Pueblos de España

Pueblos de España - Mensajes de Eufra7

Mensajes enviados por Eufra7:

Por otro lado, el Papa habla de conciencia del individuo y de que todos tenemos que sentir esta responsabilidad. Aunque tiene que haber una coordinación pacífica de alianzas. Por eso el nuevo dicasterio de alguna forma se incluirá al de Justicia y Paz y parece que se convertirá en una Congregación que se ocupará de estos temas tan importantes.
En estos dos años de pontificado, el papa Francisco ya ha hablado sobre estos temas…
-- Si leemos todo el magisterio del papa Francisco, junto con la tradición, vemos por ejemplo la carta que ha enviado a DAVOS antes de Navidad. Aquí subrayó la importancia de la creatividad empresarial. Se ve como el Papa es favorable a innovación que respete la naturaleza y con esta innovación ahorrar mucho respecto a la naturaleza. El Papa no piensa solo en términos espaciales sino temporales: el tiempo es más importante que el espacio. Y una muestra de ello es pensar en las generaciones futuras.
Es necesario poner atención porque muchos han tratado de politizar este asunto y otros han querido minimizar el contenido de la Encíclica. Por eso es importante ir más allá de discusiones politizadas. El Santo Padre, con su autoridad moral, quiere invitar a todos a ser creativos en la forma de gestionar esto y avanzar en nuevos proyectos.
Al mismo tiempo el Papa está preocupado porque ha visto en América Latina, una explotación de la naturaleza por parte de grandes empresas multinacionales con el fin de maximizar los beneficios a cualquier precio.
Hay otra razón. El Papa está muy preocupado por la periferia y la pobreza y se da cuenta que los pobres y los que están en la periferia tienen a sufrir especialmente por los desastres ecológicos. Sin embargo, el progreso tecnológico está en manos de las personas más ricas.
¿Por qué ahora existe ahora una preocupación más específica por la ecología de parte de la Iglesia?
-- Es un año especialmente importante por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre de 2015. Muchos interpretan que la Encíclica ayudará a la reflexión en este encuentro. Pero este es un motivo circunstancial, puntual. Será la primera Encíclica papal dedicada al tema de la ecología, y ¿por qué el Papa quiere hacerlo? Quiere enseñar a todos, no solo a los católicos, a cuidar más el ambiente. Hay que tener en cuenta quién se encarga de ciertos temas ecológicos más novedosos y aparentemente exóticos como: la basura espacial, satélites en órbita…Por eso es importante entender por qué el Papa quiere implicar a todo el mundo en esta preocupación. Fundamentalmente porque Dios ha puesto toda la creación en las manos del ser humano y tenemos esta responsabilidad recibida por Dios. Nosotros ejercitamos el dominio de Dios sobre su creación. De esta forma, especialmente quien está bautizado puede vivir esta tarea de gobernar por el ‘sacerdocio real’.
La Iglesia hoy

'En ecologí­a es necesario ir más allá de discusiones politizadas'
Fecha: 24 de Febrero de 2015

El santo padre Francisco ya ha anunciado en varias ocasiones que este año se publicará su segundo Encíclica, y el tema abordado será la ecología. Un tema que quizá hasta el momento no ha sido uno de los grandes temas debatido en la Iglesia pero cada vez se hace más evidente que es un tema que debe preocuparnos. Y debe preocupar como ciudadanos pero también como cristianos, porque el medio ambiente es un don que Dios regaló al ser humano para que lo cuidara. De estos temas ZENIT ha conversado con don Robert Gahl, profesor de Ética en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz en Roma.
No es la primera vez que el Obispo de Roma reparte algún obsequio a los miles de fieles y peregrinos que acuden cada domingo a la plaza de San Pedro.
"Custodia el corazón" recopila algunas enseñanzas de Jesús y los contenidos esenciales de la fe, como por ejemplo, los siete Sacramentos, los dones del Espíritu Santo, los diez Mandamientos, las virtudes, las obras de misericordia, etc. Cuenta además con breves explicaciones del Catecismo de la Iglesia católica.
Por este motivo, Francisco ha instado a todos los asistentes a hacerse con un libro, llevarlo consigo en el bolsillo y leerlo cada día.
Después del rezo del Ángelus, el Papa ha explicado también que estos textos servirán de "ayuda para la conversión y el crecimiento espiritual, que siempre parte del corazón: allí donde se juega la partida de las elecciones cotidianas entre el bien y el mal, entre la mundanidad y el Evangelio, entre la indiferencia y el compartir".
El Santo Padre ha celebrado de esta manera que, entre los colaboradores que se han encargado de entregar los 50 mil ejemplares previstos, se encontraran un centenar de personas sin hogar, llegadas hasta el Vaticano en peregrinación.
"Y como siempre, también hoy aquí en la plaza, aquellos que están en necesidad son los mismos que nos traen una gran riqueza, la riqueza de nuestra doctrina, para custodiar el corazón", ha añadido, provocando el aplauso de la multitud presente.
"Ahora lo distribuirán los voluntarios, entre los cuales hay muchas personas 'sin techo', que han venido en peregrinación", ha indicado el Pontífice desde la ventana del Palacio Apostólico.
El pequeño volumen, de unas treinta páginas, lleva por título "Custodia el corazón" y tiene en la portada una ilustración del Buen Pastor tomada de un fresco de las Catacumbas de San Calixto en Roma.
La Iglesia hoy

