Pueblos de España

Mensajes de LA HABA (Badajoz)

 Mensajes de LA HABA
Hombreeee, "A tresbolillo", eso está bien, hay que sentirse orgulloso de ser jabeño, así me gusta: pero supongo que te sentirías igual si alguien libremente les representara allí, ¿por qué no, hombre de dios? Mira, lo repito, ninguno de los dos partidos mandones, o tres, (a los que casi todos hemos votado hasta ahora) merecen, a mi modo de ver, un nuevo margen de confianza, es por ello que ese movimiento puede ser el medicamento que les hace falta para regenerarse de verdad. Y lo que dije ayer, que ... (ver texto completo)
Buenas a todos, soy nuevo por el foro y no he podido evitar seguir estos días el debate que tenéis por aquí montado sobre Podemos y las nuevas opciones políticas, creo que desde mi condición puedo contestarte, amigo Leganés, que si, que quizás Podemos o alguna de estas nuevas formaciones políticas sean la medicina para este país, pero me gustaría recordar como funcionan las vacunas concretamente, insertan un pequeña cantidad del virus en el organismo, haciendo que éste genere los anticuerpos necesarios para erradicarlo en caso de que un ataque real se produjera. Bueno, si Pablo Iglesias y su cuadrilla son la medicina para esta "enfermedad", nos van a meter el virus de su política sin sentido en el cuerpo, haciendo que nos acostumbremos a sus prácticas y sus políticas de alto contenido Bolivariano y que solo han servido para hundir al país con mayores reservas de petróleo del mundo y que ahora tiene que importar ese petróleo. Y ojo que digo Bolivariano. No de izquierdas o progresista, porque en esos países no existe la izquierda, existe la figura de ciertos señores que se presentan ante el pueblo como personas machacadas por los gobiernos, como salvadores, para luego agarrarse al despacho que el pueblo les dio. Si la gente que vota a Podemos quiere eso para este país pues me parece muy bien, yo no lo comparto. Pero por un momento, piensen que una de las arengas de los jóvenes para pedir el voto para esta formación es que con los políticas actuales nos estamos viendo obligados a emigrar para trabajar, mi pregunta es, ¿de verdad cree esa gente que un joven preparado y con estudios se va a quedar aquí con las políticas en materia laboral que quiere llevar a cabo el señor Iglesias? Personalmente, si ya veía emigrar como una obligación para prosperar en mi profesión puede que ahora empiece a verlo como una necesidad.

Un saludo a todos y a vivir bien, mientras "Podamos".
Podemos está jugando con las ilusiones de mucha gente, pero ¿que programa tienen?, ¿que van a hacer con las instituciones públicas?, ¿con la educación?, ¿con la sanidad?, si no fuera por que la gente está desencantada con los partidos generalistas, Podemos no sacaba ni un escaño. Nos sobran "mesías", los venezolanos (tan cercanos a ellos) los creyeron hace 16 años y están en la miseria, en España aún estamos a tiempo de evitarlo y espero que así sea.
Buenas a todos, soy nuevo por el foro y no he podido evitar seguir estos días el debate que tenéis por aquí montado sobre Podemos y las nuevas opciones políticas, creo que desde mi condición puedo contestarte, amigo Leganés, que si, que quizás Podemos o alguna de estas nuevas formaciones políticas sean la medicina para este país, pero me gustaría recordar como funcionan las vacunas concretamente, insertan un pequeña cantidad del virus en el organismo, haciendo que éste genere los anticuerpos necesarios ... (ver texto completo)
Mu buenas, ¡bienvenido al Foro Jabeño: donde todo el mundo sentretiene si pone empeño!

Ya sé que me repito, pero te ruego lo que a todos los “nuevos”, a ver si tú te quedas en plantilla, que no veas la falta de mano de obra que tenemos aquí: espero que no seas breve como las tormentas de La Lapa, que con sus truenos nos asustan y aluego solo nos dejan unos cuantos goterones de agua en el sopor profundo de la siesta jabeña. No es ninguna ironía maliciosa, eh, es que no semos escapaces de retener a nadie que opine de política sin que después se vaya: es por eso que yo prefiero jabeñear al polítiqueo para así entrañarme más con mis paisanos; aunque no rehúyo ninguna cháchara con tal de alimentar y dar vidilla al Foro.

Y jabeñeando te digo…., que vaya mote tan bonito que thas puesto, ten cuidao que tiene origen griego: avé si Tsipras te va a hacer pagar un canon por ello, jejeje.

