Pueblos de España

Santoral (MEMBRIO)


Temas relacionados con "Santoral" de ámbito general:
 Santoral diario
 Los Santos Inocentes
 Mensajes tema: Santoral
26 DE ABRIL

-San Cleto y Marcelino, papas y mártires, Roma, 77-83.

-San Isidoro de Sevilla, doctor de la Iglesia, 636.

-Santos Marcelino, papa y mártir, Claudio, Cirino y Antonino, mártires, Roma 295-304.

-San Basilio, obispo de Amasea, Ponto, mártir, hacia 322.

-San Pedro, obispo, Braga, s. I.

-San Clarencio, obispo de Viena, Francia, hacia 620.

-San Lucidio, obispo de Verona, Italia, s. VII.

-San Ricardo, sacerdote, Monasterio de Céntula, s. VII.

-Santa Exuperancia, virgen, Troyes, Francia, 380.

-San Vidal, mártir, Besançon, Francia.

-Santa Alda, viuda, terciaria de los Humillados, Siena, 1309.

-Santa Valentina, virgen y mártir, Iprés, Bélgica.

-La aparición de Nuestra Señora del Buen Consejo, Ajaccio. Córcega.

-Beatos Domingo y Gregorio, dominicos, que, sorprendidos por una tempestad cuando iban predicando por Castilla, se cobijaron bajo una roca, que los sepultó al caer removida por los truenos, Besiano.

-San Pascasio Radberto, abad de Corbie y famoso escritor carolingio. Nació en Soissóns a fines del siglo VIII. A la muerte de su padre se encontró en la miseria, pero un convento de monjas se encargó de su sustento y educación. Más tarde pidió el hábito benedictino en la abadía de Corbie, donde se distinguió por su piedad y por su amor a las letras divinas y humanas. Fue abad, pero no hubo modo de hacerle aceptar la dignidad sacerdotal. Al pie de sus cartas pone siempre estas humildes palabras: "Pascasio, diácono, el desecho de todos los monjes." Escribió en prosa y en verso, comentó a San Mateo en doce libros, narró las vidas de algunos santos y varones ilustres, intervino en las polémicas de su tiempo con gran erudición escriturística y agudeza de ingenio, y fruto de estos debates son sus tratados Del parto de la Virgen y Del cuerpo y la sangre del Señor.
27 DE ABRIL

-Nuestra Señora de Monserrat

-Santo Toribio de Mogrovejo († 1606)

-San Pedro Canisio, doctor, Friburgo de Brisgovia, Alemania, 1597.

-San Antimo (23 junio), obispo de Nicomedia, mártir, 303.

-Santos Castor y Esteban, mártires, Tarso, Cilicia.

-San Anastasio, papa, Roma, 401.

-San Tertuliano, obispo de Bolonia, Italia, s. VI.

-San Teófilo, obispo de Brecia, Italia, s. V.

-San Juan, obispo, defensor de las sagradas imágenes, Constantinopla, 813.

-Santa Zita, virgen, Lucca, Italia, 1278. Era hija de unos labradores del campo de Lucca. A la edad de doce años entró corno sirvienta en la casa de un señor de esta ciudad, buscando siempre en sus quehaceres una manera de agradar a Nuestro Señor. Era muy generosa con los pobres y Dios permitía que los graneros y las paneras del amo no disminuyesen a pesar de sus limosnas. Pasó sus últimos años en un éxtasis casi continuo, a pesar de lo cual seguía trabajando: "Trabajar es rezar", solía decir. Murió en 1278.

