Pueblos de España
Pueblos | Fotografías | Mensajes | ¿El mejor pueblo? | El tiempo | Turismo | Clasificados | Usuarios | Países | Hoteles
Población:
    
Extremadura  >  Cáceres  >  MEMBRIO
Santoral (MEMBRIO)
  Información   Mapa   Donde Dormir   Donde Comer   Fotos   Mensajes   Genealogía   El Tiempo   Enlaces   Anuncios   Colaboradores  





El PP, sinónimo de pobreza y de paro > Ver las últimas conversaciones > ForoComun

Temas relacionados con "Santoral" de ámbito general:
 Santoral diario
 Los Santos Inocentes

Ver todos los mensajes de MEMBRIO Ver los temas de conversación de MEMBRIO

 Mensajes tema: Santoral

<< Ver mensajes anteriores

Santos Nemesio, diácono y mártir, y Lucila, su hija, virgen y mártir, Roma, 256.

—Santos Amplias, Urbano y Narciso, de los cuales habla San Pablo en la epístola a los romanos. Los judíos y los gentiles los asesinaron por odio a Jesucristo, s. I.

—San Quintín, ciudadano romano, apóstol de Amiéns, de estirpe senatorial, que sufrió el martirio en el Vermandois (Francia), bajo el emperador Maximiano, 303.

—San Staquis, que fue ordenado sacerdote en Zigancio, por San Andrés apóstol s. I.

—San Antonio. obispo de Milán, 677.

—San Wolfgango, obispo de Ratisbona, 994.

—San Alonso Rodríguez (30 octubre), coadjutor de la Compañia de Jesús, Palma de Mallorca, 1617.

—Beato Tomás de Florencia, de los Hermanos Menores, que viajó por el centro de Europa con San Juan de Capistrano, y después predicó el Evangelio en Etiopía; murió en Rieti. 1447.

—Santa Noltburga, virgen, Colonia, siglo Vlll. Era sobrina de Pipino de Heristal, pero tuvo valor para dejar el palacio y consagrarse a Dios en un monasterio de Colonia.

Enviado por loren/loli el 31/10/2013 a las 9:08
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


La Conmemoración de todos los Fieles Difuntos.

-San Victorino. Fue obispo de Pettau y redactó numerosos comentarios sobre la Sagrada Escritura, mártir, 303.

-San Justo, martirizado en Trieste durante la persecución de Diocleciano.

-Santos Carterio, Stiriaco, Tobías, Eudoxio, Agabo y otros, que sufrieron el martirio en Sebaste, gobernando Licinio, s. IV.

-Santos Acíndino. Pegas, Aftono, Elpidéforo y Anempodisto, con otros muchos más. Persia, s. IV.

-Santos Publio Víctor, Hermes y Papías, Africa.

-Santa Eustaquia, virgen y mártir, que sufrió toda suerte de suplicios en la persecución de Juliano el Apóstata, s. IV.

-San Teódoto, obispo de Laodicea, en Siria, que intervino activamente en las contiendas arrianas, y a veces con poco acierto, según San Atanasio, 334.

-San Jorge, obispo de Viena, en el Delfinado, s. VII.

-San Ambrosio, abad del monasterio de San Mauricio, Valais, s. VI.

-San Marciano, abad. Educado en la corte, abandonó un halagüeño porvenir para retirarse al desierto de Calcis, donde no tardó en verse rodeado de discípulos. Nació en Cyro, Siria, s. IV.

-San Sewoldo, en Pontieu (Francia), s. VIII.

Enviado por loren/loli el 02/11/2013 a las 9:36
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


San Martín de Porres, Lima (Perú), 1639.

-San Pedro Armengol, ob. de Urgel, 1304.

- San Malaquías, primado de Irlanda, 1094-1148

-San Cuarto, discípulo de los Apóstoles. Los documentos de las iglesias orientales dicen que fue uno de los setenta y dos discípulos y que San Pedro le hizo obispo. de Beyruth. Las leyendas de Occidente le hacen venir dos veces a España, una con Santiago y otra con San Pablo. Añaden que predicó en tierras de Salamanca.

-Santos Germano, Teófilo, Cesáreo y Vital, mártires. Cesarea de Capadocia, 25.

-Los innumerables mártires de Zaragoza, que bajo el presidente Daciano sufrieron una muerte gloriosa por Jesucristo, 304.