Mu buena tu fábula sobre la vacuna, pero hay un pequeño matiz que quisiera significarte: la terapia, la vacuna, quien la necesita son los actuales gobernantes y no los gobernados: a mí, y creo que a ti, o a nosotros, lo que nos interesa es estar mejor gobernados, de otra manera, y podemos lograrlo prestando nuestro voto a personas distintas, de “Podemos” o de cualesquiera otros movimientos, plataformas o partidos, es sencillamente lo que quiero decir: para vivir mejor, tener trabajo, disfrutar de otros países para culturizarnos y no para buscarnos el sustento, para que nos devuelvan lo ques nuestro, los derechos que tanto costaron y que han desaparecido en un pispás, para que nos resazgan de tanto robo. Pero si tú, Heliópolis, por tu condición que dices, o circunstancias, crees que debes reincidir y volver a votarlos, o no votar, estás en tu derecho: pero aluego hay que pechar con ello.

El otro día decía el paisano “A tresbolillo”, asín de claro, que prefiere lo malo conocido a lo bueno por conocer, jejeje, pero ¡por dios bendito y por la virgen de Lantigua”, este refrán si ques una vacuna, con ese conformismo patológico podíamos habernos quedao con el Difunto pa siempre. En fin, ayer cayeron otros dos barones de los que yo creía que eran lo bueno conocido: no sé tú, yo no puedo más y voy a intentar cambiarlos, y pecharé con las consecuencias dello que no serían sino unas décimas de fiebre, pero yo no presto más confianza a hombres y mujeres ya manidos por la crueldad. A mí, Heliópolis, la última vacuna me la puso don Valeriano, por orden de don Fernando y su gran perro “Negu”, y ni Pablemos, ni dios ninguno, van cambiar un ápice mis convicciones sobre lo que pienso y quiero para mi querida España. Prefiero la cándida utopía a la distopía real que nos embarga. Ámoj, a mí no me quita esta libertad y el poco saldo de bienestar que ya nos queda ni…….

Y como le dije “A tresbolillo”: escribe, por dios, hazlo aunque solo sea pa rectificarme.

Otro saludo patí, viviremos bien si nos dejan y podemos.

(En Venezuela, además de grandes reservas petrolífereas, había grandes bolsas de analfabetismo: esto último es lo que ha permitido gobernar a la panda de gorilas que la han empobrecido aún más; nosotros ya aprendimos las cuatro reglas, para eso ha valido la Transición, na más, y no vamos a permitir ese desmán).

,
Podemos está jugando con las ilusiones de mucha gente, pero ¿que programa tienen?, ¿que van a hacer con las instituciones públicas?, ¿con la educación?, ¿con la sanidad?, si no fuera por que la gente está desencantada con los partidos generalistas, Podemos no sacaba ni un escaño. Nos sobran "mesías", los venezolanos (tan cercanos a ellos) los creyeron hace 16 años y están en la miseria, en España aún estamos a tiempo de evitarlo y espero que así sea.
Tengo un afán de contestar a todo el mundo (desde luego porque soy libre y mu rico en tiempo libre), quespero no se confunda con el intento de acaparar espacio, sino con lo contrario: pues estoy jarto de mí mismo, casi desgañitado de buscar gente, de observarme cansino en mis deseos de atraerla -aunque sea a jornal, jejeje- pa quescriba aquí en el Foro, lo hago con perseverancia, como el rayo que no cesa: "Vierto la red, esparzo la semilla/ entre ovas, aguas, surcos y amapolas,/sembrando a secas y pescando a solas/de corazón ansioso y de mejilla"; pa que no te quejes de que no se te recibe bien en tu Foro.

Es verdad, estamos a tiempo, no sabemos el programa que tiene "Podemos": cuando lo escriban, y no antes, estaremos a tiempo de demonizarlos y desde luego de no votarlos: y es verdad que andan diciendo algunas tonterías mitineras (¡anda que los demás!), y han bravuconeado con alguna burrada, y han perpetrado algún desmán...., pero estamos a tiempo. Quien no juega más con mis ilusiones son esta pandilla de jaldones que padecemos; incluyo a todos, los que han hecho de las instituciones su cortijo de operaciones, de la educación -sobre todo los dos grandes- púlpito y bandera de sus doctrinas, de la sanidad un peligroso negocio, y de la unidad y solidaridad españolas una torre de papel-babel que lo único que genera es inquietud. ¿Que te crees, "ascen", que se puede hacer peor? No mujer, no se lo vamos a permitir.