-San Pedro Armengol, 1304. Fue un vástago de la noble familia de los condes de Urgel. Su padre se llamaba Arnando Armengol de Moncada. En su juventud llevó una vida aventurera y pecaminosa. Habiendo asesinado a un enemigo de su casa, huyó a la montaña y se hizo bandido y jefe de bandidos. Era un hombre de fuerza hercúlea y estatura gigantesca. La gracia de Dios, que le espiaba entre los bosques, movióle a arrepentimiento, y en 1258 le trajo a pedir el hábito de la Merced en el convento de Barcelona. Desde entonces se consagró a una penitencia rigurosa y a la redención de cautivos. Fueron miles los que trajo de Murcia, de Granada, de Bujía y de Argel, a costa de los mayores sufrimientos. Varias veces se quedó cautivo voluntario por salvar a presos que peligraban en la fe. Por su celo en predicar la fe, se cuenta que en Bujía le mandó ahorcar el bajá. y que permaneció vivo en la horca muchos días, hasta que vino un compañero suyo con cuantioso rescate. Pasó su vejez en Barcelona, entregado a sus austeridades y al servicio del prójimo, y murió de edad muy avanzada en 1304.
28 DE ABRIL

-San Luis María Grignon de Montfort († 1716)

-San Vidal, mártir, padre de los Santos Gervasio y Protasio, Ravena, Italia, 171.

-Santa Valeria, esposa de San Vidal, Milán, s. II.

-San Marcos, mártir., Altino, Italia, 82.

-Santa Teodora, virgen y mártir, Alejandría, 304.

-Santos Afrodisio, Caralipo, Agapio y Eusebio, mártires, 62.

-San Polión, mártir, Panodia, Hungría, 304.

-Santos Patricio, Acacio, Menandro y Polieno, en Brusa, Bitinia, s. III.

-San Prudencio, obispo de Tarazona, s. VI. En cuanto a San Prudencio de Tarazona, no se sabe con entera certidumbre la época en que vivió, pero fue, sin duda, antes del siglo VIII. La lista de los obispos de Tarazona ofrece algunos huecos en el siglo VI y uno de esos huecos le llena este santo. San Prudencio había nacido en Armentia, cerca de Vitoria. Siendo jovencito, dejó su tierra y se juntó a. San Saturio para hacer vida solitaria en una cueva que hay a la orilla del Duero, cerca de Soria. De allí le sacaron los habitantes de Tarazona para hacerle su obispo.

-San Pánfilo, obispo de Valva, Italia. s. VII.

-Santa Proba, virgen y mártir, Laon, Francia, s. IV.

-San Artemo. obispo de Sens, Francia, 609.

-Beato Agustín Novello, Siena, Italia, 1309.

-San Africo, obispo de Cominges. Vivió en el siglo VI, cuando los godos arrianos infestaban las provincias del sur de Francia, y tuvo la suerte de arrancar muchos adeptos a la herejía
29 DE ABRIL

-Santa Catalina de Siena, Roma, 1380.

-San Pedro de Verona, mártir, Milán, 1252.

-San Tíquico, discípulo de San Pablo Ap., s. I.

-Santos Agapio y Secundino, mártires, Cirta, Argelia, s. III.

-Santos Emiliano, Tértulo y Antonia, otra mujer y sus dos hiios gemelos, Cirta, 260.

-Siete buenos ladrones convertidos por San Jasón, mártires, 100.

-San Torpetes, mártir, de quien habla San Pablo en la epístola a los Filipenses, Pisa, s. I.

-San Paulino, obispo de Brescia, Italia, hacia 428.

-San Hugo (26 abril), abad de Cluny, Francia, 1109.

-San Roberto, abad de Molesmes, 1110.

-Santa Ave de Denain, virgen, s. IV.

-Santos Ursión y Maurelo de Troyes, Francia, 1375-1445.

-Santa Cercira, virgen y mártir, Corfú, s. II. Era hija de Ceciliano, gobernador de Corfú. La admirable paciencia que mostraban los cristianos ante el tribunal de su padre, la hizo meditar y la dispuso para abrazar la fe. Denunciada a Ceciliano, éste cometió la infamia de entregarla a un esclavo negro para deshonrarla. El esclavo, que también era cristiano, se negó a ello, y ambos fueron lapidados.

-San Wilfrido. II, obispo de York, 744.

