Pueblos de España

Santoral (MEMBRIO)


Temas relacionados con "Santoral" de ámbito general:
 Santoral diario
 Los Santos Inocentes
 Mensajes tema: Santoral
16 DE MAYO

-Santa Margarita de Cortona (1247-1297).

-San Andrés Bobola († 1657), Janoff (Rusia Blanca), martirizado por los cosacos, en odio a la fe romana, de la que fue intrépido defensor. Después de azotarle bárbaramente, le aplicaron hachas encendidas a todo el cuerpo, le arrancaron la piel de la cabeza y de la mano para reírse de la tonsura y unción sacerdotal, le metieron astillas entre las uñas, le sajaron las espaldas, le cortaron las manos y la nariz y le arrancaron la lengua: por fin, le atravesaron el corazón con una lanza. Pío XI le canonizó en 1938.

-San Simón de Stock, devotísimo de la Virgen, a quien como premio le dió el Escapulario del Carmen, 1265.

-San Ubaldo, obispo de Gubio (Italia), 1160.

-Santos Aquilino y Victoriano, Isauria (Asia Menor).

-San Peregrino, obispo y mártir de Auxerre, s. III.

-Santos Félix y Genadio, mártires, Uzale (Africa), s. III.

-Los monjes martirizados en la laura de San Sabas (Palestina) por los sarracenos, 614.

-San Abdas, obispo, siete sacerdotes, nueve diáconos y siete vírgenes, mártires, Persia, 351.

San Honorato, obispo de Amiéns (Francia), 600.

San Dómnolo, obispo de Mans (Francia), 581.

-San Posidio, ob, Mirándola (Italia), discípulo de San Agustín y autor de la Vida de este doctor, hacia 450.

-San Fídolo, Troyes (Francia), 540.

-San Brandano, abad, Irlanda, 578.

-Santa Máxima, v., Frejus (Francia), s. VIII.

-San Bernardo Menton, ermitaño, Monte Jura (Savoya), por su poder contra los demonios llamado el San Antonio de Francia.
17 DE MAYO

-San Pascual Baylón, Villarreal (Castellón de la Plana), 1592.

-San Torpetes, mártir, Pisa (Italia), s. I.

-Santa Restituta, virgen y mártir, Africa, s. III.

-Santos Heradio, Pablo y compañeros mártires, Noyon (Francia), 303.

-Santos Adrión, Víctor y Basila, mártires, Alejandría.

-San Solocano, mártir, Calcedonia, s. IV.

-San Bruno, obispo de Wuzburgo (Alemania), 1045.

-San Celestino, mártir, Tournay (Bélgica).

-San Montano, recluso, Laon (Francia), s. V.

-Beato Juan Taulero, Estrasburgo (Francia), 1361. Autor de muchos tratados de mística, y entre otros que le han dado merecida celebridad: 1º, Sermones del tiempo y de Santos; 2º, la Vida de Jesucristo; 3º, Las Instituciones, su obra más notable; 4°, Las Epístolas; 5º, Alfabeto dorado; 6º, Diálogo entre un teólogo y un mendigo.

-Santos Andrónico y Junias, del número de los setenta y dos discípulos de los cuales habla San Pablo en la epístola de los Romanos; predicaron el Evangelio en Siria y el Ponto.

-San Posidio, discípulo. de San Agustín y obispo de Cálamo (Numidia). Los donatistas le persiguieron tenazmente, expulsándole de su diócesis. También tuvo que sufrir mucho de los vándalos: retiróse a Hipona, donde asistió a la muerte de San Agustín, de quien escribió la vida con mucho cariño y admiración.

-Santa Framéquilda, madre de Santa Austreberta, que con su dulzura y santidad supo suavizar las ásperas costumbres de los bárbaros de la corte de Dogoberto II.

-Beato Tremar, agustino, fundador del monasterio de Neunmuster y obispó. de Lubeck (1152).
18 DE MAYO

-San Venancio, mártir de Camerino (Italia), 302.

-San Dióscoro, mártir (Egipto).

-Sam Félix, mártir, Espoleto (Italia).