Y sansacabó de politiqueo, por hoy, te mando mucho afecto envuelto en un abrazo,

(Entodavía tengo pendiente hacer, o que me hagan, el caldo molinero que recordaste en casa de tus recios y sobrios abuelos: aquellas personas que nos ilusionaban tanto, pero con obras y hechos reales)
Buenas noches paisanos, a mi vecino RRLG quisiera preguntarle que si en los cuarenta años de democracia que hemos tenido solo a servido pa quitarnos los derechos, siento no estar deacuerdo, pienso que el trabajador esta ahora mejor que estabamos antes, bien es verdad que podian estar mejor si esa clase social llamados politicos no hubieran robado y estafado tanto o si lo robado y estafado lo hubieran devuelto. luego me dices que gracias a que a salido el 15M, pero ¿que es el 15M o Podemos?. Un grupo ... (ver texto completo)
Buenas tardes a todos los foreros/as. Pues de lo que estoy diciendo de los cuarenta años de democracia nos han quitado todos los derechos de un plumazo lo digo porque a la vista esta. Los contratos basuras los contratos por horas, el despido casi libre, y es mas el fondo de fogasa o garantía salaria también se lo han quedado que son de los trabajadores para cuando te despiden y ya no hay dinero. Pues no me gustaría que a ti te despidiese y cuando fuese a cobra del fondo te dijese que tiene que esperar cinco o seis años porque no hay dinero como te quedaría. Y cuando al dia siguiente en el periódico sale que el presidente del real Madrid va ha cobrar la cantidad de mil treciento millones de eros por el estado de la perforación, gastor en castellón a ti que te parece esto. El dinero de la seguridad social que habían miles de millones cuando murió el viejo a donde esta se lo tenemos que preguntar ha estos politicos corruptos. En que yo a franco no lo defiendo lo tenían que ver matado en la guerra por asesino. Pero lee los estatuto del trabajador del año 1971. Echo cuando estaba todavía estábamos en la dictadura y ahora nos quieren quitar de negociar un convenio. Ni huelga qui ere que ha gamos. eso les va bien a muchos politicos. La ley mordaza como tu dice en Cuba o Venezuela pero la han puesto a qui para que la gente no salga a la calle pidiendo sus derechos que no los están quitando. Como la sanidad, la educación la justicia y otras muchas mas. Sobre monedero lo que a echo no entiendo nada pero la justicia tenia que se contundente para todo igual. porque los que esta en el poder na hay ninguno en la carcel. y las gente tiene que ser libre para votar sin meterla miedo que viene fidel castro. un abrazo
Bueno la calsotada Leganes nos salio muy bien que para decir la verdad no me hace mucha gracia comer asada las cebollas si no fuera por la salsa que la hace mi cuñada y le sale muy buena y la untamos la cebolla sino estaría simple. Ami me gusta mas la careta del cerdo, la panceta, la morcilla, y los choricitos, a la brasa. Lo que tu dice las cebollas son distintas son mas pequeñas que las cebollas normales, con las cebollas normales también sale pero son mas basta. Pero como se siembran es como tu dice se abre el surco un poco hondo y se les pones las cebollas y cuando salen los tallos se les van arropando hasta que uno vea que el tallo es bastante largo y blanco de bajo de la tierra. La manera de asarlos nosotros los echamos en cimas de la parrilla como la carne y cuando vemos que se abre un poco los sacamos y estan echos y los envolvemos en papel de periodico para que mantenga el calor. Pues nos comimos unos docientos entre dieciséis que nos juntamos. pues lo pasamos muy bien hay algunos que te conoce que son del pueblo. un abrazo
O sea, que os comisteis una docena de cebollas por barba: jabeños encebollaos salisteis, jejeje. Pos a mí, RRLGD, lo que me gusta con delirio de la comida catalana, que la tengo por buena, es la "esqueixada": la como fría, mencanta su bacalao crudo, desmigado (como el que ponía tía Eduarda de aperitivo en su taberna del Altozano, pero en catalán) los pimientitos rojos y verdes cortaos a rodajitas, aros de cebolla fresca y aceitunas desas raquíticas que tienen los catalanes, tomate rayao y humedecido con aceite de oliva virgen y un pellizco de sal: ¡nmmmmmmmm!, me dan ganas de cantar el Segadors ese, jejeje. Esto me lo hago yo en mi casa de Madrid, de vez en cuando, y me sabe a gloria. Claro, el día que pongo pintón se jode to esto y el menú cambia: queso de oveja queso, salchichón poco hecho con su ruca y su pimienta, patatera, un cantellá de pan y medio litro de pitarra: esto es el cielo. Entoavía no nos han recortado esto, menos mal, haber si podemos seguir contándolo.