-Santos Valentin, sacerdote e Hilario diácono, mártires, Viterbo, 304.

-Santa Winefrida, virgeny mártir. Hija de un señor del país de Gales, rechazó las solicitaciones de un rey llamado Caradoc, y huyendo de él fue asesinada a la puerta de una iglesia, en la cual quería refugiarse.

-San Huberto, obispo de Maestricht y de Lieja, patrono de los cazadores. Vástago de los duques de Aquitania, pasó su juventud en el palacio del rey Tierry entregado a todos los placeres mundanos. Era, sobre todo, un cazador empedernido. Y sucedió que un día, habiéndose ido a cazar en el bosque de Ardennes, cuando los fieles se dirigían a la iglesia se le presentó un ciervo magnífico con un crucifijo entre los cuernos. Este espectáculo le transformó. Dejó inmediatamente el palacio, renunció al ducado de Borgoña, entró en la abadía de Stavelot, y llegó a ser obispo; convirtiéndose en un impetuoso cazador de almas, 727.

-San Domnimo, obispo de Viena 527.

-San Pirminio, obispo regionario, español de nacimiento, apóstol de los alemanes y fundador de las famosas abadías de Reichenau y Murbach, s. VIII.

-Santa Silvia, nació en Sicilia (Italia) en el siglo VI. Fue esposa de un senador romano llamado Gordiano, que pertenecía a una noble familia. Fue cuñada de Amelia y Tarsilla que también son santas. Es madre del papa San Gregorio Magno a quien educó en la fe y aconsejó durante toda su vida, aún siendo éste Pontífice.

-San Gaudioso, obispo de Tarragona, discípulo de San Victoriano de Asán, 585.

-Santa Ida (29 octubre), de Toggenburg, condesa y luego reclusa; Suiza, s. XIII.

Enviado por loren/loli el 03/11/2013 a las 8:43
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


-San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán; 1584.

-Santos Vital y Agrícola, mártires: Vital era esclavo de Agrícola, y los dos juntaron su sangre en el martirio, Milán, 304.

-Santos Filólogo y Patrobas, discípulos del apóstol San Pablo.

-San Próculo, mártir, decapitado en Autun por orden de Atila, s. V.

-San Claro, sacerdote y mártir, en el Vexino, 856.

-San Porfirio, mártir, Efeso, 278.

-San Nicandro, obispo y Hermes, sacerdote, Mira de Licia, s. IV.

-San Pierio, maestro de la escuela de Alejandría, en los últimos años del s. III y autor de diversos libros, hoy perdidos. Murió en paz después de la persecución de Diocleciano.

-San Amante, obispo de Rodez, 440.

-San Joanicio, abad, Bitinia, 846.

-San Emerico. Era hijo de san Esteban, el rey que convirtió a Hungría. Se casó, pero no llegó a subir al trono, pues murió antes que su padre. Leía en los corazones y veneraba a los santos. Ciertos monjes, incluyendo algunos abades, no querían que visitase su comunidad. A los religiosos sin fervor, en efecto, no les daba más que un beso; los fervorosos recibían tres; y si había un santo entre ellos, le besaba siete veces en cada mejilla. Muerto en la flor de la juventud, 1032.

-San Félix de Valois, fundador de la Orden de la Santísima Trinidad de la Redención de los cautivos, diócesis de Meáux, 1212.

-Santa Modesta, virgen, Tréveris, 780.

Enviado por loren/loli el 04/11/2013 a las 8:22
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


Santos Zacarías e Isabel, padres de Juan el Bautista

-Santa Ángela de la Cruz, fundadora de las Hermanas de la Cruz (1846-1932)

-Santos Félix, sacerdote, y Eusebio, mártires, Tarracina, en Campania, s. IV.

-San Galación y Santa Episteme, su mujer, mártires, Emesa, en Fenicia, 250.

-Santos Domnino, Teótimo, Filoteo, Silvano y otros, que sufrieron el martirio en tiempo de Diocleciano, Emesa, s. IV.

-San Magno, obispo de Milán, 529.

-San Dominador, obispo de Brescia.

-San Fibiceo, abad y obispo de Tréveris, 500.

-San Lito, presbítero, Orleáns, 534. Primero fue pastorcillo, después ermitaño, y finalmente sacerdote.

-Santa Marciana, virgen, Albi, s. VIII.

-San Rómulo, abad. Nacido en Bretaña, pasó a Berri, donde levantó un monasterio.