-San Potamión, obispo y mártir., Egipto, s. IV.

-San Teódoto el tabernero, uno de los mártires más gloriosos del tiempo de Diocleciano. Natural de Ancira (Galacia), se dedicó primero a asistir a los confesores de la fe, llevándoles alimentos y recogiendo sus cuerpos después de muertos. Sostuvo especialmente en las luchas a sus compañeros mártires Tecusa, Alejandra, Claudia, Faina, Eufrasia, Matrona y Julita, que fueron expuestas a toda clase de ultrajes y llevadas al templo de Diana y Minerva como sacerdotisas, y que después de mil tentativas fueron inmoladas por la fe. Teódoto recogió sus cadáveres, y, sorprendido por los paganos, fue también martirizado, 304.

-San Erico, rey de Suecia, martirizado por los daneses en 1151.

-San Leonardo Murialdo.

-San Félix de Cantalicio (1513-87), capuchino. Pastor y criado en su juventud, esos oficios humildes le sirvieron de ensayo para la vida de humildad y penitencia que como capuchino había de practicar en Ascoli, y, durante veintidós años en Roma, como mendicante de su Orden. Allí se hizo gran amigo de San Felipe Neri, llegando a ser uno de los personajes más populares y admirados en la Ciudad Eterna. Canonizóle Benedicto XIII, en 1724.

-Beato Guillermo de Tolosa, ermitaño de San Agustín (1369).

-Beato Juan Gelabert, compañero de apostolado de San Vicente Ferrer.

-San Merolino, sacerdote escocés, que fue martirizado par los ladrones yendo en peregrinación a Roma.

-San Arsenio el joven, monje de San Basilio (Regio).

-Santa Rafaela María del Sagrado Corazón († 1925)
20 DE MAYO

-Santa María de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba.

-San Bernardino de Sena, 1444.

-Santa Basila, virgen y mártir, Roma, 253-258.

-San Baudilio, mártir, Nimes (Francia), fin del s. II.

-Santos Talaleo, Asterio, Alejandro y compañeros mártires, Edesa (Mesopotamia), 284.

-San Aquila, mártir, Tebaida de Eqipto.

-San Austregisilo o Autrillo, obispo de Bourges (Francia), 624.

-San Anastasio, obispo de Brescia (Italia), hacia 610.

-San Teodoro, obispo de Pavía, 778.

-Santa Plautila, madre de Santa Flavia Domitila, Roma, s. I.

-Beata Columba de Rieti (Italia), 1501.

-San Etelberto, rey de Estanglia (Inglaterra orienta]), mártir, 793.

-Beato Alberto de Bolonia (Italia), 1245.

-San Amalberto, Francia, s. VII. Era hijo de dos nobles francos, y San Audoeno fue su maestro en las letras y en la virtud. Se formó en la escuela palatina de los reyes merovingios, y no tardó en conquistar el título de ángel de la escuela del palacio. El rey Dagoberto le amaba entrañablemente, porque era cumplido en obras y en palabras, humilde con los pobres, bravo en el campo y prudente en el consejo. Habiendo heredado una rica hacienda, la gastaba en limosnas y en obras de piedad. Murió inopinadamente al volver de una expedición guerrera por tierras de Gascuña.

-San Lucífero de Cagliari. En Cerdeña se celebra la fiesta de este obispo, que en su tesón por defender la ortodoxia contra los arrianos, llegó a ponerse frente a los pontífices romanos, tachando su condescendencia de debilidad y dando origen a un cisma. Sin duda, su intransigencia estaba movida por su buena fe. Quedan de él numerosos escritos.
21 DE MAYO

-San Teopompo, obispo y mártir (s. IV)

-Santos Timoteo, Polio y Eutiquio, diáconos y mártires, Argelia.

-Santos Polieucto, Victorio y Donato, mártires, Cesarea de Capadocia (Asia Menor).

-San Secundino, mártir, Córdoba, 304.

-Santos Sínesio y Teopompo, mártires.

-Santos Nicóstrato y Antioxo, Cesarea de Palestina.

-San Valente, mártir.

-San Secundo, mártir, Alejandría, 357.

