cá Luciano, tenlo por seguro, yo seguramente estaré ya alli el dia 14 de agosto a medio dia, ya que como hace tanta calor queremos salir de Sevilla bien temprano, y estaremos en Villanueva hasta el Domingo noche incluida.
Bueno amigo Leganés un abrazo para ti y para el resto de amigos Jabeños.
Ces´t la vie

Porque, como Pasolini, el mundo que veo no me gusta, y eso sería como cambiar de piel, tener un alma en cada almario, y ya estamos rodeados de bastantes máscaras y disfraces. Montesquieu, profundizando en las ancestrales hostilidades entre españoles y franceses, lanzó una de las sentencias más elegantemente mordaces que se recuerdan, y agradecía a los españoles "que, despreciando sistemáticamente a todos los demás, dedicaran sólo a los franceses el placer de odiarlos".

Somos, ... (ver texto completo)
Pos no sé, hombre, si tú expusieras cristalinas tus ideas, que son “tuyas”, que crees en ellas, no creo que añadieras disfraz alguno a este teatro mitad trágico mitad cómico en que hemos convertido la modernidad: sino questarías, ya digo, alumbrando el camino para alcanzar la verdad clara.

Convengo contigo en la desmesurada suficiencia de mucho españolito de “torva megalomanía e intelectualismo de casino”, cuánta razón llevas, por dios bendito (la frase es pa enmarcarla) pero, insisto, yo creo que las ideas -si son frescas, inéditas- hay que exponerlas generosamente para hacer pensar al personal. Aun estando como está este mundo, ¿te imaginas hasta qué abismos caería si los que –lejos de impulsos- razonan, investigan y concluyen en resultados positivos…, se llevasen a la tumba sus logros?

Jejeje, bueno, todo ello te lo digo en aras de picarte para quextiendas tus fervorosas intervenciones y ver la forma y manera de resolver las cuestiones y problemas culturales en que esté enzarzado el jabeñerío: cuya idiosincrasia, querido Pedro, no creo que diste tanto de los compatriotas de ese Barón tan ilustre que más arriba has nombrado.

¡Qué calor, chascho!, pero qué buen argumento y justificación pa beberse un vinito fresco, o un Legendario con mucha nieve.

Un abrazo,
,
En esta Extremadura nuestra, territorio totémico y cuna de conquistadores de los que todo el mundo se avergüenza, paisaje trashumante de múltiples civilizaciones, sin peso alguno en los contubernios que marcan las directrices de la política nacional, surgió hace unos años una rara especie a los que yo tildo de "jornapijos". Fáciles de reconocer por su chillona y hortera indumentaria, votan indistintamente a la izquierda o la derecha según les venga el viento porque la política les trae al pairo, la cultura, por supuesto, también les importa un comino, sólo se siente atraídos por el colegueo tabernario, la matraca futbolera y no pierden mucho tiempo en la agitación de la conciencia ni en cualquier expresión artística que les haga crecer o sentirse vivo más allá de las ineludibles necesidades fisiológicas. Un día me extenderé en ello, aunque mis retratos siempre tienen como fondo un espejo deformante.

Arrastradas tal vez por esta desidia, un pasotismo que ha mostrado de manera eficaz su porosidad en todas las instituciones, se ha abandonado la educación cultural -que hay que diferenciar de la formativa- a la suerte de cada individuo como si esta no fuera uno de los elementos cardinales de todo estado democrático. La oferta es pobre, Leganés, tanto que diría que el 90 % de las propuestas culturales de la región no me interesan, y eso que yo no soy en absoluto reduccionista: me gusta el cine, la música, la literatura, los cómics, los vídeojuegos, el diseño, la pintura, los juegos de rol y hasta el voley playa femenino. Se trata, al fin, de que exista más variedad, de que se intente satisfacer los gustos de amplios segmentos, de no ser tan reiterativos, de ser algo más original, de crear eventos que sirvan de referencia a nuestras poblaciones, de sondear las infinitas posibilidades que nos brinda hoy día el mercado, de perdurar con apuestas y propuestas chispeantes, atractivas, icónicas, relevantes, eminentes.

-Maestro, toque usted una pieza.

-Allá va la misma.

Y en esa estamos, aunque algunos casos se dan que son por todos conocidos y que forman parte de ese 10 % que sí me interesa y aplaudo. Es lo que observo, querido primo, pero tal ve esté equivocado, seguro que tenemos tiempo de comprobarlo. Mañana subiré una semblanza sobre uno de mis héroes y con eso, como cada semana, me tomaré unos días para las tareas que tengo entre manos.

Un abrazo y cuidado con los calores que esas ciudades grandes pueden convertirse en hornos crematorios. Espero saludarte en las fiestas.

Coda: alguien me pregunta por Whatsapp por qué he recomendado la película española "El rey de la montaña", ya que algunos la han visto. Bueno, porque se impone como una terrible denuncia sobre los males endémicos de esta sociedad en donde la diversión empalma cables con la tragedia, también porque puede ser entendida como una alarmante metáfora sobre los odios que anidan en este país cainita. Aunque bien es verdad que para esto sirve mucho mejor la obra magna de Carlos Saura "La Caza". Aclarado.



  Ver política de privacidad