-Santa Bertila, virgen, primera abadesa de Chelles, s. VII.

-San Milforte, obispo de Escocia. Su celo por la defensa de la disciplina le hizo incurrir en el odio de algunos señores del país. Habiendo pasado al continente para huir de sus perseguidores, fue alcanzado por ellos en Bouvaque, cerca de Abeville, y asesinado, s. XII.

Enviado por loren/loli el 05/11/2013 a las 9:15
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


San Félix, mártir, que murió en la prisión Túnez (Africa).

-Diez cristianos de Antioquía martirizados por los sarracenos, s. VII.

-LOS MÁRTIRES DE INDOCHINA (1851-1862)

-San Severo, obispo de Barcelona y mártir, a quien atravesaron la cabeza con un clavo por la fe católica.

-San Atico, Frigia.

-San Winnoc, bretón, hijo del rey San Judicael, abad de Wormhoudt (Bergues), diócesis de Cambrai, 717.

-San Leonardo, patrón de los prisioneros, segunda mitad del s. VI. Nacido cerca de Orleáns, de padres ilustres, fue discípulo de San Remigio, obispo de Reims, y luego solitario en una selva de la diócesis de Limoges. Nacido en la región francesa de Limousin, tuvo por padrino al rey Clodoveo. Al llegar a la mayoría de edad, decidió hacerse sacerdote, pues aborrecía derramar sangre. El rey deseaba hacerlo obispo, pero su ahijado se negó. Lo que Leonardo deseaba era visitar y liberar prisioneros, y ante su insistencia, el rey se lo concedió. En Aquitania trata de hacer lo mismo, pero es arrestado. El rey de Aquitania llega a reconocer que es un hombre de Dios y le pide interceda por su mujer que tenía cinco días de parto. Nada más empezó a rezar San Leonardo, nació el niño. En agradecimiento, los reyes construyeron un monasterio que llevó el nombre de Noblat, donde se instaló una comunidad ferviente de religiosos, pero Leonardo siguió su camino visitando y liberando prisioneros.

-San Félix, monje, Fondi, en la campiña romana, s. VI.

-Santa Cristina de Stumbel, villa cercana a Colonia, beguina de la tercera Orden de Santo Domingo. Recibió del Cielo los más insignes favores: a los cinco años, Nuestro Señor vino a enseñarla la práctica de la oración y de las virtudes; a los seis años se le mostró bajo la forma de un niño en la Hostia consagrada; a los siete años experimentó en espíritu las delicias del Cielo: a los nueve años recibió la visita de la Virgen María, que vino a decirle que sería esposa de su divino Hijo; a los diez años Jesús se desposó con ella de una manera visible; a los once cantaba el Salterio alternando con su Esposo; a los trece apareció con los estigmas de la Pasión, 1312.

-Beato Pelagio de Portugal, dominico, Coimbra, 1257.

-San Gugorio de Autun, obispo de Langres, 539.

Enviado por loren/loli el 06/11/2013 a las 9:19
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


-San Alvaro de Córdoba (+ siglo IX)

-San Wilibrordo, obispo de Utrecht, que predicó de orden de Sergio I en Frisia y Dinamarca, 738.

-San Prosdócimo, obispo de Padua, ordenado por San Pedro, s. I.

-San Herculano, obispo de Perusa y mártir, decapitado al pie de los muros de su ciudad episcopal por orden del rey Totila, 547.

-San Amaranto, mártir, que fue martirizado en Albi imperando Decio, 249-251.

-Santos Hierón, Nicandro, Hexiquio y otros treinta mártires, Mitilene, en Armenia, persecución de Diocleciano.

-Santos Aucto, Tourión y Tesalónico, Amfípolis, en Macedonia.

-Santos Melasipo, Antonio y Carinos, martirizados en Aveira, durante la persecución de Juliano el Apóstata.

-San Engelberto. Hijo de condes, siguió la carrera eclesiástica, y por su virtud y saber mereció ser nombrado arzobispo de Colonia. Hubo de excomulgar a Federico, conde de Issemburg, que se había apoderado injustamente de los bienes de la Iglesia, por lo cual este magnate no paró hasta asesinarle, 1225.

-San Aquilas, obispo, Alejandría, 313.

-San Rufo, obispo de Metz, s. IV.

-San Florente, obispo de Strasburgo, 693.

-Beata Lucía, virgen, de la Orden de la Camáldula, s. XII.