-Muchos santos obispos desterrados par los arrianos de Africa, s. V.

-San Hospicio, confesor, Niza (Francia), 581.

-La Traslación del cuerpo de San Juan de la Cruz, Segovia.

-Santa María de Cervellón o de Socors, Barcelona, 1290.

-San Constantino Magno, emperador, a quien dan culto en este día los orientales por haber dado la paz a la Iglesia, 337.

-San Mans o Mancio, esclavo cristiano traído de Roma y asesinado por los judíos. Se le celebra en varias diócesis de España y Portugal, y es patrono de la ciudad de Evora, s. V o VI.

-Santa Gisela o Isberga, virgen, hermana de Carlomagno, que fundó en Aire un monasterio, donde vivió hasta el año 806, siendo modelo de monjas benedictinas.

-Beata Catalina de Cardona. Pertenecía a la ilustre familia de los Cardona. Cuando tenía quince años, sus padres quisieron casarla con un rico geltilhombre, que murió poco antes de celebrarse el matrimonio. Entonces Catalina se refugió en un convento de franciscanas; pero sacada de allí violentamente, tuvo que vivir algún tiempo en la corte de Felipe II, donde fue confidente de la princesa de Eboli. Un buen día desapareció del palacio, y fue a encerrarse en una gruta, no lejos de Roda. Allí pasó veinte años, imitando a los antiguos anacoretas, hasta que, descubierta, entró en un convento de carmelitas de la región. Murió en 1577.
22 DE MAYO

-Santa Rita de Casia, virgen, 1456.

-Santa Joaquina Vedruna de Mas

-Santa Quiteria, virgen y mártir, s. II.

-Santos Faustino, Timoteo y Venusto, Roma.

-Santos Casto y Emilio, mártires, Africa, 210.

-Santa Julia, virgen y mártir; Córcega, s. V.

-San Basilisco, mártir, Comona del Ponto (Asia Menor), 308.

-San Marciono, obispo, Ravena.

-San Román, abad, Auxerre, s. VI.

-San Fulco, confesor, Aquino (Italia); s. XII.

-Beato Atón de Pistoya (Italia), 1155.

-Santa Elena, virgen, Auxerre (Francia).

-Beata Rosana. Nació en Faenza, de padres nobles. Casada con un rico caballero de la ciudad, no cesó durante nueve años de solicitar de su marido una separación amistosa. Al fin, él cayó enfermo, y los médicos diagnosticaron que, si quería vivir, debía guardar continencia. En consecuencia, los dos tomaron el hábito. Rosana, que cambió este nombre por el de Humildad, fundó en Florencia un monasterio de la Congregación benedictina de Valumbrosa, donde vivió entregada a la oración y a la mortificación. Se conserva el relato de sus revelaciones, 1310.
24 DE MAYO

-Nuestra Señora Auxilio de los Cristianos, Roma, principios del siglo XIX.

-San Manahem, doctor y profeta, Jerusalén, s. I.

-Beata Juana, mujer de Cuza, una de las santas mujeres que seguían a Jesucristo, Jerusalén, s. I.

-San Vicente, mártir, Porto (Italia).

-Santa Afra, mártir, Brescia (Italia), s. II.

-San Donaciano y Rogaciano, mártires., Nantes (Francia), 288.

-Santos Zoel, Servilio, Félix, Silvano y Diocles, mártires, Istria (Italia) 284.

-San Melecio y doscientos cincuenta y dos soldados compañeros mártires y las mujeres de algunos de estos soldados.

-Santas Susana, Marciana y Paladia, mártires, Egipto, s. II.

-San Robustiano, mártir, Milán.

-Beato Juan de Prado, martirizado en Marruecos, 1636.