Un abrazo jabeño.

(Dime los motes de los que comen contigo, que podían dar las buenas noches aquí en el Foro)
Esta mañana, a través del mensaje de un amigo, he recibido la noticia del fallecimiento de Manuel Lorenzo Pajuelo. Se nos ha muerto, en Ourense, envuelto en el silencio de la lejanía y el olvido, el paisano más relevante que La Haba alumbrara en el siglo XX, sin ningún género de dudas. Un hombre hecho a sí mismo: ayudante de molinero, peón de caminos, guardia civil, cura, filósofo, pedagogo, rector de universidad; se han muerto Manolillo, Manuel y don Manuel.

Me apena mucho su muerte y, a pesar de haberlo intentado, cuánto siento no haberle conocido personalmente: lo admiré a distancia, y anoté en mi memoria todo lo que escuché concerniente a su vida; viajé a Zamora, Alcalá y Sevilla, para conocer su trabajo; conversé con alguno de sus colaboradores, profesores y ex alumnos; visité a la organización salesiana en varias de sus “provincias”; recabé datos de su vida laboral en el Ministerio de Trabajo que fue el mentor de las Universidades Laborales; y a él, a Manuel, lo dejé para el final: cuando me decidí a conocerlo, me avisaron que estaba acompañado de otro señor que se llama Alzhéimer; y, triste, desistí en mi intento.

Lo admiré mucho a distancia y me propuse, hace unos años, dos cosas: recabar todos los datos posibles sobre su vida, y escribir una pequeña biografía sobre tan gran hombre. Transcurrido un tiempo más que prudencial, he conseguido atesorar un buen flujo de datos, pero no he logrado -hasta la fecha- volcarlos en un texto para conseguir un reflejo objetivo de su vida: y no lo he conseguido por la simple razón de que no sé escribir con la calidad que yo quisiera hacerlo y el personaje merece.

No obstante, mientras lo mejoro, vuelvo a editar del tirón parte de lo que escribí en el foro relativo a la vida de Manuel. Es un retal, cortísimo, escrito con demasiada premura y sintaxis más que mejorable, pero es el momento de trasladarlo aquí como un pequeño y humilde homenaje a su persona. No obstante, a quien le parezca extenso, o aburrido, pues que no lo lea.

Mi más sentido pésame a su esposa y a sus dos hijos. Descanse en paz nuestro paisano Manuel.
El 25-11-1950, en el Ateneo de Sevilla, José Antonio Girón de Velasco, con esa grandilocuencia propia del populismo, y más del fascismo, pronunciaba un discurso que sonaba más o menos así: “.... Vamos a crear castillos de reconquista nueva, donde vosotros, y sobre todo vuestros hijos, se capaciten no sólo para ser buenos obreros, que eso es poco, y es todo lo más que quisieran los enemigos. Vamos a crear centros enormes donde se formen mejores hombres de arriba abajo, capacitados para todas las contiendas de la inteligencia, entrenados para la política, el mando y el poder……”

Este falangista palentino, conocido como “El León de Fuengirola”, que fue ministro de Trabajo con 29 años, desde 1941 a 1957, (dicen que tuteaba al Difunto y se permitía contradecirle), con ese discurso estaba previendo el nacimiento de las Universidades Laborales, una institución que –junto al sistema de seguridad social, también iniciado por él- le hicieron valer su poder en aquel régimen de duros fascistas, aportándole su cara más social. Luego, en el tardofranquismo, Girón iba a ser el baluarte del inmovilismo, el más duro defensor de las esencias del Movimiento.

Diecisiete años antes, y en La Haba, en el invierno de 1933, tío Belorto y tío Laureano “Cántaro” se afanaban en moler la cosecha de aceituna en el molino de los Arévalo que hoy se encuentra derruido al lado de esa infernal discoteca de nombre impronunciable. Belorto, tres años después, fue promovido por un hermano de doña Purificación a mozo de mulas de la familia ya que su titular, Juan Parejo, movilizado para la guerra en 1936, murió en el frente. Mientras tanto, la barbarie de aquella guerra se cebó con la familia Fernández de Arévalo, y mi estado de ánimo no me permite enumerar lo que se vivió en su seno en aquel verano, como tampoco me está dado describir lo que pasó en otras de signo contrario y casi a la par. Porque yo lo que quería decir es que, verificada la muerte de Parejo, tío Laureano “Cántaro” no se veía las manos en el molino y le dijo a tío Juan Lorenzo “Tablero”, casado con tía Teresa Pajuelo, que le mandara a su hijo Manolo para ayudarle en sus tareas de la molienda. Y aquel jabeñito, con unos 15 años, se presentó a trabajar con unas alforjas: en un jaque, llevaba la hortera con algo de comida y en el otro, un surtido de libros varios, los libros con los que le familiarizó su maestro don José, aquel granadino que puso en marcha las escuelas del Ave María en Don Benito.