Enviado por loren/loli el 07/11/2013 a las 8:39
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


Santos Claudio, Nicostrato. Sinforiano, Castorio y Simplicio, mártires, Roma. 302.

-La fiesta de los cuatro mártires Coronados, Severo, Severiano, Carpóforo y Victorino, hermanos. Sus nombren fueron conocidos más tarde por revelación divina, y por eso se les llamó al principio los Cuatro Coronados, Roma, 304.

-Beata María Crocifissa Satellico (1706-1745)

-San Deusdedit o Diosdado, papa, cuyo mérito fue tan grande que curó a un leproso con un beso, 618. Gobernó durante tres años, consagrado a reparar los daños causados por un terremoto.

-San Willehaldo, primer obispo de Brema, 789. Nacido en el Nortumberland, siguió a los misioneros anglosajones, que obtenían tantos éxitos en Germania. Comenzó sus predicaciones en 782 y en el lugar mismo de Dockune, donde poca antes había sido martirizado San Bonifacio. Recorrió el norte de Europa fundando iglesias y poniendo una y otra vez en peligro su vida. Una vez los paganos jugaron a los dados si debían matarle, y la suerte le favoreció; otra vez se salvó porque el hacha vino a dar en el cofre de reliquias que llevaba. Después de la conquista de Sajonia por los francos, Carlomagno se sirvió de él como pacificador de la tierra. Este glorioso misionero murió en 789.

-San Godofredo de Molincourt, obispo de Amiéns, Soissons, 1115.

- Beato Juan Duns Scot (1266-1308). Nació cerca de Melrose, Escocia, de noble familia. Es un célebre doctor en filosofía (Escolástica) y enseñó en Cambridge, Oxford, París y finalmente en Colonia, donde murió. Se le conoce por ser el principal responsable de la creencia de la Inmaculada Concepción. Sobre la obra monumental de este maestro, Pablo VI se declaró persuadido de que “este tesoro intelectual encierra las armas adecuadas para combatir eficazmente el ateísmo contemporáneo”.

- Beata Isabel de la Trinidad (1880-1906)

-San Mauro, obispo, Verdún, s. II.

-San Claro, monje, discípulo de San Martín, biografiado por Sulpicio Severo y cantado por San Paulino de Nola.

-San Gregorio, abad, Einsiedeln (Suiza), 996. Vástago de una familia real de Inglaterra, dejó a su esposa antes de consumar el matrimonio, marchó a Roma, tomó allí el hábito benedictino, y peregrinando luego hacia el Norte, llegó al monasterio de Einsiedeln, donde estableció un riguroso tenor de vida, que hizo de su comunidad un foco de reforma monástica en las regiones del Rin. Otón I, que era pariente suyo, le favoreció y le dió el título de príncipe del Imperio, 226.

Enviado por loren/loli el 08/11/2013 a las 7:53
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


Virgen de la Almudena, Patrona de Madrid

—San Teodoro, soldado, martirizado en Amasea (Ponto) durante la persecución de Diocleciano, 304.

—San Orestes, que murió en la misma persecución, Tiana, en Capadocia.

—San Alejandro, martirizado en Tesalónica, imperando Maximiano, s. IV.

—San Ursino, primer ab. de Bourges, ordenado por los Apóstoles, s. II.

—San Agripino o Arpino, ob. de Nápoles.

—Santa Eustelia y Santa Sópatra, hija del emperador Mauricio, virgenes, Constantinopla, s. VI.

—La memoria de la imagen de Nuestro Señor, que, habiendo sido crucificada por los judíos, derramó tanta sangre, que pudieron proveerse en abundancia las iglesias de Oriente y Occidente, 765.

— (*) San Benen o Benigno, discípulo de San Patricio, su compañero en las misiones y sucesor suyo como ob. de Armagh, 474.

—San Clemente, cónsul y m., sobrino de Vespasiano y primo de Domiciano. Este príncipe hizo que se casase con su prima Flavia Domitila, la Antigua, de la cual tuvo dos hijos, que fueron educados por Quintiliano en vista a la sucesión en el trono imperial. Clemente era cónsul con el emperador, cuando éste, habiendo sabido que profesaba el cristianismo, le mandó degollar, enviando al destierro a su mujer. Roma, 89.