Cien 'sin techo' distribuyen un libro regalado este domingo por el Papa
Fecha: 22 de Febrero de 2015

"Tenemos que convertirnos en cristianos valientes". Este es el programa trazado por el papa Francisco en la primera página del libro de bolsillo que ha regalado este primer domingo de Cuaresma a los fieles reunidos en la plaza de San Pedro.
La vida es un misterio. Cuando se corran los telones tras la muerte, entenderemos un poco lo que pasó. Quizá sólo entonces despertemos. Y el abrazo de un Dios bueno será el premio de los que aquí descubrieron las huellas dactilares de sus manos en cada uno de los vivientes y, de un modo muy especial, en cada hombre y mujer que ahora vive, llora, ama y sufre a nuestro lado...
Así, mientras el mundo corre hacia la globalización, mientras la ciencia crece en sus descubrimientos, y mientras los políticos deciden cómo incrementar las fuentes de energía, una niña de 14 meses contempla un pétalo de geranio en el suelo y nos mira con los ojos sonrientes. Nos dice, con sus ojos limpios, que acaba de descubrir la cosa más hermosa del planeta.
Nos llena de asombro el poder vivir unos días, meses o años en este planeta de tantas sorpresas y misterios. Es más curioso que algunos vivan convencidos de que lo saben ya todo, cuando ni siquiera podemos comprender bien por qué ruge, de vez en cuando, nuestro estómago.
Mientras la vida corre frenéticamente y nos lleva, nos arrastra, casi sin quererlo, a nuestro lado miles y millones de vidas también hacen la carrera con nosotros. Virus y amebas, serpientes y coyotes, niños con el estómago vacío y niños que necesitan hacer dieta de adelgazamiento. Miles de realidades pasean ante nuestros ojos, casi con tal velocidad que apenas sí podemos enterarnos de lo que está ocurriendo. Cuando creíamos haber comprendido una parte del misterio de la vida, llegará quizá el momento de la muerte y nos tocará volar allá donde los ángeles no tienen relojes y donde los hombres ya no saben lo que es odio.
Otros quizá todavía no han empezado a ponerse la pregunta. Desde que nacieron todo era claro. Había que comer deprisa, estudiar rápido, jugar, jugar y jugar, y luego... ¿Luego? Buscar un trabajo, casarse, tener hijos, jubilarse, tener nietos, y... ¿y después qué?
Otros renuncian a buscar, es decir, dejan la curiosidad para mejores momentos. De este modo prescinden de una parte importante de sí mismos, ese deseo de saber que inquieta a cada uno cuando las estrellas aparecen sobre nuestras cabezas o cuando una abeja llena las cestillas de sus patas con un buen cargamento de polen... La verdad es que no tiene mucho sentido nacer, llorar, comer, jugar, pisar las flores y perseguir palomas si no comprendemos exactamente qué es eso de la vida y por qué vivimos y morimos en un planeta que gira sin cansarse y en el que cabemos millones y millones de animales y plantas, hombres y bacterias, tiburones y cangrejos...
Muchos ya estarán pensando que ese ser proyectista es Dios, y que organizó el mundo por amor. Algunos quizá digan que la vida inició en la tierra gracias a algún extraterrestre, es decir, gracias a algún ser sumamente inteligente que se puso a jugar con los elementos de la tierra, puso la vida en marcha y nos dejó aquí, con todo el “jaleo” montado (al menos en sus inicios...). Pero entonces, con esta hipótesis, lo único que hacemos es posponer la pregunta: ¿quién “hizo” al extraterrestre? Otra vez se asoma el nombre de Dios como respuesta.
Otros creen que detrás del origen de la vida hay un diseño, un plan, un proyecto. Desde luego, si se habla de un proyecto, alguno tuvo que haber establecido el plan de fabricación. ¿A quién se le pudo ocurrir poner vida en la tierra? Y, si alguien de fuera inició está aventura que nos sorprende todos los días, ¿por qué lo hizo?
¿Por qué surgió la vida? Las teorías son muchas. Para algunos, todo se debe a la casualidad. Se juntaron unas estructuras con otras, un rayo de sol calentó la mezcla y... “ ¡milagro!” Perdón, “ ¡casualidad!” Apareció una cadena compleja, que, con el pasar de los meses, años, milenios, y otros rayos y “casualidades”, permitió la aparición de los primeros organismos precelulares. Y un día la tierra se estremeció de emoción, cuando la primera célula empezó a navegar en un mar de energía y de fuerzas cósmicas...
El origen de la vida
Mientras la vida corre frenéticamente y nos lleva, a nuestro lado miles y millones de vidas también hacen la carrera con nosotros