Manuel aprovechaba cualquier espacio y tiempo para leer y leer un libro tras otro, no se daba tregua. Sus compañeros de escuela -nacidos en 1919- un par de años mayores que él, tuvieron peor suerte: unos con los republicanos, otros con los nacionales, y todos a la fuerza, bautizados como “la quinta del biberón”, se los llevaron a la sinrazón guerrera. Y Manuel, leía y observaba el panorama; pensaba y leía más y más. Pero aquí no se trata de hablar de la Guerra Civil, maldita sea ella y todas las de su casta, sino de hablar de Manuel Lorenzo Pajuelo que, pensando en salir del pueblo con alguna peseta ahorrada, inicia los años cuarenta trabajando en la dura tarea de recebar carreteras. Un día caluroso de 1943, con la espuerta llena de tierra para recebo y teniendo por testigo a su amigo Mariano, la tiró de mala manera a la cuneta y dijo en voz alta:”Esto es lo último que voy a hacer en La Haba”. Y a continuación desapareció del tajo y, al otro día, del pueblo. Entró en la Guardia Civil, en seguida ascendió a cabo, y luego escaló varias veces en el escalafón. Siendo guardia civil, con destino en Gerona, se comprometió con Isabel Casado, una guapa jabeña. Siguió preparándose con toda disciplina pero debió percibir que la Benemérita no era el mejor de los campos para ampliar su cultura, así que regresó al pueblo y le dijo a Isabel, con toda claridad y hombría, que la dejaba, no por otra mujer, sino porque su vida estaba lejos del panorama que le ofrecía el pueblo. Ella creo que no lo entendió, pues poco después se casó (¿por despecho?) con un viudo muy conocido del pueblo; el matrimonio duró poco, pues Isabel enfermó y en unos cuantos meses murió sin dejar descendencia. Lejos de todo este drama, Manuel entra en un Seminario: sabiamente pensaría que la Iglesia era (como ahora y siempre) amplia fuente de saber y de poder. Y acertó de pleno.

El esfuerzo de Manuel desde 1944 a 1960, aproximadamente, tuvo que ser titánico: Bachillerato, Teología, Filosofía, Ordenación Sacerdotal y `posterior Licenciatura en Pedagogía. Cuando regresó al pueblo, después de muchos años, lo hace vestido de sacerdote: es un hombre todavía muy joven, de tez blanquísima, alto, espigado y elegante, de rasgos agradables y bien parecido, cabello negro peinado hacia atrás: ya era don Manuel. Ofició una misa en la capilla del Convento (hoy felizmente restaurado) en la que deslumbró con su verbo y su estampa a jabeños y jabeñas de toda condición.

Pero esto sólo era el principio.
,
En 1955 se abría la primera Universidad Laboral: “José Antonio Girón” en Gijón; y en 1956 las de Sevilla “José Antonio Primo de Rivera”, Córdoba “Onésimo Redondo”y la “Francisco Franco” en Tarragona. Los jesuitas, los salesianos y los dominicos se hicieron cargo, respectivamente, de las tres primeras; y sólo la de Tarragona estuvo regida por personal civil adscrito, por supuesto, al Movimiento: las ideas del ministro Girón, que dejó el Ministerio de Trabajo en 1957, estaban en marcha. Y su sucesor, Fermín Sanz-Orrio, inauguró las de Zamora, Alcalá de Henares, Zaragoza y Huesca.
Para algunos, estas universidades eran “cuarteles católicos de adolescentes inflamados de bromuro”, pero -desde un punto de vista práctico- hemos de reconocer que fue una idea provechosa de la que se valieron muchos obreros (sus hijos) para adquirir cultura y titulación que les facilitó un mejor desenvolvimiento, con más nivel, en la compleja sociedad gobernada manu militari por el Difunto. A los chicos se les exigía llegar a los centros con lo puesto y con una maleta vacía que entregaban en recepción, y por la noche la recibían llena de toda la ropa necesaria para vestirse. Y se daba el caso de que en ella aparecían prendas que el alumno recién llegado no sabía para qué servían: un chándal, un albornoz, un pantalón de deportes…., que hasta no recibir explicaciones permanecían inutilizados en la citada maleta.