Enviado por loren/loli el 09/11/2013 a las 8:25
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


(Respuesta al anterior mensaje)

LOREN/LOLI a quien se le ocurre tener un mono en casa, como para no verlo, con los figuras que había en aquella mesa y mucho que no fueron a coger el mono por el rabo.
Saludos

Enviado por Valdío el 09/11/2013 a las 15:50
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


San León Magno, papa, 461.

—San Andrés Avelino, de la Congregación de los clérigos regulares, llamados Teatinos, Nápoles, 1608.

—Santos Trifón y Respicio, martirizados con la virgen Nimfa, s. III. Santos Tiberio, Modesto y Florencia, que murieron en la diócesis de Agde durante la persecución de Diocleciano, s. IV.

—Santos Demetrio, ob.; Arniano, diácono; Eustosio, y veinte más, ms., Antioquia.

—San Probo, ob., Ravena, 142.

—San Monitor, ob., Orleáns, siglo V.

—San Justo, ob., uno de los cuarenta monjes que con San Agustín fueron enviados a predicar la fe en Inglaterra, 632.

—San León, Melim, 462.

—Santas Trifena y Trifosa, discípulas de San Pablo y compañeras de Santa Tecla, s. I, Iconium, en Licaonia

— Santa Teoctiste, v. Nacida en la isla de Lesbos, fue robada por unos piratas; pero habiendo llegado éstos a la isla de Paros, pudo escaparse de su compañía y esconderse en un bosque, donde permaneció haciendo la vida de los anacoretas, s. VII.

—San Olimpias, a quien San Pablo saluda como uno de los principales personajes de la iglesia de Roma, s. I.

--La conmemoración del patriarca Noé en el año 2006 de la creación del mundo.

—San Jorge, discípulo de Nuestro Señor, ap. y primer ob. de Velay (Francia), s. I.

Enviado por loren/loli el 10/11/2013 a las 10:48
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


San Martín, obispo de Tours, 400.

—San Mennas, soldado egipcio, que desertó del ejército para hacerse anacoreta, pero después de vivir algún tiempo en el desierto, se presentó en público confesando a Jesucristo, y, sometido a los tormentos finalmente, le cortaron la cabeza. Cotei, en Frigia, 303.

--Santos Valentín, Feliciano y Victorino, martirizados durante la persecución de Diócleciano, Ravena, 303.

—San Atenodoro, mártir, Mesopotamia, s. IV.

—San Verano, ob., hijo de San Euquerio, obispo de Lyón, s. VI.

—San Bartolomé, ab. de Grotta-Ferrata, cerca de Frascati, y compañero de San Nilo el Joven, cuya vida escribió, así como una colección de himnos marianos, 1054.

—San Mennos, solitario entre los samnitas, Italia, s. V1.

—San Teodoro Studita, abad del monasterio de Studium, en Constantinopla, y uno de los hombres más influyentes en el Imperio bizantino durante el siglo VIII. Se conservan de él varios tratados de carácter ascético.

Enviado por loren/loli el 11/11/2013 a las 8:35
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


San Leandro, obispo de Sevilla y doctor de la Iglesia española 600.

—San Diego de Alcalá (1400?-1463)

—Santos Valentín, Solútor y Víctor, ms., Ravena, persecución de Diocleciano.

—Santos Antonino, Cebinos, Germán y la virgen Ennata, ms., Cesarea de Palestina, 308.

—Santos Arcadio, Pascasio, Probo y Eutiquiano, españoles, que durante la persecución de los vándalos, habiendo rehusado aceptar el arrianismo, fueron desterrados por el rey Genserico y martirizados en Africa con varios tormentos. Entonces apareció la constancia de San Paulilo, niño todavia, hermano de Pascasio y Eutiquiano, que se negó a abandonar el catolicismo, por lo cual fué apaleado y condenado a infame esclavitud, 437.

—San Nicolás I papa. Romano de nacimiento, realizó el ideal de un gran pontífice. Quedan de él numerosas cartas, que nos descubren su celo y vigilancia pastoral. Aconseja a los reyes, exhorta a los obispos, contiene a los herejes, refrena a los soberbios. Deshizo la resistencia tenaz de Juan, arzobispo de Ravena; reprendió a Hincmaro, arzobispo de Reims, por sus arbitrariedades en la iglesia de Galia; hizo que el rey Lotario volviese a unirse con su primera mujer; reprobó la elección de Focio, patriarca de Constantinopla, y contribuyó a la conversión de los búlgaros, 858-868.