-San Senán, que hizo vida solitaria al norte del país de Gales, en un bosque perteneciente al padre de Santa Venefrida, la cual iba con frecuencia a pedirle instrucciones para avanzar en los caminos de la perfección. Un día le encontró muerto y le dió piadosa sepultura en la cabaña misma que había sido testigo de sus penitencias.
30 DE ABRIL

-San José Benito Cottolengo († 1842)

-San Pío V, papa, Roma, 1572

-Beata María de la Encarnación, fundadora, en el reino de Francia, del instituto de las Carmelitas Descalzas, 1678.

-Santos Mariano y Santiago, mártires, en Lambesa, Argelia, 260. Sus actas auténticas constituyen una de las páginas más admirables de la liturgia cristiana del s. III.

-San Eutropio, obispo y mártir, Saintes, Francia.

-Santos Amador, sacerdote, Pedro y Ludovico; sufrieron en la persecución de los musulmanes, bajo el gobierno del emir de Córdoba Mohamed. Amador era natural de Martos, y había ido a Córdoba para estudiar en sus escuelas famosas; sus compañeros de martirio pertenecian a buenas familias cordobesas. Deseosos de sufrir por Cristo, entraron un día en la mezquita y empezaron a predicar el Evangelio. Furiosos les moros, se arrojaron sobre ellos y los despedazaron.

-San Lorenzo, Novara, Italia, mártir, y varios niños que él educaba.

-Santos Afrodiso y treinta mártires, Alejandría.

-San Máximo, mártir, Éfeso, Asia, 250.

-Santa Sofía, virgen y mártir, Fermo, Italia.

-San Severo, obispo de Nápoles, s. V.

-San Donato, obispo, Euria, Albania, 387.

- San Erkembaldo, obispo de Londres, 698.

-Beata Sabina, virgen, Jouarre, Francia, 1173.

-San Ponce, abad de Casa-Dei, Francia.

-Beato Raimundo de Calatrava, 1163.

-San José Benito Cottolengo, fundador de la Piccola Casa, Turín, 1842. Canonizado por Pio XI en 1934.

-San Indalecio, uno de los siete varones apostólicos, que fundó, según la tradición, la iglesia de Urci, a tres leguas de Almería, s. I.

-San Aimón, religioso de la abadía cisterciense de Savigny, en Normandía, 1173.
Mira por donde "LOREN/LOLI" el domongo (s. D. q.) el domingo pasaremos por el Cottolengo del "Padre Alegría" de Pinofranqueado; seguramente veremos a algun paisano, y sino... en "La Huetre", y así no fallaremos; pero todo "depende"... como dice la canción de "Jarabe de Palo". SALUDOS.
2 DE MAYO

-San Atanasio, doctor, obispo de Alejandria, 373.

-San Antonino, arzobispo de Florencia.

-Santos Saturnino, Neópolo, Germán y Celestino, mártires, Roma.

-Santos Exuperio, Zoé, su mujer, Ciriaco y Teódulo, sus hijos, s. II.

-San Félix, diácono y mártir, Sevilla.

-Santos Videmial, Eugenio y Long ¡nos, obispos y mártires, Africa, 489.

-San Segundo, Avila, s. I.

-San Antonino, arzobispo de Florencia, 1459.

-San Germán, obispo y mártir de Amiéns (Francia), s. V.

-Santos Simplicio y Ambrosio, mártires, Cataluña.

-San Valentín, obispo de Génova, 325.

-Beata Mafalda, hija de Sancho I de Portugal y esposa de Enrique I de Castilla, monja en Arouca (Portugal), 1252. Muerto su marido, tomó el hábito cisterciense, distinguiéndose por su espíritu de oración, su amor al silencio, sus mortificaciones y sus milagros. Tenía una devoción especial a San Jerónimo, cuyo nombre le recordaba el terror de la trompeta del Juicio.