Les salía todo gratis, hasta el corte de pelo. Y el Régimen, todo equitativo, compensaba mensualmente a la familia del mozo con una pequeña cantidad en concepto de “lucro cesante” por no poder aportar ayuda económica durante su formación: el niño ingresaba con lo puesto a la edad de 11 años, y volvía veinteañero con un título universitario. El Régimen, sin duda, pretendía la formación de hombres agradecidos, adoctrinados y cautivos del Régimen.

Don Manuel, salesiano, ya realizaba tareas docentes y organizativas en colegios de esta orden. En un periodo que puede establecerse entre 1958 y 1960 debió de ubicarse en Roma, donde compaginaría la licenciatura en Filosofía y, presumiblemente, cursaría estudios de economía y finanzas (algo parecido a la Adm. y Dirección de Empresas actual). De vuelta en España, Don Manuel se movía como pez en el agua tanto en la organización salesiana como en el Ministerio de Trabajo donde al navarro Fermín Sanz-Orrio le sucede un vasco: Jesús Romeo Gorría. Este ministro, se va a fijar en el jabeño que ya es muy valorado por sus dotes organizativas en la dirección salesiana.

Debió ser a principios de los sesenta cuando el Jabeño es nombrado Rector de la Universidad “San José” de Zamora por el ministro Romeo Gorría. Allí, Manuel desarrolla una labor de docencia experimental que sirve de espejo y guía para muchos de sus colegas. El ministro, sabedor de ello, le premia poniendo en sus manos la Universidad Laboral de Sevilla, la más importante en su género de las doce que ya enseñaban en España.

El martes 24-10-67, con la presencia de otro preboste del franquismo, el todopoderoso José Utrera Molina, dos veces ministro del Difunto (y suegro del actual ministro de Justicia, Gallardón), el jabeño –ya Rector de Sevilla- lee unas cuartillas de agradecimiento y da comienzo su trabajo para gobernar las casi 2000 personas que componían la Universidad: l622 eran alumnos, el resto personal docente, administrativo y de mantenimiento (durante todo el mandato de don Manuel como Rector, Alfonso Guerra ejerció como profesor de dibujo técnico). Su rectoría prosiguió hasta octubre de l972, y fue en este quinquenio sevillano –por la proximidad- cuando más se prodigó en visitar a su madre Teresa.

Siempre de noche, porque su humildad no le permitía ningún tipo de ostentación, con una frecuencia mensual, un coche oficial de color negro aparcaba en una puerta falsa de la calle de la Perra. El chófer, apresuradamente, le abría una de las puertas traseras y él se apeaba con agilidad y desenvoltura y se adentraba en la intimidad de aquella casa que, para situarnos, está tres o cuatro puertas antes de la famosa “Parrilla”. El coche desaparecía del pueblo para volver recogerle muy de madrugada: y él echaba la noche junto a su madre Teresa, por la que sentía verdadera adoración. (No faltaba algún jabeño que, consentido por la familia, le rogaba algún favorcillo relacionado con pensiones u otras necesidades terrenas).

Don Manuel, ya era un jabeño importante en la sociedad de entonces. De ñolinero de doña Purificación a Rector de Universidad hay una distancia considerable, un camino que se recorre a lomos del esfuerzo, la perseverancia y la soledad: porque este hombre se forjó en la más absoluta soledad (sorprende que ninguna autoridad jabeña – era alcalde Antonio Forcallo- asistiera al acto de investidura que estuvo cuajado de políticos, falangistas y militares poderosísimos: léase ABC del miércoles día 25-10-67). A partir de 1972, cuando cesa en Sevilla, y hasta la extinción de las universidades laborales, unas semanas antes de aprobarse la Constitución de 1978, don Manuel se convierte en el ojo visor de todo el entramado docente universitario esculpido por el régimen del Difunto. Estoy seguro –no obstante- que en un régimen de libertades, pues él no encarnaba el franquismo sino que aprovechó su cara más social para cultivarse y cultivar a otros españoles humildes, en democracia y con medios, creo que Manuel hubiera sido también él mismo, un conquistador jabeño.