—San Bricio, discípulo de San Martín, monje de Marmoutiers y ob. de Tours, 444.

—San Mitricio.

—San Eugenio, ob. de Toledo y escritor, de la Iglesia visigoda, 658.

—San Quinciano, ob. de Clermont, 527.

—San Homobóno, sastre y mercader de telas, 1197, Cremona.

—Beato Juan de Piguentos de Valencia, dominico. Como era buen arabista, San Raimundo de Peñafort le encargó que enseñase árabe en los conventos de su Orden, para formar gente que predicase el Evangelio a los moros. El mismo se internó en las provincias de Andalucía, realizando numerosas conversiones, s. XIII.

—San Kiliano, ob., 670. Nacido en Irlanda, ocupó desde su juventud un episcopado en su país; pero lo abandonó para hacerse monje benedictino en Roma. Invitado luego por los obispos francos, se dirigió a tierra de Flandes, y mereció ser llamado el apóstol del Artois.

—Santa Maxelinda, asesinada por su novio, por el empeño que tenía de guardar la virginidad, Candry, cerca de Cambray, 670.

Enviado por loren/loli el 13/11/2013 a las 9:07
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


San Lorenzo de Irlanda, arzobispo, (año 1180)

—San José Pignatelli. Restaurador de los Jesuitas (1737-1811)

—Santos Clementino, Teódoto y Filomeno, ms., Heraclea (Tracia).

—San Serapión, m., Alejandría, 249. San Venerando, m., Troyes, 275.

—Santa Veneranda, v. y mártir. Francesa de origen, fue martirizada en Roma, imperando Antonino, s. II.

—San Hipácio, ob. de Ganges, en Paflagonia, que al volver del Concilio de Nicea fue apedreado por los novacianos y murió mártir, 325.

—Beato Serapión, de la Orden de la Merced, español, que habiendo ido a rescatar cautivos en Argel, fue crucificado por los musulmanes, 1240.

—Una multitud de mujeres, que fueron asesinadas en Emesa por Mandi, jefe de los árabes, s. VIII.

—San Yucundo, ob. de Bolonia.

—Beato Juan Liccio, dominico, célebre por su elocuencia, por su caridad y por su celo en propagar la devoción del Rosario, Ancona, 1486.

—San Vannes o Vitón, ob. de Verdún, 529.

Enviado por loren/loli el 14/11/2013 a las 9:40
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


San Alberto Magno, doctor de la Iglesia, 1303.

—San Eugenio, ob. de Toledo, discípulo de San Dionisio Areopagita, mártir.

—Beata María de la Pasión (1839-1904). Fundadora de las Franciscanas Misioneras de María

—San Félix, mártir, Nola, en Campania.

—Santos Gurio y Samonas, ms., Edesa (Siria), persecución de Diocleciano.

—San Abido, dc., persecución de Licinio, 322, Edesa (Siria).

—Santos Segundo, Fidenciano y Varico, Africa.

—San Malo o San Maclovio, ob. de Aleth, 360. Natural de Irlanda, pasó, como tantos otros de sus compatriotas, a la Bretaña, donde ejerció la actividad de su celo.

—San Lupero, obispo de Verona, 800.

—San Leopoldo, margrave de Austria, 1136. Hijo de San Leopoldo el Hermoso y de Ita, hija del emperador Enrique IV, heredó los Estados de su padre en 1096, gobernando con una prudencia y una suavidad que le ganaron los corazones de todos sus súbditos. Su palacio era el asilo de los necesitados. Distinguióse también en la guerra; y habiéndose casado con una hermana de Enrique V, dejó una sucesión numerosa. Fue modelo de príncipes piadosos y valientes.

Enviado por loren/loli el 15/11/2013 a las 9:11
Mensaje / responder   Me gusta    No me gusta   Marcar ofensivo


Ver mensajes siguientes >>





Escribe un mensaje sobre este tema, relacionado con MEMBRIO:

Nota: Si tu mensaje no tiene relación directa con esta población, es mejor que lo pongas a través de ForoComun, porque así será mas visible para todo el mundo.

Tu correo (email):
Tu clave:  (si no estás registrado pulsa aquí)
 Recordarme en este equipo
Tema de conversación: Santoral
Tu mensaje:
Más información en la página web:


¡Enseña a un amigo/a este foro de MEMBRIO!
Tu nombre: El email de tu amigo/a:



  Ver política de privacidad