-San Vicente de Lerins, gran defensor y apologista de la fe; autor del Connmonitorium, 450. San Vicente de Lerins, cuyo nombre aparece en el martirologio este día, es uno de los escritores más importantes del siglo V. Hermano de San Lupo, obispo de Troyes, le siguió hasta el monasterio famoso que San Honorato acababa de fundar en la isla de Lerins. Desde allí seguía atentamente las controversias dogmáticas que agitaban a las iglesias, y su deseo de ofrecer un guía a los cristianos le impulsó a escribir su libro famoso, el Conmonitorio, que publicó con el nombre de Peregrino. En esta obra áurea es donde encontramos aquella regla de fe, según la cual, en la Iglesia hay que cuidar de adherirse a aquello que ha sido creído siempre por todos y en todas partes: quod ubique, quod semper, quod ab omnibus creditum est.

-La Traslación de Santo Domingo de Guzmán, Bolonia (Italia), 1233.

-Santos Ester y Mardoqueo.

-San Simeón Estilita, el joven, y Santa Marta, su madre, Antioquía, hacia 596.
25 DE MAYO

-San Gregorio VII, papa, Salerno, 1085.

-Santa María Magdalena de Pazzis († 1607)

-San Beda el Venerable, celebrado en la Iglesia por su santidad y erudición, 735.

-Santa Magdalena Sofía Baralt. Noble borgoñona, que en los días de la Revolución francesa fundó la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús para educar a la niñez pobre y desvalida. Ayudóla en la empresa el P. Varin. Al morir la Santa el 1865, la obra estaba extendida en todo el mundo. Canonizóla Pío XI.

-San Urbano, papa y mártir, Roma, 230.

-Santos Pasícrates, Valentín y otros dos mártires, Doróstoro de Misia (Rumania actual).

-San Dionisio, obispo de Milán, desterrado por los arrianos hacia 328.

-San Cenobio, obispo de Florencia, s. V.

-San Aldhelmo (24 marzo), obispo de Sherburn (Inglaterra), 709.

-San León, Troyes (Francia), 550.

-Traslación de San Francisco de Asís (Italia), 1230.

-La Traslación de Santa María, madre de Santiago.

-San Genadio (24 mayo), abad de San Pedro de Montes y obispo de. Astorga, 925.

-Beato Clarito, custodio de la tumba de San Cenobio, en Florencia, que gastó su hacienda en construir retiros piadosos para vírgenes, 1348.
26 DE MAYO

-San Felipe de Neri, Roma, 1595.

-San Eleuterio, papa y mártir, Roma, 185.

-San Simitrio y veintidós mártires, Roma, 159.

-San Cuadrato, apologista cristiano, Atenas, s. II.

-San Zacarías, obispo y mártir, Viena (Francia), s. II.

-San Cuadrato, mártir, Africa.

-Santos Felicísimo, Heraclio y Paulino, mártires, Todi (Italia), 303.

-San Prisco, mártir Auxerre, s. III.

-San Agustín, arzobispo de Cantorbery (28 mayo), apóstol de Inglaterra, 608.

-Santa Mariana de Jesús de Paredes y Flors, virgen, el lirio de Quito (Ecuador), 1645. Nació en Quito (1618). Su padre era un capitán originario de Toledo y su madre pertenecía a una familia de los primeros conquistadores, pero ella desde los ocho años quiso llamarse únicamente Mariana de Jesús. Desde la cuna practicó la penitencia, pues se dice que los miércoles y los viernes no tomaba el pecho más que una vez. Fue educada como convenía a su rango, y sobresalió, sobre todo, en la mística. Una y otra vez quiso entrar en un convento, pero Dios le hizo comprender su voluntad de que se santificase en el mundo. Hizo voto de castidad y se recogió en una habitación de su casa, donde se entrego a la penitencia, a la contemplación y a las obras de caridad. Murió en la epidemia terrible, que asoló la ciudad de Quito en 1645.

-San Lamberto Peloquin, que gobernó durante cuarenta años la diócesis de Vence, en Provenza, 1154.

-San Alfeo, padre del apóstol Santiago, Cafarnaum, Galilea, s. I.

-San Carpo, uno de los setenta y dos discípulos a quien alude San Pablo cuando dice en la segunda epístola a Tiroteo: "Tráeme el manto que dejé en Tróade, en casa de Carpo; y los libros, y sobre todo los papeles." Berea, s. I.

-Santa María Magdálema de Pazzis (29 mayo), virgen, Florencia. 1566-1607.