Por: P. Fernando Pascual | Fuente: Catholic. net

El hombre es curioso por naturaleza. Queremos saber, no sólo cuando somos niños, sino también cuando las canas van cubriendo nuestras cabezas. Uno de los temas que más nos apasiona es descubrir el origen de la vida.
Ya estamos en Cuaresma. Si la vivimos desde Dios, si la sentimos como un momento de gracia, de mayor compromiso, de lucha contra el mundo, el demonio y la carne, se convertirá en la mejor preparación para la gran fiesta de la Pascua. Entonces la noticia de la Muerte y de la Resurrección de Cristo llegará más dentro y más fuerte a nuestras vidas: nos permitirá vivir los días de Pascua y todo el resto del año como hombres y mujeres redimidos por la Sangre de Cristo, el Cordero inmolado porque amaba al Padre y a los hombres.
La Cuaresma es un tiempo en el que Dios nos invita, nos llama, nos ofrece ocasiones maravillosas para redescubrir nuestra identidad cristiana. Es verdad que Dios actúa siempre, que no hay tiempos sin que nos busque y nos ofrezca su gracia. Pero también es verdad que, como seres humanos, necesitamos estímulos y ayudas concretas para afrontar con más intensidad y esfuerzo lo que deberían ser compromisos constantes de quienes hemos sido tocados por Cristo en el Bautismo.
Pero también podemos recorrer los 40 días que nos preparan a la Pascua desde una perspectiva justa. Si los pensamos como un momento para orar, ayunar, servir, dar; si los vivimos como una invitación de Dios a la conversión, al arrepentimiento, al cambio de conducta; si los aprovechamos para dedicar más tiempo a la lectura de la Biblia... Entonces habremos hecho un buen uso de esos días tan particulares en el calendario cristiano.
¿Cuándo ocurre eso? Cuando vemos la Cuaresma como una tradición de la Iglesia más o menos comprensible pero sin mucho sentido en el ajetreado tiempo que nos ha tocado vivir; cuando buscamos maneras de hacer (nosotros, según los propios deseos) algunos sacrificios para tranquilizar la conciencia y "cumplir"; cuando soportamos con paciencia 40 días en los que nos esforzamos por ser más austeros para llegar luego a momentos de mayor fiesta y alegría... Entonces es que no hemos comprendido el verdadero sentido de la Cuaresma.
Una Cuaresma desde Dios
Cuaresma

Si vivimos la Cuaresma desde Dios, se convertirá en la mejor preparación para la gran fiesta de la Pascua.