Yo digo que los hombres inteligentes deben siempre procrear. El inmenso corazón de Manuel no cabía en las vías estrechas de la Iglesia. Y cuando llegó el momento de amar más, a alguien más, los celos de Roma –que no permiten amantes- le demandaron los hábitos a cambio de su libertad. Nadie sabe cómo fue, ni de donde salió la mujer que le deslumbró, pero sabiendo de su integridad y de su inteligente proceder no albergo la menor duda que debió ser persona de mucho interés. Unos dicen que condesa, o con precedentes aristocráticos, otros que alta funcionaria, nadie sabe realmente quién es, pero lo que se puede intuir –dado el perfil de nuestro hombre- es que, pedigrí aparte, esta señora debe estar muy lejos de la mediocridad; mucho más joven que él, le dio dos hijos varones (uno de ciencias y otro de letras) que deben ser, me juego cinco chavos, dos tíos fabulosos (acabo de verificar que uno de ellos, además de buen ingeniero, es un tío simpático que lidera un conjunto musical que trilla en escenarios urbanos de ciudades importantes: ¡qué gozada!).

Y lo más importante de todo esto es que Manuel Lorenzo Pajuelo, VIVE; pleno de inteligencia debe rondar los 93 años, y los disfruta en Ourense-Galicia con su mujer y sus dos hijos. ¿Qué empresa tendrá ahora en su cabeza?

ACLARACIONES

1) Yo no he conocido personalmente a Manuel, no lo he visto jamás, lo que aquí escribo es lo que recuerdo haber escuchado cuando era niño en la calle de la Perra. Ya de mi cosecha, son las reseñas históricas, la compaginación y racionalización de fechas y, lógicamente, la autoría de este relatar; todo ello necesario para hilvanar este retazo simple, sencillo y apresurado sobre su vida, quizá como anticipo de un pequeño proyecto algo más extenso que tengo escrito y que está inédito. En La Haba vive familia directa suya que quizá pueda rectificar mucho de lo que recuerdo y añadir muchísimo más de lo que digo y pueda decir: pero eso será si me decido a publicarlo.

2) Unos días antes, este texto –por razones que no vienen a cuento- lo ha leído don Ángel San Juan Marciel, sociólogo reconocido a nivel internacional, profesor titular de la Universidad de Salamanca, formador de diplomáticos, un hombre hecho a sí mismo
(amigo en sintonía y afinidad amplias para conmigo), que se me ha ofrecido a colaborar –desinteresadamente- en una hipotética biografía de Manuel del que fue alumno.

3) Le estoy muy agradecido a don Manuel, sin conocerlo, por un gran favor que le concedió a mi querido padre para que tutelara la educación de uno de mis primos, entonces ya huérfano, quien aprovechó el tiempo y se tituló ingeniero, cosa que para nuestra familia fue siempre un orgullo. Favor que no pidió para su hijo, que soy yo, jejeje, que tuve que buscarme el sustento, procurarme la formación por mi propia cuenta: y que hoy agradezco sobremanera a ambos, a mi padre y a don Manuel, pues debí aprender en soledad lo mucho de hermoso que tiene esta vida, aunque me haya resultado todo un poco más difícil.

(Si algún día tengo más tiempo, y aprendo a escribir, editaré la biografía de este jabeño que se llama Manuel Lorenzo Pajuelo “Tablero”).
Esta mañana, a través del mensaje de un amigo, he recibido la noticia del fallecimiento de Manuel Lorenzo Pajuelo. Se nos ha muerto, en Ourense, envuelto en el silencio de la lejanía y el olvido, el paisano más relevante que La Haba alumbrara en el siglo XX, sin ningún género de dudas. Un hombre hecho a sí mismo: ayudante de molinero, peón de caminos, guardia civil, cura, filósofo, pedagogo, rector de universidad; se han muerto Manolillo, Manuel y don Manuel.

Me apena mucho su muerte y, a pesar ... (ver texto completo)
Muy bonito el homenaje hacia esa persona Leganés. La familia si lo le tiene que esta contenta que un paisano le recuerde con tanto aprecio sin hablar con el. Muy bien de verdad Leganer
Gracias, RRLGD; bonito o no, es lo mínimo que merece la persona y la vida de este jabeño singular: un reconocimiento por parte de sus paisanos. Porque pudiera pasar que si no se escribe aquí, o en una publicación o edición institucional jabeña (QUE ES LO QUE SE DEBERÍA HACER, o igual se ha hecho, o se va a hacer, y lo desconozco), resultaría que hombres de la talla de Manuel quedarían en el más absoluto de los anonimatos, como quedaron otros que -por cierto, mirando al pasado- deberíamos rememorar por merecerlo igualmente y conocer así a nuestros antepasados que es como escribir nuestra propia historia. Termino, don Manuel desarrolló su trabajo en la época del Difunto, como otros muchos hombres honrados, y lo hizo aprovechando la cara más dulce y social del Régimen, lo utilizó como palanca necesaria para dar formación a muchos hijos de los pobres: porque las escuelas de maestría industrial, los institutos y las universidades laborales, fueron centros de extraordinaria importancia para la preparación de los hijos de obreros mutualistas sin costarle ni una sola pesetas, hay que decirlo porque esa es la verdad; una enseñanza y unos centros que nunca debieron desaparecer, sino actualizarse, porque sus titulados resultaron ser gente muy bien preparada para ejercer de mandos intermedios en la España industrial de los años sesenta y setenta. Análisis aparte merece la inversión que intentó hacer el Régimen para retener este "capital" humano y mantenerlo cautivo a su servicio: como siempre (esto son los resultados de la educación), unos apoyaron al franquismo y otros ayudaron a sepultarlo.