-Santa Guivorada o Weib-Rath, reclusa y mártir. Había nacido en el seno de una familia noble de Suabia, pero desde su juventud dejó todos los halagos del mundo para encerrarse en una celda cercana a la iglesia de la gran abadia de San Galo, en Suiza. Allí su vida fue rezar, leer, hilar, hacer hostias para las misas que se celebraban en el monasterio y repartir entre los que llamaban a la ventana de su encierro las limosnas que le daban sus devotos. Los mismos monjes iban con frecuencia a encomendarse en sus oraciones y a pedir sus consejos en las cosas de la vida espiritual. En 925, habiendo invadido los húngaros la región de San Galo, llegaron hasta la celda de la reclusa, y furiosos porque no pudieron robar nada en ella, se ensañaron contra la pobre penitente, quitándole la vida.
Lore/loli, en el Santoral no aparece una Santa y miramos el calendario que tenemos en nuestro escritorio y vemos para hoy a Ntra. Sra. Araceli y mira por donde nos damos cuenta que es un nombre raro, en mi vida solo he conocido una mujer que se llame Araceli y seguro que en estos lares hay uno o tal vez dos que la conocieran, esperamos si aparece alguno que esté en retaguardia o agazapado y nos de alguna razón donde vivía esa mujer.
Nosotros hemos tenido como compañero que se llama Araceli. El pasado martes vino a consulta un hombre que se llamaba Salomé. El pueblo teniamos una "quinta", que se llamaba Zacarias... y se cambió el nombre por María. La "retaguardia" pide cambio de guardía. SALUDOS.
3 DE MAYO

-Santos Felipe y Santiago, apóstoles

-Invención de la Santa Cruz, Jerusalén, 326.

-Santos Alejandro papa, Evencio y Teódulo, mártires, Roma, 117.

-San Juvenal, obispo de Narni (Italia), 376.

-Santos Alejandro, soldado, y Antonina, virgen, Constanti- nopla, 313.

-Santos Timoteo y Maura, su esposa, mártires, Egipto, hacia 286.

-San Diodoro y Rodopiano, mártires, Afrodisia (Caria de Asia Menor), s. VI.

-Santos Sosteneo y Ugución, servitas, Montesenario (Italia), que murieron rezando la Salve el mismo día y hora, s. XIII.

-Santos Alejandro, monje, y Gala, virgen, Clermont (Francia), s. V.

-San Higinio y treinta soldados mártires, Lestoure de Gasconia (Francia), s. IV.

-Santos Eusebio y Avito, Auxerre (Francia).

-Beato Alejandro, lego del Cister, descendiente de los reyes de Escocia, s. XIII.

-Santa Severina, dama romana, s. II.

-Santa Violeta o Viola, virgen y mártir, Verona (Italia), s. II.

-Beato Ventura, fundador de la Orden de los Crucíferos, Ispelli (Italia), s. XI.

-Santa Juana de la Cruz, Hazaña (Toledo), virgen, 1534.

-Beata Emilia Bicchieri, de la Orden de la Penitencia de Santo Domingo, fundadora del monasterio de Santa Margarita, en las afueras del Verceli, Piamonte, 1314. Fue una extática cuya vida está llena de revelaciones y apariciones de Cristo y de sus santos.

-Beato Zacarías, de la Orden de los Menores, y uno de los seis primeros religiosos que San Francisco envió a Portugal para consagrarse a la conversión de los moros, Alanguer, 1226.
5 DE MAYO

-San Nancto, abad. (s. VII).

-Santa Crescenciana, mártir, Roma.

-San Silvano, mártir; San Eutiquio, mártir, Alejandría.

-Santos Irenio, Pelegrino e Irene, mártires, Salónica.

-San Joviniano, mártir, Auxerre (Francia), 304.

-San Angel, mártir, Alicote (Sicilia), muerto por los herejes hacia 1225.

-San Máximo, obispo y mártir, Jerusalén, 350.

-San Eulogio, obispo de Edesa (Siria) 381.

-San Hilario, obispo de Arlés (Francia), autor de las Homilías de las fiestas del Año y Explicación del Símbolo, 449.

-San Niceto, obispo de Viena (Francia), 392-395.

-San Teodoro, obispo de Bolonia (Italia), hacia 530.

-San Geroncio, ob. de Milán, 470.

-San Sacerdote, obispo, Sagunto, s. VI.

-La conversión de San Agustin en Milán, bautizado este dia por San Ambrosio, 387.