-San Prisco, mártir, Auxerre, s. III.
27 DE MAYO

-San Agustín de Canterbury (605)

-San Juan, senador y cónsul, mártir y amigo del célebre San Boecio; como él poeta y escritor elegante y hombre de Estado, Ravena, s. VI. Boecio, Simaco y el papa Juan I fueron víctimas de las suspicacias seniles de Teodorico el Grande, rey de los ostrogodos. Una lucha se había entablado entre este rey y el emperador Justino. Justino obligó en todo el Imperio de Oriente a que los arrianos entregasen las iglesias a los católicos. Esta medida exasperó a Teodorico, y para que fuese revocada envió al pontífice a Constantinopla. Es una cosa que Juan no podía pedir, de suerte que el resultado de su embajada fue nulo. Al volver a Italia, fue arrojado en una prisión de Ravena, y allí se le dejó morir de hambre y de sed. Entretanto, el rey había hecho degollar a los dos ilustres senadores y ex cónsules Simaco y Boecio, por parecerle que favorecían las miras bizantinas. Esto fue en 526. Los tres años que sobrevivió Teodorico fueron para él un largo tormento. "Hasta en los peces que le servían a la mesa -dice el historiador Procapio- creía ver las miradas de las ilustres víctimas reprochándole su crueldad.

-San Julio, mártir, Doróstoro de Misia, s. III.

-San Ranulfo, mártir, Artois.

-Santa Restituta, virgen y mártir, Sora, s. II.

-San Eutropio, obispo, Orange, s. I.
28 DE MAYO

-San Guillermo, duque de Aquitania, 812.

-Santos Emilio, Félix; Príamo y Luciano, mártires, Cerdeña.

-San Cherón, mártir., Chantres (Francia), s. I.

-Santa Helcónida, mártir, Corinto, 224.

-Santos Crescente; Dioscórido, Pablo y Heladio. Corinto, 244.

-Los santos monjes martirizados por los sarracenos en Tecue de Palestina, s. V.

-San Carauno o Cherón, mártir, Chantres, s. I.

-San Germán, obispo de París, 576.

-San Justo, obispo de Urgel, s. VI.

-San Podio, obispo de Florencia, 1002.

-San Senador, obispo, Milán, 480.

-San Justo, Vich que vivió más tarde que el de Urgel, y se santificó en la vida del mundo.

-San Teódulo, estilita, Edesa (Siria) 450.

-Beato Lanfranco (4 julio), arzobispo de Cantorbery, escritor fecundo e impugnador acérrimo de la herejía de Berengario, 1089.

-Beato Juan de Jesús María, autor de muchos comentarios a la Sagrada Escritura, Teología ascética y mística y vidas de Santos, 1615.

-Beata María Bartolomé Bagnesi, Florencia, 1514-1577.

-San Justo de Urgel fue uno de los escritores de la España visigoda. Vivió en el s. VI, y hermanos suyos fueron varios obispos españoles de aquel tiempo, entre los cuales sobresale Justiniano de Valencia. Entre otras cosas, conservamos de San Justo una exposición del Cantar de los Cantares, que nos descubre al escritor fácil, al hombre preocupado de la vida interior y de la piedad, al investigador sutil y al profundo conocedor de la literatura patrística.
29 DE MAYO

-San Restituto, mártir, Roma.

-San Conón, mártir, Iconio (Asia Menor), 275.

-Santos Sisinio, Martirio y Alejandro. 397.

-Santa Teodosia y doce nobles señoras, mártires, Cesarea de Palestina, s. IV.

-Mil quinientos veinticinco mártires. Umbría (Italia).

-San Maximino, obispo de Tréveris (Alemania), 349.

-San Máximo, obispo de Verona (Italia), s. IV.

-San Eleuterio, confesor, Arce, cerca de Roma.

-Santos Voto y Félix, mártires, y Juan de Atarés, solitario. Zaragoza, hacia 757.
30 DE MAYO

-San Fernando III, rey de Castilla, 1197-1252.

-Santos Gabino y Críspulo, mártires, Torre de Cerdeña, s. II.