Por: P. Fernando Pascual L. C. | Fuente: Catholic. net

Podemos recorrer los 40 días de la Cuaresma desde una perspectiva errónea, sin darles su auténtico sentido.
Propósito
Jesús es la respuesta que todo hombre y mujer busca en su vida, así que hoy seré un reflejo de Cristo en mis relaciones con mis hermanos, asemejando mis pensamientos palabras y obras a las de Él.
"De esta caridad nace también la esperanza, la certeza de que Cristo nos ama y de que el amor de Cristo nos espera y así nos hace capaces de imitar a Cristo y de ver a Cristo en los demás" (Benedicto XVI, 20 de octubre de 2010).
Diálogo con Cristo
¡Jesús, heme aquí! Dispón como quieras de mi, para manifestarte a los hombres. Quiero serte útil. Ayúdame a ser especialmente dócil a tus deseos y a vivir mi fe con coherencia. Concédeme vivir este día íntimamente unido a ti, para transmitirte a mi familia, a mis amigos y a mis compañeros de trabajo. Y así ser una señal tuya para ellos.
Reflexión
La fe -hoy más que en tiempos de Cristo- es un gran don: un don que recibimos gratis. "Gratis lo recibisteis; dadlo gratis" (Mt. 10, 8), nos dirá Nuestro Señor Jesucristo. Tal vez no lleguemos a tener tiempo para dar catequesis, pero sí lo tenemos para vivir el Evangelio. Jesús no ha dejado de mandar señales a los hombres. Inclusive, me pide que yo sea su señal para esta generación: quiere que le preste mi vida para actuar en mí.
Meditación del Papa Francisco

El programa de vuestro congreso se inspira en lo que el Señor le dijo al profeta Jonás: “Vete a Nínive, la gran ciudad”. Pero, al principio, Jonás huye. Se dirige, al contrario, a occidente. Tiene miedo de ir a esa gran ciudad, preocupado más por juzgar que por la misión que se le confía. Sin embargo, después va, y todo cambia en Nínive: Dios muestra su misericordia, y la ciudad se convierte. La misericordia cambia la historia de las personas e, incluso, de los pueblos. Como dice el apóstol Santiago: “La misericordia triunfa sobre el juicio”. La invitación que se le hizo a Jonás, hoy se os dirige a vosotros. Y esto es importante. Cada generación está llamada a ser misionera. Llevar lo que tenemos dentro, lo que el Señor nos ha dado. ¡Esto desde el comienzo! […]

Que el Señor aumente en vosotros la pasión por la misión y os convierta en testigos de su amor y de su misericordia en todas partes. Y que la Virgen santa, Estrella de la nueva evangelización, os proteja y os fortalezca en la tarea que se os ha confiado » (Discurso de S. S. Francisco, 22 de noviembre de 2014).
Petición
Señor, aumenta nuestra fe, concédenos una visión sobrenatural de los acontecimientos para apreciar tu mano paternal durante este día.
Oración introductoria
Jesús, Tú nos has dado bastantes señales con tu vida y palabras como para que te pidamos más. No obstante, ¡compréndenos! Nuestra fe es muy débil y necesitamos que Tú la robustezcas. Te ofrezco esta meditación por todas aquellas personas que no te han conocido y por todos los misioneros del mundo. Aumenta nuestra fe de tal manera, que no podamos menos que darte a los demás: primero con nuestro ejemplo, y después con las palabras.
No se le dará otra señal que la de Jonás
Cuaresma y Semana Santa

Lucas 11,29-32. Cuaresma. Cada generación está llamada a llevar lo que tenemos dentro, lo que el Señor nos ha dado.

Por: Gustavo Velazquez | Fuente: Catholic. net

Del santo Evangelio según san Lucas 11,29-32
En aquel tiempo, la multitud se apiñaba alrededor de Jesús y éste comenzó a decirles: «La gente de este tiempo es una gente malvada. Pide una señal, pero no se le dará otra señal que la de Jonás. Pues así como Jonás fue señal para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para la gente de este tiempo.
Cuando sean juzgados los hombres de este tiempo, la reina del sur se levantará el día del juicio para condenarlos, porque ella vino desde los últimos rincones de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón. Cuando sea juzgada la gente de este tiempo, los hombres de Nínive se levantarán el día del juicio para condenarla, porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás».
A quien se interna en su vida le da la sensación de que Dios lo preparó para la contrariedad. Y lo muy curioso del caso es que sus enfrentados siempre fueron clérigos. ¿Tan feo les pareció Valerio? Muchos de los buenos afirman, con pueril benevolencia, que es muy difícil convivir en esta tierra con un santo verdadero; pero quizás no caen en la cuenta de que a quien seriamente le cuesta convivir con los demás es al que lleva vida recta.