-Beata Ida de Nivelles (Francia), esposa de Pipino de Landen y madre de Santa Gertrudis, 652.

-Nuestra Señora de las Gracias, Roma, fiesta instituída por Pío V, s. XVI.

-San Britón, obispo de Tréveris (Alemania), s. IV.

-San Avertino, Cantorbery (Inglaterra), 1180. Fue discípulo de Santo Tomás Becket. Nacido a mediados del siglo XII, se consagró a la vida religiosa entre los canónigos de San Gilberto, recién fundados. Acompañó a Santo Tomás en el Concilio de Tours, donde fue condenado el antipapa Víctor, y poco después, asesinado el arzobispo de Cantorbery, dejó definitivamente su tierra para retirarse a Francia, donde vivió haciendo vida de anacoreta en un bosque cercano a Tours, 1180.

Santos: Angel, Hilario, Niceto, Eulogio, Teodoro, Geroncio, Máximo, obispos; Eutimio, Crescenciana, Irene, Ireneo, Joviniano, Peregrino, Gregorio, Arquelao, Felicísima, mártires; Nancto, eremita.
6 DE MAYO

-Santo Domingo Savio († 1857)

-San Juan ante Portam Latinam, Martirio en Roma, s. I.

-San Evodio, mártir, obispo de Antioquía, 62.

-San Lucio, obispo de Cirene, (África), s. I.

-Santos Heliodoro y Venusto, con otros sesenta y cinco mártires, África.

-San Teódoto, obispo y mártir, Chipre, siglo IV.

-San Juan Damasceno (27 marzo), Damasco, s. VIII.

-San Protógeno, obispo de Carrés (Mesopotamia).

-Santa Benedicta, virgen, Roma, s. V.

-San Justo, obispo y mártir, Viena (Francia), 168.

-Beata Isabel de Buda (Hungría), Roma, hija de Andrés III, 1388.

-Beata Bonizella, virgen, Siena (Italia). 1300.

-Beata Prudencia, virgen, Como (Italia), 1492.

-San Petronax, obispo de Montecasino, 725. Pertenecía a una poderosa familia de la región de Nápoles. Movido por el deseo de vida religiosa, resolvió gastar toda su hacienda en la restauración del monasterio de Montecasino, que estaba desierto y arruinado desde que un siglo antes pasaron por allí los lombardos. Alentado por el pontífice San Gregorio II, llevó adelante su proyecto, recogió las tradiciones del santo patriarca, reunió compañeros, participantes de su entusiasmo, y restableció en la sagrada montaña la observancia de la Regla benedictina.
7 DE MAYO

-Beata Madre María de San José. Primera beata venezolana.

-Santa Eufrosina y Teodora, mártires, Roma, 99.

-San Juvenal, mártir.

-Santos Flavio, Augusto y Agustín, hermanos, Nicomedia, s. III.

-San Cuadrato, mártir, Nicomedia, s. III.

-San Benedicto II, papa. Roma, 685.

-San Juan de Bevérley (8 mayo), obispo de York, 1721. Puede ser considerado como un precursor del benedictino Pedro Ponce de León, inventor del método de hacer hablar a los sordomudos. También él fue monje, después de haber estudiado letras divinas y humanas en el monasterio de Whitby, gobernado por una monja princesa, Santa Hilda. Gobernó primero la diócesis de Hexam, de donde pasó a la de York. Cuenta de él su biógrafo que llegó a hacer hablar a un sordomudo, enseñándole la vocalización paciente e ingeniosamente. Murió en 721.

-San Pedro, obispo de Pavía (Italia), 738.

-San Domiciano, obispo de Maéstrich (Holanda), 560.

-San Valeriano, obispo de Auxerre (Francia).

-San Sereno, abad, Chateau-Thierry (Francia), s. VIII.

-Santa María, madre de Santiago y Salomé, Evreux (Francia), s. I.

-Santos Euvaldo y Sixto, mártires, Gerona, s. IV.