-Santos Sico y Palatino, Antioquía, s. IV.

-San Exuperancio, obispo de Ravena, 418.

-San Anastasio, obispo de Pavia, 680.

-Santos Basilio y Emilia, su mujer, padres de San Basilio el Grande, desterrados por la fe a las soledades del Porto en tiempos de Galerio, 370.

-San Félix, papa. Gobernó la Iglesia en la segunda mitad del siglo III. Condenó el error unitario de Sabelio, reprimió las blasfemias del obispo racionalista Pablo de Samosata, y anatematizó a Manes, corifeo de los maniqueos. Suya es también la prescripción de que los divinos misterios sólo se celebren en lugar sagrado y sobre las tumbas o memorias de los mártires. Murió mártir en la persecución de Aureliano.

-San Isaac, abad, Constantinopla, 383. Se presentó al emperador Valerte para reprenderle por el favor que daba a los arrianos, y habiendo sido desdeñado su aviso, predijo al emperador que moriría violentamente, derrotado por los bárbaros. Esto sucedió en la terrible derrota que los godos infligieron a las legiones romanas en Adrianápolis.

-San Huberto de Bretigny. Hijo de unos ricos señores de la Francia merovingia, Huberto dejó la casa paterna desde su infancia para consagrarse a Dios en la abadía de Bretigny, cerca de Noyon, y allí su vida fue una cadena continua de visiones y sucesos prodigiosos, 714.
31 DE MAYO

-La Visitación de la Virgen María.

-Santa Petronila, virgen, hija de San Pedro, Roma, 81.

-Santos Cancio. Canciano y Cancianila, hermanos mártires, Aquilea (Italia), 290.

-San Crescenciano, mártir, Torre de Cerdeña, siglo II.

-San Hermias, mártir, Comana del Porto (Asia Menor), hacia 166.

-Lupicino, ob. de Verona, s. VI.

-San Pascasio, confesor, Roma, 520.
1 DE JUNIO

-San Iñigo, obispo de Oña, Burgos, 1077.

-San Justino, filósofo y mártir († 166)

-San Juvencio, mártir, Roma.

-San Pámfilo, mártir, Cesarea de Palestina, 308. San Pámfilo es una de las más ilustres víctimas de la persecución de Maximiano. Nacido en Beiruth, recogió en Alejandría la ciencia de Orígenes de labios del filósofo Pierio. Después se estableció en Cesarea de Palestina y allí abrió una escuela, consagrándose al mismo tiempo a corregir el texto bíblico de los Setenta. Se dice que sabía de memoria la Escritura. Apresado como propagandista del Evangelio, permaneció más de dos años en la cárcel y allí compuso su apología de Orígenes. de la cual sólo tenemos un libro. Eusebio, obispo más tarde de Cesarea e historiador famoso de la Iglesia, fue discípulo y amigo suyo y le ayudó en sus trabajos. Pámfilo murió degollado en 308.

-San Reveriano, obispo de Autun (Francia) y diez compañeros mártires, 273.

-San Tespesto, mártir, Capadocia, hacia 230.

-San Esquirión, mártir, Egipto, 259.

-San Firmo, mártir, s. IV.

-Santos Felino y Gratiniano. mártires, Perusa (Italia), hacia 250.

-San Próculo, mártir, Bolonia (Italia), 304.

-San Segundo, mártir, Amelia (Italia), 303.

-San Crescenciano, mártir, Citta-di-Castello (Italia), s. IV.

-San Fortunato, confesor, Umbría (Italia), 400.

-San Caprasio, abad de Lerins. 430.

-San Simeón, monje, Tréveris (Alemania), 1035.

-Beato Navarrete, de la Orden de Santo Domingo, español, mártir del Japón, 1617.

-Santos Bernardo y sus hermanas María y Gracia, s. XII. Bernardo era hijo del rey musulmán de Lérida. Habiéndose convertido al cristianismo, persuadió a sus dos hermanas que abrazasen la fe, y él entró en el monasterio cisterciense de Poblet. En un viaje que hizo a su patria, su hermano le manda matar en un bosque cuando volvía al monasterio.



  Ver política de privacidad