Fuente: Spider + archimadrid —
Terminó su vida a finales del siglo VII y sus reliquias se conservaron en el Altar Mayor de la iglesia del monasterio de san Pedro de los Montes, de la orden benedictina, cerca de Ponferrada.
También escribió dejando por escrito testimonio de la época. Esta literatura se conservó en el monasterio de Carracedo y la mantuvo como tesoro la iglesia de Oviedo. Su pluma dejó a la posteridad la vida de san Fructuoso, un abundante grupo de máximas y consejos a los religiosos del Bierzo, las revelaciones de los monjes Máximo y Bonelo y la historia del abad Donadeo.
En el mismo Bierzo, allí donde Fructuoso fundó el monasterio de san Pedro, encuentra un lugar tranquilo y puede reanudar una vez más su vida penitente y orante de eremita. El obispo de Astorga, Isidoro, le llama y pide su compañía para asistir al concilio de Toledo, al que no llegan por la muerte del prelado.
La gente del lugar le echa de menos y le sugieren un nuevo sitio para vivir, rezar y predicar. En Ebronato le edifican los fieles un oratorio donde se instala y recomienza. Como la gente se arremolina en torno a él, el obispo nombra un presbítero para que atienda la pequeña iglesia construida; Justo se llama el pastor y su justicia en el nombre se queda. De nuevo queda Valerio sin techo y reducido a la miseria. La gente sigue queriéndole y sufre la mala envidia de Justo que en alguna ocasión llegó a emplear la violencia física contra Valerio.
Fallido el intento monacal, comienza una vida de oración y penitencia viviendo al estilo de los antiguos eremitas. Su modo de vivir, poco frecuente en la época, hace que de boca en boca vaya pasando la noticia de su existencia entre los habitantes del lugar que empiezan a visitarle en la ermita que hay junto al castillo llamado de la Piedra, en Astorga. Allá concurren con deseos de escucharle y de ser confortados en sus penas. El clérigo el cuidador de la ermita sólo comienza a interesarse por ella cuando advierte el sonar de las monedas y huele los pingües beneficios de las ofrendas; como se posesiona de ellas de mala manera, el santo se marcha para no facilitar su codicia extrema; pero hasta los pocos libros que tenía hubo de dejarlos en la ermita por considerar el clérigo chupón que fueron de ella.
Nacido en Astorga y cristiano desde pequeño. La región del Bierzo es el escenario de sus virtudes y de su vida. Quiso entrar en el monasterio que fundó san Fructuoso en Compludo, pero por razones todavía hoy desconocidas no pudo entrar.
Vida de San Valerio de Astorga

Valerio, confesor († s. VII)

Santo de heroicas virtudes y de invicta paciencia en la adversidad.
San Valerio de Astorga

25 de febrero
Siglo VII

Nombre
Valerio (Masculino)

Celebran
Valerio

Otros santos
Otros santos con nombre Valerio 

Celebración
25 de febrero
Santos del día 25 de febrero

• San Valerio de Astorga
•Santa Aldetrudis
•San Néstor de Magido
•Beato Avertano
•Beato Roberto de Arbrisel
•Beato Sebastián Aparicio
Según nuestros visitantes este día también se celebran estos santos.

•Adrián
•ÁFRICA
•Agostina
•Ainhoa
•Alejandra
•Alejandro
•Alexandra
•Alexis
•Ángel
•Anghela
•Ania
•Arnau
•Braulia
•Carlos
•César
•Cesáreo
•Claudia
•Consuelo
•Daniel
•Davinia
•Elena
•Encarnación
•Gabriel
•Gertrudis
•Irene
•Itzel
•Jessica
•Jorge
•Joshua
•Juan
•Lautaro
•Leticia
•Lorena
•María Isabel
•Mariana
•Mirella
•Míriam
•NAIARA
•Natacha
•Natalia
•Nayara
•Néstor
•Nicolás
•Procuro
•ROCÍO
•Romeo
•Sebastián
•Tania Marisela
•Teresa
•Valentina
•Victor

•Felicidades a todos los que celebran su onomástica hoy.-



  Ver política de privacidad