Mu buenas noches a todos.
Buenas noches a to el personal!
Hoy he visto una estampa inmemorable! deseosa, agradable, una estampa que sin querer, me ha hecho retroceder unos cuantos años, no muchos; cuando miraba a Sixto"el colorao", Tio "Atanasio" (el de la calle escarchaculo), su mujer Sra. Damiana,"Amado"Sr, J Antonio Sanchez.
Cuando yo era torpe me llamaban borriquillo como a el, aquel animal tan noble siempre tan cerca del pobre dicen que se va a perder.... esta estrofa la cantan Ecos del Rocio, haciendo un homenaje "al borriquillo".
Si podeis, escucarla, ese animal, compañero de fatigas, de horas y horas de trbajo, sin rechistar, sumiso a las ordenes de su jefe, y pa mas inri..... le tenia que llevar a lomos a su casa.
Ahora, unos cuantos afortunados, no tienen borriquillo, tienen caballos..... para salir a disfrutar del campo a paseo de sus carruajes, a lomos de sus cabalgaduras en compañia de sus perros, y demas yerbassss.... Lo veo bien, sin animo de criticar, pero joder, lo que cambia el cuento.
De todas maneras, animo a toda esta gente que lucha por seguir unidos a estos animales.
Hola, “fanegas”, a mí me gustan mucho los burros: y con tu intervención me has hecho recordar algunos ejemplares que cariñosamente retengo en la memoria. Solo voy a mencionar, por ser breve, tres de los más antiguos y otros tres que, por estar vivos, acaricio todos los veranos.

-El señor Pérez “Kiriqui” dará fe dello; mi querido padre le vendió al suyo, Victoriano “Bocalano”, un burro bueno al que mantuvieron muchos años en su casa con el nombre de “el burro Mariano”.

-Recuerdo, con mucho cariño, a la burra “Condesita”, que tenía la oreja izquierda como caída, y con ella me viene a la memoria la casa de mis abuelos paternos, en la calle de la Perra: esta burrilla tenía incorporado su peculiar GPS, pues en cuanto iba tres veces al mismo sitio lo registraba en su cabeza y te llevaba al destino con un solo “ ¡arre!” al comienzo del trayecto.

-Igualmente no se me olvida aquel burro de cinco patas, una dellas negra “como un negro malo de Guinea”, jejeje, en el que venía aquél señor de Villanueva que vivía milagrosamente cambiando garbanzos crudos por el mismo volumen de garbanzos tostados, una profesión muy imaginativa: ¡TOSTÁAAAAOOOS!, pregonaba el serón.

(Más reciente, recuerdo la burra parda de Martín “Cávila”, D. E. P., maneá en la rastrojeras del Altozano en las siestas del verano jabeño: una tortura que solo los burros pueden aguantar sin confesar que están financiados por Venezuela. También me viene a la mente Fita “la de los galgos”, quien tocada de su sombrero de paja y bajo un sol de solemnidad, caminaba silente tras su simpática burrilla en su quehacer diario para con sus ovejitas).

Y ya hablando de tres burros vivientes, hace tres veranos (y mira questuve pendiente dello), me perdí el parto de la burra de Pedro “Pinche” -animal hermoso donde los haya- que alumbró un asnillo, un boche, jejeje, que al día siguiente de nacer se divertía trotando entre los canchales de su jesa. Y mu cerca de allí, en Santa Catalina, mi amigo Fortu cobija a otra bella burra, que cuando le veo encaramao en ella –a pelo- me recuerda a Sancho Panza pero en delgao.

(Cuando de niño, nos llamaban burro -por nuestra torpeza en el aprender, mayormente- no sé, “fanegas”, visto lo visto, si habría que seguir considerándolo un insulto: ¡son tan buenos!).

,
........ carta de ajuste........

,



  Ver política de privacidad