-San Alberto el labrador, nacido en Ogna y muerto en Cremona, cuyos campos santificó con su trabajo humilde y amoroso. Fue contemporáneo de San Isidro, el labrador de Castilla, 1190.
14 DE MAYO

-San Matías, apóstol, Judea, s. I.

-Santa Juana de Arco (31 mayo), 1432.

-Santa Gema Galgani, virgen.

-San Bonifacio, mártir, Tarso (Asia Menor), siglo IV.

-San Poncio, mártir, Francia 257.

-San Víctor y Santa Corona, mártires, Siria, s. II.

-Santas Justa, Justina y Henedina, mártires, Cerdeña.

-San Pascual, papa, que sacó innumerables cuerpos de mártires de las Catacumbas y los distribuyó por todas las iglesias de Roma, 824.

-San Bonifacio, obispo, Forentino (Italia), s. VI.

-San Pomponio, obispo de Nápoles, 538.

-San Pacomio, abad, fundador de innumerables monasterios en Egipto, 384.

-San Gadescalco, abad de San Bertin (Francia), 1176.

-San Gerásimo, abad, Calabria (Italia).

-San Gil de Santarén, 1265.

-Santa Juliana de Norwich, célebre por sus revelaciones y escritos místicos (Inglaterra, 1342). En ellos se nos manifiesta como una alma poco instruida en las ciencias humanas, pero abrasada en los amores divinos. Es, sobre todo, uno de los más asombrosos ejemplares que el cristianismo ofrece como apasionados del sufrimiento. Todos los días pedía tres gracias: sentir hondamente la pasión de Cristo, padecer graves enfermedades por su gloria y vivir unida con Dios. A los treinta años cayó enferma y el resto de su existencia fue una agonía terrible.

-Beato Tutón de Ratisbona, monje de San Emerardo, secretario del emperador Arnoldo y obispo de Ratisbona; perseguido por el emperador Corvado, a quien acusó de haber robado y vendido un maravilloso Evangelio de su iglesia catedral.
15 DE MAYO

-San Isidro Labrador, patrón de Madrid, siglo XII.

-Los siete varones apostólicos (s. I).

-Santa Juana de Lestonnac († 1640)

-Los siete varones apostólicos, Torcuato, Tesifonte, Segundo, Indalecio, Cecilio, Esiquio y Eufrasio, quienes según el testimonio de San Gregorio VII en una carta al rev Alfonso VI, fueron enviados por los apóstoles San Pedro y San Pablo a evangelizar España. Desembarcaron en Cádiz, dónde hicieron muchos milagros, y después de haber predicado por casi toda la Península, sobre todo en Andalucía, murieron: Torcuato en Cádiz, Tesifonte en Vergi (Almería), Segundo en Avila, Indalecio en Portilla, Cecilio en Elvira, Esiquio en Gibraltar y Eufrasio en Andújar.

-San Mancio, mártir, en Evora (Portugal). s. VI.

-San Isidro, mártir, isla de Quio (Grecia), 251.

-Santos Pedro, Andrés, Pablo y Dionisia, mártires, Lampsaco (Grecia), 250.

-San Simplicio, obispo y mártir, Fausina (Cerdeña), s. IV.

-Santos Casio, Victorino, Máximo y compañeros mártires Auvernia (Francia).

-Santa Dimpna, virgen y mártir, hija del rey de Irlanda. Bélgica, s. VII. Su martirio constituye una de las páginas más tenebrosas de la barbarie humana. Pues a la muerte de su madre, los grandes aconsejaron al rey, su padre, se casase con su propia hija. Para evitar tan horrendo propósito, la joven huyó al desierto. Encontrada por los esbirros de su padre, éste, llevado de su infame pasión, al no verse correspondido, mató a su propia hija. Con ella, fue martirizado el sacerdote Gereberno, que la había escondido y guiado en la virtud.
-San Ruperto, príncipe alemán, cuya vida escribió Santa Hidelgardis, s. IX.

-Beata Berta, madre de San Ruperto.

-San Reticio, obispo de Autun (Francia), 334.

-San Emigdio, obispo y mártir.



  Ver política de privacidad